Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

      1790-1799

      1780-1789

          1789

          1788

          1787

          1786

          1785

          1784

          1783

          1782

          1781

          1780

      1770-1779

      1760-1769

      1750-1759

      1740-1749

      1730-1739

      1720-1729

      1710-1719

      1700-1709

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XVIII > 1780-1789 > 1785

Expediente sobre la petición presentada por Juan José de Anciola para que se remitan a la ciudad de México los certificados de sus estudios, con Miguel Hidalgo como testigo de su persona.
Valladolid, agosto de 1785.

[Al margen: (Ver Nota 1)

Témporas de septiembre /

Dimisoriado.]

Ilustrísimo señor:

Juan José de Anciola, a nombre y prestando voz y caución juratoria y en debida forma de derecho por el bachiller Sebastián Vicente Legorburu y Murua, natural de los reinos de Castilla, en la Villa de Legazpia, obispado de Pamplona y provincia de Guipúzcoa, y actual colegial del real y más antiguo de San Pedro y San Pablo y San Ildefonso, de la corte de México, ante su ilustrísima con el debido respeto, digo: que el expresado bachiller a quien el señor licenciado don Blas de Oyza y Uzcarres, prior de la santa iglesia catedral de esta ciudad de Pamplona, y por su muy ilustre cabildo gobernador vicario general de aquel obispado sede vacante por muerte del ilustrísimo señor don Juan Lorenzo de Irigoyen y Duturi de buena memoria en sus dimisorias generales para todas las órdenes menores y mayores y hasta el presbiterado inclusive, dadas en diez de julio del año pasado de setenta y nueve, concede amplia facultad de usar de ellas en cualquiera parte de los dominios de España, precediendo por lo que toca a su residencia en Indias las disposiciones y requisitos prevenidos por el Santo Concilio de Trento y constituciones apostólicas, residió en esta ciudad dos años y cinco meses poco más o menos, en los que fue colegial del Real y Primitivo de San Nicolás Obispo; por lo que la certificación de vuestra señoría ilustrísima deba de servir mandar que practicadas las debidas diligencias por lo que toca a otra su residencia en otra ciudad se me dé certificación bastante para que remitiéndosela a México pueda el dicho bachiller en virtud de ella, y usando de la mencionada facultad, presentarse a obtener órdenes donde le parezca conveniente.

Por tanto.

A vuestra señoría ilustrísima suplico mande hacer como pido, que en ello recibirá mi parte todo bien y merced, etcétera.

Otro sí: para efecto de hacer constar a vuestra señoría ilustrísima las recomendables circunstancias de mi parte, que ameritan su expresada pretensión demostró con juramento tres certificaciones: la una de su maestro de filosofía en dicho Real y Primitivo Colegio de San Nicolás Obispo de esta ciudad.

Otra del secretario del mismo colegio.

Y otra del rector del ilustre y muy antiguo de San Pedro y San Pablo y de San Ildefonso de la corte de México, que manifiestan la carrera hecha de mi parte en dichos estudios, y su acreditada, juiciosa conducta, cuyos documentos suplico se me devuelvan para los usos que a mi parte convengan.

Pido ut supra.

Juan José de Anciola

[Rúbrica]

Valladolid, agosto de 1785.

Practíquense las diligencias previas a la pretensión del suplicante, y hecho dése cuenta para proveer.

Así su señoría ilustrísima el obispo mi señor lo decretó y rubricó.

Ante mí, don José Aguilera, secretario.

En la ciudad de Valladolid en doce de agosto de mil setecientos ochenta y cinco años, estando en el Real y Primitivo Colegio de San Nicolás Obispo de esta ciudad, y siendo presente el bachiller don Miguel Hidalgo, presbítero catedrático de teología escolástica, le recibí juramento que hizo in verbo Sacerdotis tacto pectore, y a cuyo cargo ofreció decir verdad en lo que supiere, y fuere preguntado, y siéndolo por el conocimiento, vida y costumbres del bachiller don Sebastián Vicente de Legorburu y Murua dijo:

Que hace cinco años lo conoce y que con el motivo de haber sido su discípulo en filosofía lo trató, y comunicó, y así le consta que es dicho bachiller honesto, quieto, recogido y aplicado de estudio, que también le consta que frecuentaba los santos sacramentos y otros actos de virtud, por lo que lo juzga digno de las órdenes menores y mayores que pretende.

Que en contra de lo dicho, no sabe ni ha oído decir cosa así contrario, ni menos que tenga impedimento, que le obste a la recepción de otras órdenes.

Y que lo que lleva declarado es lo que sabe, y la verdad, so cargo de juramento que tiene hecho en que se afirmó y ratificó y lo firmó de que doy fe.

Bachiller Miguel Hidalgo y Costilla

[Rúbrica]

Fernando de Campuzano [rúbrica], notario receptor.

Inmediatamente cuando en el mismo Real y Primitivo Colegio, y siendo presente el bachiller don Eugenio Bravo, presbítero, catedrático de teología moral y tesorero del referido colegio, le recibí juramento que hizo como el antecedente bajo el que ofreció decir verdad en lo que se le preguntara, y siéndolo al tenor del testigo antecedente, dijo que todo el tiempo que el bachiller Sebastián Vicente de Legorburu y Murua residió en el expresado colegio, le trató y le comunicó, y no le advirtió inclinación a vicio alguno, antes sí lo vio portarse con juicio, modestia y compostura, frecuentando los santos sacramentos, oyendo misa, y rezando el santo rosario, por lo que lo tiene por hábil para ascender a los órdenes menores y mayores que pretende.

Que en contra de lo que lleva declarado no sabe cosa en contrario, ni tampoco que el dicho Legorburu se halle ligado con impedimento que le obste su recepción.

Que esta es la verdad so cargo de juramento que tiene hecho en que se afirmó y ratificó, y lo firmó de que doy fe.

Bachiller Eugenio Bravo

[Rúbrica]

Fernando de Campuzano [rúbrica], notario receptor.

Señor cura rector o su lugarteniente del sagrario de esta santa iglesia catedral.

Sírvase vuestra merced: de mandar anunciar en esta iglesia parroquial en tres días festivos inter missarum solemnia, según disposición conciliar, de bachiller don Sebastián Vicente de Legorburu y Murua, natural de los reinos de Castilla en la Villa de Legaspia, obispado de Pamplona, que pretende ascender a los órdenes menores y mayores, para que si alguna persona supiere que tenga algún impedimento que le obste a su recepción, lo manifieste pena de excomunión mayor.

Y puesta certificación de lo que resultare a continuación de este rótulo, se devolverá a la secretaría de Gobierno para dar su señoría ilustrísima el obispo mi señor, de cuyo mandato se remite el presente.

Valladolid, agosto cinco de mil setecientos ochenta y cinco años.

José Aguilera [rúbrica], secretario.

Certifico que amonestado el bachiller contenido en el rótulo que antecede en esta santa iglesia catedral, en tres días festivos continuos inter missarum solemnia y que fueron el seis, siete y diez del corriente, y pasadas veinte y cuatro horas de la última, no le ha resultado impedimento que le obste de ascender a los órdenes que pretende.

Valladolid y agosto once de mil setecientos ochenta y cinco años.

Reverendo Francisco Díaz

[Rúbrica]

Valladolid, agosto 3 de 1785.

Vistas estas diligencias, y en atención a que no ha resultado impedimento alguno del bachiller don Sebastián Vicente de Legorburu y Murua contenido en ellas, que le obste a los órdenes menores y mayores que pretende, despáchense las testimoniales que pide según con lo que en la forma regular para que las presente donde le convenga.

El ilustrísimo señor maestro deán fray Antonio de San Miguel, obispo de Michoacán del consejo de su majestad mi señor así lo decretó y rubricó.

[Rúbrica]

Ante mí, don José Aguilera, secretario.

Despáchense los ceremoniales.

[Fuente: UIA, Colección documental / I, 34.]

Notas:

1. Valladolid, agosto de 1785.

2. UIA: Universidad Iberoamericana

Fuente:

Miguel Hidalgo y Costilla. Documentos de su vida 1750-1813. 4 Tomos. Investigación, recopilación, transcripción, edición y notas: Felipe I. Echenique March y Alberto Cue García. Instituto Nacional de Antropología e Historia. México, primera edición. 2009. Volumen I: 1750-1799. 662 pp.