Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

      1790-1799

      1780-1789

      1770-1779

          1779

          1778

          1777

          1776

          1775

          1774

          1773

          1771

          1770

      1760-1769

      1750-1759

      1740-1749

      1730-1739

      1720-1729

      1710-1719

      1700-1709

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XVIII > 1770-1779 > 1774

Información referente a la recepción de la primera clerical tonsura y cuatro menores órdenes a título de idioma otomí que Miguel Hidalgo recibió en el obispado de Michoacán.
Valladolid, marzo 9, 12, 18, 23, 25 y 28 de 1774.

El bachiller don Antonio Cayetano de Tejeda, cura coadjutor y teólogo eclesiástico sustituto de este pueblo de Pénjamo y su partido, por el ilustrísimo señor doctor don Pedro Anselmo Sánchez de Tagle del consejo de su majestad, dignísimo obispo de la santa iglesia catedral de la ciudad de Valladolid, provincia y obispado de Michoacán etcétera, mi señor: (Ver Nota 1)

Certifica en cuanto puede y debe como el derecho le permite que entre los libros de la administración de este curato se halla uno forrado en pergamino cuyo título es Libro en que se asientan las partidas de bautismos de españoles de esta feligresía de San Francisco Pénjamo, el que comenzó el año de mil setecientos treinta y cinco en el cual a fojas diez y nueve vuelta a la cuarta partida, consta una, que sacada a la letra es como sigue:

En la capilla de Cuitzeo de los Naranjos a los diez y seis de mayo de setecientos cincuenta y tres años, el bachiller don Agustín de Salazar, teniente de cura, solemnemente bautizó, puso óleo y crisma, y por nombre Miguel Gregorio Antonio Ignacio a un infante de ocho días, hijo de don Cristóbal Hidalgo y Costilla, y doña Ana María Gallaga, españoles cónyuges vecinos de Corralejo, fueron padrinos don Francisco y doña María de Cisneros de dicha hacienda, a quienes se amonestó el parentesco y obligación, y lo firmó con el actual cura.

Bernardo de Alcocer = y al margen = Miguel Gregorio vecino de Corralejo.

La cual está fiel y legalmente sacada como es a ver su original que consta en este dicho libro que es de mi cargo y queda en este juzgado al que me remito siendo testigo de verdad sacar y concertar los señores bachilleres Francisco Xavier de Vargas y don Pablo de Ochoa, presbíteros de este obispado.

Dada en dicho pueblo de Pénjamo a los cuatro días del mes de octubre de mil setecientos sesenta y cinco años.

Don Antonio Cayetano de Tejeda

[Rúbrica]

Por mandato de su merced, Nicolás de Vargas, notario sustituto.

Ilustrísimo señor.

El bachiller Miguel Hidalgo y Costilla, originario del pueblo de Pénjamo, colegial teólogo, pasante del Real y Primitivo de San Nicolás Obispo, hijo legítimo de legítimo matrimonio de don Cristóbal Hidalgo y Costilla, y de doña Ana María Gayaga, parezco ante vuestra señoría ilustrísima rendidamente, y digo, que respecto a haber determinado vuestra señoría ilustrísima celebrar órdenes, suplico a vuestra señoría ilustrísima me haga el honor de admitirme para la primera clerical tonsura, y cuatro menores órdenes a título de idioma otomí.

Por tanto.

A vuestra señoría ilustrísima pido y suplico se sirva proveer como llevo pedido, en que recibiré merced y gracia.

Bachiller Miguel Antonio Hidalgo y Costilla

Valladolid, marzo 9 de 1774.

Admítese el suplicante para la primera clerical tonsura, y cuatro menores órdenes, que pretende a título de idioma otomí; líbrese despacho cometido al cura vicario juez eclesiástico o a su sustituto del partido de Pénjamo para que en la forma acostumbrada practique las diligencias conciliares y hechas las remita a nuestra secretaría de Gobierno.

Y respecto a la residencia que ha tenido en esta capital dicho suplicante; recíbase por el presente secretario, a quien damos comisión bastante, información en orden a su vida, y costumbres, y despáchesele rótulo para que en esta santa iglesia catedral se publique en tres días festorios (Ver Nota 2) para en vista de lo que resultare proveer lo conveniente.

Así el señor doctor don Pedro Jaurrieta, gobernador provisor y vicario general por el ilustrísimo señor doctor don Luis Fernando de Hoyos Mier, obispo de Michoacán del consejo de su majestad, etcétera, mí señor lo decretó y rubricó.

[Rúbrica]

Ante mí, licenciado Pedro Zarzoza, secretario.

En Valladolid a veinte y tres de marzo de mil setecientos setenta y cuatro años, para la información que previene el antecedente superior decreto se presentó por testigo el bachiller don Timoteo Ortiz de Alcalá, colegial teólogo en el Primitivo de San Nicolás Obispo a quien conozco, y del que en virtud de la comisión, que me es conferida, recibí juramento que hizo a Dios nuestro señor y por la señal de una cruz so el cual prometió decir verdad en lo que supiere y fuere preguntado, y siéndolo en todo lo necesario.

Dijo: que habrá tiempo de siete años conoce al que lo presenta, por lo que sabe y le consta que es inclinado al estudio, estudioso, de buena vida y arregladas costumbres; que le ha visto frecuentar los sacramentos, oír misma y ejercitar otros actos de verdadera devoción; que no sabe ni ha oído decir tenga vicio alguno, ni entre en casa sospechosa; y menos que le asista impedimento o irregularidad para promoverse al [tachado: sacro subdiaconado] tonsura y grados que pretende, que no ha oído cosa en contra de lo declaro por ser público y notorio, pública voz y fama, y la verdad para descargo del juramento hecho con el cual ratificó esta deposición, dijo no tocarle las generales de la ley, tener veinte dos años de edad y lo firmó.

Bachiller Timoteo Ortiz de Alcalá

[Rúbrica]

Licenciado Pedro Zarzoza

[Rúbrica]

Inmediatamente para dicha información se solicitó de testigo a don José Andrés de Orozco, colegial teólogo en el Primitivo de San Nicolás Obispo, a quien conozco, y del que recibí juramento que hizo por Dios nuestro señor y la santa cruz, so el cual prometió decir verdad en lo que supiere y fuere preguntado; y siéndolo como el antecedente dijo:

Conocer al bachiller Hidalgo que lo presenta habrá cosa de cuatro o cinco años en que le ha tratado y comunicado, por lo que sabe y le consta que es ingenuo, quieto y sosegado, inclinado al estudio, estudioso y de buenas costumbres pues le ha visto frecuentar los sacramentos, oír misma y practicar otros actos de devoción y no sabe ni ha oído decir tenga vicio alguno, que entre en casa que induzca sospecha, y menos que le asista impedimento o irregularidad para promoverse a la primera clerical tonsura y cuatro menores órdenes que pretende; que no ha oído cosa en contra de lo declarado por ser público y notorio, pública voz y fama, y la verdad para descargo del juramento hecho con el cual ratificó esta su deposición.

Dijo no tocarle las generales de la ley, tener veinte años de edad y lo firmó.

José Antonio de Orozco

[Rúbrica]

Licenciado Pedro Zarzoza

[Rúbrica]

Nos el doctor don Pedro Jaurrieta, colegial del Insigne, Viejo y Mayor de Santa María de Todos los Santos de la corte de México, abogado de la Real Audiencia de ella, arcediano dignidad de esta santa iglesia catedral, comisario subdelegado general y juez apostólico de la Santa Cruzada, examinador sinodal, gobernador provisor y vicario general por el ilustrísimo señor doctor don Luis Fernando de Hoyos Mier, obispo de Michoacán del consejo de su majestad, etcétera.

Por el presente damos comisión en forma al cura vicario juez eclesiástico o a su sustituto del pueblo de Pénjamo para que reciba información de genere, vita et moribus al bachiller don Miguel Hidalgo y Costilla originario de dicho pueblo, hijo legítimo de Cristóbal Hidalgo y Costilla, y de doña Ana María Gallaga, y que habida la que baste, le haga amonestar en aquella parroquia en tres días festivos inter Missarum solemnia, según lo dispuesto por el santo Concilio de Trento; para que si alguna persona supiere, que el dicho bachiller tenga algún impedimento, que le obste, para la recepción de la primera clerical tonsura, y cuatro menores órdenes a que pretende ascender, lo manifieste, y declare, pena de excomunión mayor.

Y ordenamos al cura, vicario juez eclesiástico o a su sustituto que de oficio, y con todo secreto, proceda a recibir otra información separada, en orden a la legitimidad, limpieza de sangre, vida y costumbres del nominado pretendiente; y que hechas dichas informaciones, y certificada la resulta de las publicadas, las remita a nuestra secretaría de Gobierno, acompañadas del informe, que nos haga, de lo que en el particular le conste (sobre que le encargamos gravísimamente la conciencia) autorizadas, cerradas y selladas, para en su vista proveer lo que convenga.

Dado en la ciudad de Valladolid a nueve días del mes de marzo de mil setecientos setenta y cuatro años.

Pedro Jaurrieta

[Rúbrica]

Por mandado del señor gobernador provisor y vicario general, licenciado Pedro Zarzoza, secretario.

Pénjamo y marzo once de setecientos setenta y cuatro años por el señor cura y juez eclesiástico de este partido, doctor don Antonio de Tejeda, el superior despacho que antecede dijo su merced se guarde, cumpla y ejecute y para su pronto y debido efecto recíbanse los testigos que la parte presentare, quienes bajo la religión del juramento que hagan en toda forma declaren sobre los particulares de dicho superior ordenamiento.

Por este así su merced lo proveyó, mandó y firmó.

Doy fe.

Doctor Antonio de Tejeda

[Rúbrica]

Ante mí, Manuel de Sardaneta, notario sustituto.

En el pueblo de Pénjamo a los doce días del mes de marzo de setecientos setenta y cuatro, ante el señor cura y juez eclesiástico de este partido doctor don Antonio de Tejeda compareció, presentado por la parte, don Juan de Vargas en su propia persona (que doy fe conozco), español vecino de este dicho pueblo, quien juramentado en forma y conforme a derecho por Dios nuestro señor y la señal de la santa cruz prometió decir verdad en lo que supiera y fuera preguntado, y siéndolo sobre los particulares de esta información dijo:

Que conoce al bachiller Miguel Hidalgo y Costilla, que es hijo legítimo de don Cristóbal Hidalgo y Costilla y de doña Ana María Gallaga, difunta, a quien también conoció, como conoce al referido don Cristóbal, que de ambos sabe ser limpios de sangre porque conoció a Juan Pedro Gallaga y Mandarte y a doña Joaquina Villa- señor, padres legítimos de la expresada doña Ana María, madre del pretendiente, que fueron cristianos viejos limpios de sangre y sin mezcla alguna y que asimismo lo dice la pública voz y fama mediante la cual puede decir conoció también a los padres de dicho Cristóbal Hidalgo y Costilla, aunque no conoció de sus propias personas y por esto no tiene presente sus nombres que sabe fueron también de familia ilustre y conoce algunos eclesiásticos religiosos parientes del mencionado padre del pretendiente don Cristóbal, que en orden a la vida y costumbres del referido bachiller don Miguel Hidalgo sabe que son buenas, que es muy inclinado, bien criado y que en fin no sabe de él cosa que se oponga a su pretensión, que es hermano por padre y madre del bachiller don Joaquín Hidalgo y Costilla, clérigo in sacris a quien también conoce.

Esta dijo ser la verdad de su juramento en el que se afirma y ratifica, y no tocándole las generales dijo tener cincuenta y cuatro años de edad, ser casado con doña Ana Rita Sapion.

Firmó esta su declaración con el señor juez eclesiástico.

Doy fe.

[Rúbrica]

Doctor Antonio de Tejeda

[Rúbrica]

Juan de Vargas

[Rúbrica]

Ante mí, Manuel de Sardaneta, notario sustituto.

Incontinente para seguir esta información se presentó por la parte del bachiller don Miguel Hidalgo y Costilla a don Nicolás de Vargas, español vecino del comercio de este pueblo a quien el señor Juez eclesiástico doctor don Antonio de Tejeda le recibió juramento que hizo en toda forma por Dios nuestro señor y la señal de la santa cruz so cuyo cargo prometió decir verdad en lo que supiere y preguntado fuera, y siéndolo sobre la limpieza de sangre, vida y costumbres del suprascrito bachiller don Miguel Hidalgo y Costilla a quien conoce y sabe ser de sangre limpia porque sabe lo es su padre don Cristóbal Hidalgo y Costilla pues aunque no conoció a sus padres de éste ha oído decir que fueron don Francisco Hidalgo y Costilla y doña María Ana Pérez Espinosa de los Monteros, vecinos del arzobispado de México, descendientes de gente ilustre, y cristianos viejos, que ha conocido varios religiosos parientes muy inmediatos del referido don Cristóbal, como asimismo conoce a los señores curas don José Antonio Gallaga, don José Manuel Villaseñor, que lo son muy inmediatos de la señora su madre del pretendiente y a su hermano el bachiller don Vicente Gallaga, cuyos padres aunque tampoco conoció; pero que sabe fueron don Juan Pedro Gallaga y Mandarte y doña Joaquina Villaseñor, tenidos ambos por tales españoles y limpios de sangre.

Que tocante a la vida y costumbres de mencionado pretendiente no sabe cosa que se oponga a una buena inclinación y crianza que le ha reflejado, que sabe ser muy virtuoso y ajustado.

Dijo ser esta la verdad de su juramento y que en él se afirmaba y ratificaba.

Declaró tener treinta y un años de edad y no tocarle las generales por parte alguna.

Firmó con el señor juez eclesiástico.

De que doy fe.

Doctor Antonio de Tejeda

[Rúbrica]

Nicolás de Vargas

[rúbrica]

Ante mí, Manuel de Sardaneta, notario sustituto.

Inmediatamente para efecto de seguir estas diligencias presentó la parte para tener testimonio a don Santiago Bribiesca, vecino de este pueblo y comerciante en él, a quien por ante mí el señor cura y juez eclesiástico doctor don Antonio de Tejeda le recibió juramento que hizo en la más solemne forma por Dios nuestro señor y la señal de la santa cruz protestando decir verdad en todo, y siendo preguntado sobre los asuntos contenidos en esta información dijo:

Que conoce al bachiller don Miguel Hidalgo y Costilla, que es hijo legítimo de don Cristóbal Hidalgo y Costilla a quien conoce muy bien cómo conoció a doña Ana María Gallaga, madre del pretendiente, que de ambos siempre ha oído decir que penden de buena gente limpia de sangre, e ilustre y conocida cristiandad sin el más mínimo recelo ni [en] lo uno ni en lo otro, que esto en cierto modo le consta porque ha conocido varios eclesiásticos religiosos parientes cercanos del dicho don Cristóbal Hidalgo, como asimismo a los también eclesiásticos que lo fueron de doña Ana María Gallaga cuyos padres y abuelos del pretendiente por esta parte, no conoció pero ha oído la buena opinión y fama en que siempre vivieron como también en la que estuvieron los abuelos por la otra, del referido, y por de don Cristóbal Hidalgo y Costilla.

Que tocante a la vida y costumbres del dicho bachiller don Miguel Hidalgo no ha sabido cosa en contra de un buen concepto que le debe de ser muy aplicado a la virtud y letras.

Dijo ser esta la vedad de su juramento en el que se afirmó y ratificó.

Declaró tener treinta y tres años de edad, y no tocarle las generales por una ni otra parte.

Firmó esta su declaración con el señor juez eclesiástico.

Doy fe.

[Rúbrica]

Doctor Antonio de Tejeda

[Rúbrica]

Santiago Bribiesca

[Rúbrica]

Ante mí, Manuel de Sardaneta, notario sustituto.

En este dicho pueblo de Pénjamo a los doce días del mes de marzo de setecientos setenta y cuatro.

El señor cura vicario juez eclesiástico don Antonio Tejeda vistas estas diligencias debía mandar y su merced mandó se lean en esta iglesia parroquial las tres proclamas dispuestas por el santo Concilio de Trento en tres días festivos continuados Ínter Missarum solemnia para que si alguna persona supiere que el referido pretendiente bachiller don Miguel Hidalgo y Costilla tenga algún impedimento que le obste para la recepción de la primera clerical tonsura, y cuatro menores órdenes, lo declare, pena de excomunión mayor.

Por éste así su merced lo proveyó, mandó y firmó.

Doy fe.

[Rúbrica]

Doctor Antonio de Tejeda

[Rúbrica]

Ante mí, Manuel de Sardaneta, notario sustituto.

El doctor don Antonio de Tejeda, cura propio y juez eclesiástico de este partido de Pénjamo. Certifico en la mejor y más solemne forma haberse publicado en tres días festivos, que lo fueron el trece, diez y nueve y veinte del corriente, inter Missarum solemnia la pretensión del bachiller don Miguel Hidalgo y Costilla, y de las prácticas no ha resultado impedimento alguno que le embarace la recepción de la primera clerical tonsura y cuatro menores órdenes a que aspira.

Por ser así verdad, y en obedecimiento de lo mandado, doy la presente en este pueblo de San Francisco Pénjamo a los veintiuno de marzo año de mil setecientos setenta y cuatro.

Doctor Antonio de Tejeda

[Rúbrica]

[Al margen: Auto de remisión.]

El señor doctor don Antonio de Tejeda, cura propio y juez eclesiástico de este partido de Pénjamo, vistas estas diligencias dijo: se remitieran originales a la secretaría de Gobierno de este obispado, como lo mandó el señor gobernador provisor y vicario general don Pedro Jaurrieta.

Así su merced lo proveyó, mandó y firmó.

Doy fe.

[Rúbrica]

Doctor Antonio de Tejeda

[Rúbrica]

Ante mí, Manuel de Sardaneta, notario sustituto.

En el pueblo de San Francisco de Pénjamo a los catorce días del mes de marzo año de setecientos setenta y cuatro.

El señor cura y juez eclesiástico de este partido doctor don Antonio de Tejeda en virtud de la comisión dada en la ciudad de Valladolid el nueve del corriente por el señor gobernador provisor y vicario general doctor don Pedro Jaurrieta para que de oficio y con todo secreto reciba información de la legitimidad, limpieza de sangre, vida y costumbres del bachiller don Miguel Hidalgo y Costilla, pretendiente de la primera clerical tonsura y cuatro menores órdenes, debía mandar y su merced mandó se proceda a la práctica de dicha información a cuyo efecto se soliciten testigos juiciosos e imparciales que bajo la religión del juramento hecho en debida forma declaren lo que les consta sobre los particulares del asunto.

Por éste así su merced lo proveyó, mandó y firmó.

[Rúbrica]

Doctor Antonio de Tejeda

[Rúbrica]

Ante mí, Manuel de Sardaneta, notario sustituto.

En el referido pueblo dicho día, mes y año en virtud de lo mandado se solicita de parte de este juzgado eclesiástico a don José Isidoro Bribiesca, vecino del comercio, quien habiendo comparecido en su propia persona, que doy fe conozco por ante el señor cura y vicario juez eclesiástico doctor don Antonio de Tejeda se le recibió juramento que hizo por Dios nuestro señor y la señal de la santa cruz ofreció decir verdad en lo que supiera, y preguntado fuera, y siéndolo sobre la limpieza de sangre, vida y costumbres del bachiller don Miguel Hidalgo y Costilla dijo: que lo conoce y sabe que es hijo legítimo de don Cristóbal Hidalgo a quien también conoce, y sabe que es limpio de sangre, y por tal siempre lo ha tenido con-firmando esta su inteligencia con haber visto algunos eclesiásticos parientes muy inmediatos del referido don Cristóbal y que aunque no conoció a sus padres pero ha oído decir que fueron vecinos del arzobispado de México, y que vivieron siempre en buena opinión, y fama, de muy nobles y cristianos, y por lo tocante a la madre del referido pretendiente que lo fue doña Ana María Gallaga, que la conoció, y sabe también fue descendiente de gente ilustre porque conoce al señor cura de la Piedad don José Antonio Gallaga, al doctor don Vicente Gallaga, clérigo presbítero, sus primos hermanos, y al señor cura de Piedra Gorda don José Manuel de Villaseñor, y asimismo conoció al señor cura que lo fue de este partido don Bernardo de Alcocer, parientes muy cercanos de la referida Ana María y también conoce al bachiller don José Joaquín Hidalgo y Costilla, clérigo in sacris, hermano por una y otra parte del mencionado pretendiente, y que así no tiene la más mínima duda en orden a su limpieza de sangre.

Que por lo que mira a la vida y costumbres del suprascrito pretendiente menos la tiene, y no sabe ni ha oído decir cosa que se oponga a una bien reglada vida para el ascenso que pretende.

Dijo ser esta la verdad de su juramento en el que leída esta su declaración se afirmó y ratificó.

Declaró ser casado con doña Rosalía de Orozco, ser de edad de cuarenta y un años, no tocarle las generales y firmó con el señor juez eclesiástico.

Doy fe.

[Rúbrica]

Doctor Antonio de Tejeda

[Rúbrica]

José Isidoro Bribiesca

[Rúbrica]

Ante mí, Manuel de Sardaneta, notario sustituto.

A continuación, para efecto de seguir estas diligencias en conformidad de lo mandado se citó de parte de este juzgado al bachiller don Pedro Rubí de Marimón, clérigo presbítero domiciliario de este obispado, sacristán mayor de Tlaxcalilla y teniente de cura en este partido, a quien doy fe conozco, quien habiendo comparecido ante su merced el señor cura vicario juez eclesiástico señor doctor don Antonio de Tejeda, por ante mí, le recibió juramento que hizo por Dios nuestro señor y la señal de la santa cruz, et in verbo sacerdotis tacto rectore, et corona prometiendo decir verdad en lo que fuera preguntado y sin dolo sobre el asunto que en esta información secreta dijo: conoce muy bien al bachiller don Miguel Hidalgo y Costilla, y sabe que es hijo legítimo por legítimo matrimonio de don Cristóbal Hidalgo y Costilla, y doña Ana María Gallaga, difunta, que de la limpieza de sangre del referido don Cristóbal no le cabe duda alguna porque la pública voz y fama es de que lo es, y que desciende de padres nobles e ilustres, los que aunque no conoció sabe que fueron don Francisco Hidalgo y Costilla y doña María Ana Pérez Espinosa, españoles, vecinos del arzobispado de México y que con el motivo de haber tenido estrecha comunicación con el enunciado don Cristóbal ha conocido varios religiosos parientes suyos, que por lo tocante a la madre del pretendiente doña Ana María Gallaga, está cierto en que fue de sangre limpia y conoce a sus primos hermanos el señor cura de la Piedad (Ver Nota 3) y don Vicente Gallaga, clérigo presbítero, asimismo conoció al señor cura que fue de este partido don Bernardo de Alcocer, y al que lo es de Piedra Gorda don José Manuel de Villaseñor, parientes muy cercanos de la referida doña Ana María Gallaga, de que es hijo legítimo el bachiller don José Joaquín Hidalgo, hermano por la mencionada doña Ana María, y por su padre don Cristóbal Hidalgo y Costilla.

Que en orden a la vida y costumbres del suprainserto pretendiente, le ha conocido ser muy aplicado a la virtud, y letras, de particular honestidad, y compostura en su aspecto y modales, y así juzga el que hará muy buen eclesiástico sin dar qué decir ni desdorar el estado en lo más mínimo.

Dijo ser esta la verdad de su juramento en el que leída esta su declaración se afirmó y ratificó.

Declaró tener cuarenta y cuatro años de edad, no tocarle las generales y firmó con el juez eclesiástico.

Doy fe.

[Rúbrica]

Doctor Antonio de Tejeda

[Rúbrica]

Bachiller Pedro Rubí de Marimón

[Rúbrica]

Ante mí, Manuel de Sardaneta, notario sustituto.

Incontinenti para concluir esta información en atención a lo proveído en el auto que la principia por el señor cura vicario juez eclesiástico de este partido doctor don Antonio de Tejeda, fue llamado de orden de vuestra merced el bachiller don Pedro José de Vargas, clérigo presbítero teniente de cura de esta feligresía, quien habiendo comparecido, se le recibió juramento que solemnemente hizo por Dios nuestro señor y la señal de la santa cruz, e in verbo sacerdotis pectore, et corona tratis, y prometió decir verdad en lo que supiera y se le preguntara, y siendo sobre los particulares contenidos en estas diligencias dijo:

Que conoce al bachiller don Miguel Hidalgo y Costilla, pretendiente de órdenes menores, que sabe es hijo legítimo de don Cristóbal Hidalgo y Costilla y doña Ana María Gallaga a quienes siempre ha tenido, y tiene, por tales españoles y de sangre limpia, descendientes ambos de familias nobles e ilustres porque así lo declara la pública voz y fama por la parte del dicho don Cristóbal, y por la de doña Ana María Gallaga le consta porque conoció a don Juan Pedro Gallaga y Mandarte, y a doña Joaquina Villaseñor, padres legítimos de la referida doña Ana María, que siempre fueron tenidos por limpios de sangre y sin mezcla de alguna y por muy cristianos, que conoce asimismo a los señores curas de la Piedad (Ver Nota 4) y Piedra Gorda (Ver Nota 5) y al doctor don Vicente Gallaga, clérigo presbítero, el primero y segundo primos de la mencionada doña Ana María y el segundo, pariente suyo muy inmediato como lo fue el señor cura de este partido don Bernardo de Alcocer, que aunque a los padres de dicho don Cristóbal no conoció, ha conocido varios religiosos y parientes de distinguidos estados, y empleos suyos.

Que en orden a la vida y costumbres del referido pretendiente no sabe cosa que le pueda ser obstáculo a su pretensión, antes sí le ha advertido buena inclinación, honrado y cristiano modo de proceder.

Dijo ser esta la verdad y se afirmó y ratificó en su juramento.

Declaró tener cuarenta y seis años de edad y no tocarle las generales.

Firmó con el señor juez eclesiástico.

Doy fe.

[Rúbrica]

Doctor Antonio de Tejeda

[Rúbrica]

Bachiller Pedro José de Vargas

[Rúbrica]

Ante mí, Manuel de Sardaneta, notario sustituto.

[Al margen: Auto remitido.]

El señor doctor don Antonio de Tejeda, cura propio y juez eclesiástico de este partido de Pénjamo, dijo:

Que con informe que a continuación pondrá su merced de estas diligencias, se cierren, sellen y remitan a la secretaría de Gobierno como lo manda el señor gobernador, juez provisor y vicario general de este obispado.

Por este auto así lo proveyó su merced y firmó.

De que doy fe.

[Rúbrica]

Doctor Antonio de Tejeda

[Rúbrica]

Ante mí, Manuel de Sardaneta, notario sustituto.

Señor gobernador.

Mi señor:

Conozco a don Cristóbal Hidalgo y Costilla, conocí a doña Ana María Gallaga, consortes legítimos y padres del bachiller don Miguel Hidalgo y Costilla.

Estos caballeros han logrado por estas jurisdicciones una clarísima opinión de limpieza en su sangre.

Y no lo es menos la de la buena crianza, que con feliz suceso han dado a los hijos, entre ellos al bachiller don Miguel, pretendiente de órdenes, cuyos bellos modales cristianos y políticos son recomendables.

Vuestra señoría en vista de todo determinará lo que fuere de su superior agrado, cuya vida que Dios muchos años permita y marzo veinte y uno de setecientos setenta y cuatro.

Esta a los pies de vuestra señoría su más rendido súbdito.

Doctor Antonio Tejeda

[Rúbrica]

Ilustrísimo:

Fray Juan de Santa Catarina, prior del convento de carmelitas descalzos de esta ciudad de Valladolid. Certifico que don Miguel Hidalgo ha tenido ocho días de ejercicios en este dicho convento siguiendo los actos de esta santa comunidad y frecuentando los santos sacramentos, con lo cual nos ha dado muy buen ejemplo.

Y para que conste doy la presente a 25 de marzo de 1774.

Juan de Santa Catarina, prior

[Rúbrica]

[Hoja adjunta al expediente:]

Señor doctor don José Vicente de Gorozabel y Sotomayor.

Muy señor mío: de orden del señor gobernador provisor y vicario general se presenta al señor bachiller don Miguel Hidalgo Costilla a ser examinado, como ad curam anima reim en moral y (mediante intérpretes de satisfacción) en idioma otomí, para promoverse a la tonsura y órdenes menores.

Hecho el sínodo, sírvase vuestra señoría de exponer la calificación del sujeto a consecuencia de esta boleta para que dicho señor gobernador provea lo conveniente.

Dios guarde a vuestra señoría muchos años.

Valladolid y marzo 12 de 1774.

Besa las manos a vuestra señoría su más atento servidor.

Licenciado Pedro Zarzoza, secretario

[Rúbrica]

[Vuelta de la hoja adjunta al expediente:]

Señor licenciado don Pedro Zarzoza.

Muy señor mío: tengo examinado al contenido en esta boleta, en idioma por medio de intérprete, y en materias morales, y tiene la suficiencia bastante para las órdenes que pretende.

Este es mi parecer, salvo etcétera.

Casa de vuestra merced y marzo 18 de 1774.

Besa las manos a vuestra merced su mayor servidor.

Doctor José Vicente de Gorozabel

[Rúbrica]

Puede publicarse en esta santa iglesia catedral en tres días festivos inter Missarum solemnia el bachiller don Miguel Hidalgo que pretende ascender a la primera clerical tonsura y cuatro menores órdenes, para que si alguna persona supiere que tenga algún impedimento lo manifieste pena de excomunión mayor.

Y puesta certificación de lo que resultare, vuélvase rótulo a la secretaría de Gobierno para dar cuenta al señor gobernador provisor y vicario general.

Valladolid y marzo nueve de mil setecientos setenta y cuatro.

Licenciado Pedro Zarzoza, secretario

[Rúbrica]

Certifico que el bachiller don Miguel Hidalgo se amonestó en esta santa iglesia catedral en tres días festivos continuados inter Missarum solemnia y de las amonestaciones no ha resultado impedimento alguno que le obste para la recepción de la primera clerical tonsura y cuatro menores órdenes a que pretende ascender, y para que conste doy la presente en veinte y seis de marzo de mil setecientos setenta y cuatro años.

Bachiller Antonio Martínez

[Rúbrica]

Valladolid y marzo 28 de 1774.

Vistas estas diligencias, y respecto a no haber resultado impedimento alguno al bachiller don Miguel Hidalgo y Costilla, contenido en ellas, que le obste para la recepción de la primera clerical tonsura y cuatro menores que pretende con título de idioma otomí; las aprobamos y damos por bastantes, y en su conformidad y la de constarnos de su idoneidad, y suficiencia, así en latinidad y materias morales, como en dicho idioma por el examen a que le remitimos; haber tenido ejercicios espirituales y hallarse con los demás necesarios requisitos, hágasele saber que ocurra a recibir dichos órdenes el día que con el favor divino los celebrare nuestro ilustrísimo prelado.

Así el señor doctor don Pedro Jaurrieta, gobernador provisor y vicario general por el ilustrísimo señor don Luis Fernando de Hoyos Mier, obispo de Michoacán, del consejo de su majestad, etcétera, mi señor lo decretó y rubricó.

[Rúbrica]

[Fuente: UIA, Colección documental/I, 6.]

Notas:

1. 9 a 26 de marzo de 1774, Valladolid y Pénjamo, dirigida al obispo Luis Fernando de Hoyos, a través del doctor Pedro Jaurrieta; se da respuesta en la misma fecha y se indica el comienzo de las diligencias conciliares para corroborar las informaciones del solicitante Miguel Hidalgo; como resultado de la orden se citan y se presentan testigos en distintas fechas del mismo mes de marzo; en tanto se da comisión al cura y juez eclesiástico de Pénjamo, Antonio de Tejeda, para que reciba "información degenere, vita, et moribus al bachiller don Miguel Hidalgo y Costilla", lo amoneste en la parroquia de la villa en tres días festivos y cite en secreto a otras personas para testificar, todo ello como pruebas de no impedimento para acceder a la tonsura y cuatro órdenes eclesiásticas, habida cuenta del examen de conocimientos y los ejercicios espirituales, en distintas fechas.

Esta documentación contiene, además de una transcripción de la fe de bautismo, varias noticias sobre los ascendientes y algunos parentescos de Miguel Hidalgo.

2. Es decir: festivos.

3. José Antonio Gallaga, cura citado por el testigo anterior.

4. José Antonio Gallaga.

5. José Manuel de Villaseñor.

6. UIA: Universidad Iberoamericana

Fuente:

Miguel Hidalgo y Costilla. Documentos de su vida 1750-1813. 4 Tomos. Investigación, recopilación, transcripción, edición y notas: Felipe I. Echenique March y Alberto Cue García. Instituto Nacional de Antropología e Historia. México, primera edición. 2009. Volumen I: 1750-1799. 662 pp.