Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

      1790-1799

      1780-1789

      1770-1779

      1760-1769

          1769

          1768

          1767

          1766

          1765

          1764

          1763

      1750-1759

      1740-1749

      1730-1739

      1720-1729

      1710-1719

      1700-1709

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XVIII > 1760-1769 > 1769

Diario del Viaje que hace por tierra D. Gaspar de Portolá, Capitán de Dragones del Regimiento de España, Governador de Californias, a los puertos de San Diego y Monterrey y situados en 33 y 37 grados.
1769

Diario del Viage que hace por tierra D. Gaspar de Portolá, Capitán de Dragones del Regimiento de España, Governador de Californias, a los puertos de San Diego y Monterrey y situados en 33 y 37 grados habiendo sido nombrado Comandante en Gefe de esta Expedición por el Ilmo. Señor D. José de Gálvez en virtud de las facultades Vice-Regias que le ha concedido S.E. Dicha expedición se componía de 37 soldados de cuera con su Capitán D. Fernando de Rivera, debiendo éste adelantarse con 27 soldados y el Governador con diez y un Sargento.

El dia 11 de Mayo sali de Santa Maria, ultima Mision del Norte, escoltado de quatro Soldados en compañia del Padre Junipero Serra, Presidente de las Misiones, y el R.° P.e Fr.i Mig.l Campa. En este dia se andubo como quatro horas con poquisima agua para las Bestias, nada de pasto, por lo que obligó á marchar por la tarde para lograrlo aunque sin agua.

El 12 anduvimos por buen camino cinco horas, paramos en el parage que llaman la Poza de agua dulce sin pasto.

El 13 anduvimos corno quatro leguas sin pasto ni agua. En este mismo dia me adelante con los R.R.P.P. á Belicatá. Anduvimos como quatro horas el dia siguiente. Se hizo descanso para establecer al Padre Campa en la Bellicatá para q.e fuese ministro de aquella Mision y se quitase la de Santa Maria por orden del Illmo. Sr. D. Jose Galbez.

El dia 15 salimos dha Mision con el R.P.Fr.i Junipero Serra, anduvimos cinco horas de buen camino, mucho pasto sin agua.

El 16 anduvimos como cinco horas no mui buen camino y paramos en San Juan de Dios, Arroyo de bastante pasto y agua. En este parage nos detuvimos quatro dias para arreglar nuestra marcha, por haber adelantado al Sargento con seis hombres mas que componian el todo 10 hombres.

El 21 anduvimos tres horas y media siempre por la ladera de una montaña grande, y á la dra. Un arroyo con pasto y agua.

El 22 anduvimos tres horas y pasamos una hora de dicho arroyo.

El 23 anduvimos como cinco horas, las quatro todas de Sierra y lo restante una meta llana, aqui tuvimos descanso.

El 24 anduvimos como quatro horas, la mitad p.r un Arroyo de mucha arena, y lo restante de Sierra mui penosa, sin pasto, sin agua para la caballada, aunque para la gente hubo á legua y media del parage.

El 25 anduvimos quatro horas lo mas del camino de una grande subida y lo restante por la ladera de una Sierra. Paramos en un arroyo frondoso de Alamos, mucha agua y pastos, Aqui se hizo descanso. Se vieron tres gentes y se despacharon tres Indios amigos para cogerlos, se pudo lograr agua se agasajo quanto se pudo y se le entendio por señas que su capitan lo habia enviado para que nos tubiera cuenta y q.e juntando otras Rancherias se esconderian para matar al Padre y compañia.

El 27 anduvimos como cinco horas buen camino, paramos en la Cieneguilla, cuyo nombre puso el P.e Jesuita Line. Desde aqui se tomó otro Rumbo y pasamos por un arroyuelo aunq.e seco y con facilidad se abrio vatequi.

El 28 anduvimos quatro horas y media. Se vieron Gentiles cerca del R.l, se enbio Indios amigos y trajeron diez con su Capitan, se les agasajó quanto se pudo y se les dispidio. Al tiempo de marchar se aparecieron treinta y dos Gentiles con sus Capitanes, con muchos ademanes y griteria, y habiendo mandado se adelantare el Sargento con el interprete á veer lo q.e querian, que pasasemos adelante y aunque les persuadimos q.e eramos amigos subsistian, y q.e si pasabamos adelante querian pelear. Cansado ya de buenas razones y q.e no serbian, mandé al Sargento y dos Soldados disparasen dos tiros al aire, sin poderlos ofender, lo q.e bastó para irse. En este dia se encontró una Rancheria de doce hombres con su Capitan, los q.e ofrecieron como amigos acompañarnos y enseñarnos el Aguage. Se les regaló lo q.e se pudo y correspondieron con Mescales, y nos ofrecieron acompañarnos por la mañana como lo hicieron.

El 29 anduvimos como quatro horas por Cerros mui encumbrados, paramos en un arroyo de mucha agua y pasto y con una grande alameda. Esta noche se paso mui mal con motivo de toda la noche estar dando estampidas la caballada, por lo q.e se descansó el dia siguiente. Buen parage para fundar mision, se le puso S.n Fernando por ser su dia. Aqui concurrio una Rancheria de Gentiles, como hasta veinte y cinco.

El 31 anduvimos quatro horas. Las tres horas por cerros y cuestas y lo restante por arroyos de poca agua y mucha arboleda á que concurrio una Rancheria de 25 Gentiles.

El 1.° de Junio anduvimos tres horas y media por un arroyo de mucha agua, muchos pantanos, piedras y con mucha arboleda. El 2 anduvimos tres horas y media por cerros mui empinados, el uno de ellos abrio camino el Capitan. Paramos en un arroyo de bastante agua y pasto, aqui se hizo descanso.

El 4 anduvimos quatro horas, todo cuestas, mui asperas, y paramos sin pastos ni agua.

El 5 anduvimos cinco horas y media, aqui se abrio batequi y quasi sin pasto.

El 6 anduvimos seis horas y media, muchos mescales por el camino. Paramos en una poza de agua mui grande, bellisimo parage para agostar muchas caballerias aunq.e fuese todo el año, mucha y buena tierra para sembrar y se veia mucho rastro de Gentiles, y se vieron algunos. Se descansó dos dias, y se vio infinidad de Berrendos, Liebres y Conexos.

El 9 anduvimos como tres horas y media buen camino y paramos en un arroyo de mucha agua y arboleda, y mucha tierra para sembrar.

El 10 anduvimos cinco horas y media. Todo el camino fue de cerros mui empinados y paramos en un arroyo mui grande con mucho pasto y alguna agua para las caballerias.

El 11 anduvimos quatro horas y media. Todo el camino fue bueno, llano y sin piedras. Paramos en un arroyo grande con pasto y poca agua en dicho arroyo, se vén alamos, la tierra buena y mucha.

El 12 anduvimos como quatro horas y media de subidas y bajadas. Aqui no hubo agua ni para la gente ni para las bestias.

El 13 anduvimos como tres horas y media de camino doblado, subidas y bajadas mui pendientes, se abrieron batequis y solo hubo para la Gente.

El 14 anduvimos como tres horas y media, tuvimos parte de buena tierra y parte de cuestas. Paramos en un arroyo ancho con varios ojos de agua, este parage de los vistos, tengo por el mejor y mui á proposito para Mision, de facilidad de siembra y saca de agua. Se le puso San Antonio. Aqui se descansó un día para reforzar la caballada de los dos dias malos antecedentes.

El 17 anduvimos algo mas de tres horas por un camino bueno, la mayor parte hubo abundancia de agua, solo si que era caliente y dejada enfriar, q.e se consigue á poco rato, la experimentamos mui buena.

El 18 anduvimos quatro horas de malisimo camino, parámos sin agua alguna ni modo de facilitarla.

El 19 anduvimos como tres horas y media, el camino fue bastante bueno. Parámos sin agua y reconociendo el terreno solo pudimos facilitar á fuerza de trabajo un batequi, pasto hubo medianamente.

El 20 anduvimos seis horas. Paramos á dos leguas de distancia de la Playa, sin agua ni para gente ni caballerias. El camino fue la mitad de subidas y bajadas y lo restante en plan montuoso.

El 21 anduvimos quatro horas de buen camino á la vista del mar. Paramos en un arroyo de mucha agua y pasto, aquí descanso un dia la expedicion. En este intermedio acudieron algunos Gentiles, y uno de ellos dio señas haber cruzado otras gentes adelante, haciendo señas que á los doce dias llegariamos donde estas estaban paradas viviendo en casas. Y que alli habia otras gentes, lo que sirvio de consuelo, entendiendo asi por el capitan, como porque estarian alli los Barcos. En este parage observamos haber dos Islas: en una ensenada grande con las señas que da Cabrera de la ensenada de Todos Santos.

El 23 caminamos quatro horas de buen camino. Tubimos bastante agua y pasto. Paramos frente de una Rancheria mui grande de Gentiles, los que acudieron inmediatamente al R.l. nos regalaron con pescado y les correspondimos.

El 24 caminamos como cinco horas. A la salida tubimos que subir una cuesta mui grande y empinada, y lo restante (...) camino. Salio una Rancheria á acompañarnos hasta el aguaje y serian como unos veinte y cinco Gentiles, y paramos en un buen arroyo de mucho pasto y agua.

El 25. anduvimos cinco horas buen camino, á excepcion de la bajada del arroyo que era malisima, en donde paramos con mucho pasto, agua y arboleda y un gran Estero de agua dulce.

El 26 anduvimos cinco horas por una subida mui empinada. Lo restante del camino bueno, á excepción de la bajada para entrar en el arroyo de bastante agua, pasto, y arboleda. Aqui acudieron dos Rancherias de Gentiles, que serian como unos cinquenta.

El 27 anduvimos siete horas, quasi siempre por la Playa, habiendo encontrado siete Rancherias en esta jornada. Paramos en un arroyo de mucho pasto, agua y arboleda. Acudieron al instante dos Rancherias, y es de notar son sumamente interesados, que importunaban los Gentiles p.a que admitiesen las mugeres que presentaban como los diesen cosa de ropa, que de comida nada querian, aqui se descansó un dia.

El 29 anduvimos como tres horas por la orilla del mar, aqui se hizo un batequi para la gente, acudieron diferentes Gentiles en el Real.

El 30. anduvimos como quatro horas por la orilla del mar, paramos en la punta de la Marina del Puerto de San Diego.

El 1.° de Julio caminamos cinco horas avistados al Puerto. Este dia llegamos al R.l de San Diego donde hallamos al Capitan D. Fernando de Rivera y su tropa y en el Puerto dado fondo el San Carlos y el Paquebot el Principe. La tropa de Voluntarios en tierra, los mas en cama, de la Tripulacion de marina quedaba uno ú otro marinero, y especialmente en San Carlos habia muerto casi toda la gente, cuya imposibilidad les tenia en suspension. Aqui nos detubimos hasta el dia 14 del mismo, tanto para descargar los efectos de las Misiones como para acudir á otras disposiciones para poner en practica ntra marcha. Viendo que ya ivan cayendo algunos de los nuestros enfermos, procuré marchar lo mas pronto que pude, y por aconsejar tanto D. Pedro Prat q.e el mejor remedio era mudar de temperamento, me llevé seis Voluntarios con su Teniente D. Pedro Fages y el Ingeniero D. Miguel Costansó que tambien estaban malos. Anduvimos tres horas, mucho pasto, pero sin agua para personas y caballerias.

El 15 andubimos cinco horas, buen camino, paramos en un arroyo de bastante pasto y agua.

El 16 andubimos quatro, buen camino. Se encontro en dicha jornada dos Rancherias de Gentiles que serian como quarenta. Paramos en una cañada de mucho pasto, pero fue preciso habrir batequi.

El 17 andubimos tres horas buen camino. Se encontro una Racheria sin gente. Se paró en un arroyo de bastante agua y pasto.

El 18 andubimos tres horas, lo mas del camino tierra blanda, y paramos en un Valle mui ameno con muchísimo pasto y agua. Aqui descansamos un día, acudieron mas de doscientos Gentiles.

El 20 andubimos tres horas, todo el camino de Lomas y tierra blanda. Paramos en una cañada de mucho pasto y agua, aqui acudio una Ranchería de Gentiles con mugeres y niños y á todos los regalamos.

El 21 caminamos dos horas por Lomas tendidas, y paramos en una cañada con mucho pasto y agua en donde acudieron tres Gentiles y cinco mugeres.

El 22 andubimos tres horas y media, todo tierra blanda de Lomas tendidas. Paramos en un arroyo de mucho pasto y con una poza de agua, aqui habia una Rancheria de Veinte Gentiles en donde el P.e Crespi y el P.e Gomez bautizaron dos Parvulos que se estaban muriendo.

El 23 andubimos quatro horas con mucho pasto agua y arboleda.

El 24 andubimos como tres horas y media. Paramos en un arroyo con mucha agua, pasto y arboleda en donde se encontró una Rancheria de Gentiles como de cinquenta personas, nos regalaron de muchas semillas y se les correspondio; aqui se descansó un dia.

El 26 anduvimos tres horas buen camino, poco pasto, sin agua las caballerias, para la gente no faltó.

El 27 anduvimos tres horas buen camino, mucho pasto y agua.

El 28 anduvimos dos horas buen camino y paramos en un arroyo como ocho varas de ancho y como dos palm.s de agua q.e corre con mucha rapidez. Aqui se expenimentó un temblor de tierra tan sumamente fuerte é implorando á Maria Santisima, duraria como media Ave-Maria y al pasar medio quarto de hora repitio aunq.e no tan fuerte. Mucho pasto y agua donde hay una Ranchenia de Gentiles mui grande y al parecer mui dociles.

El 29 andubimos tres horas. Buen camino, mucho pasto pero agua solo para las personas, en donde habia una Ranchería de Gentiles como de cinquenta personas.

El 30 anduvimos como quatro horas. Buen camino á excepción de dos cuestas mui empinadas. Paramos en un Valle mui grande de mucho pasto y agua; aqui se hubo de construir Puente para pasar el arroyo. Contempló buen parage para Mision.

El 31 anduvimos quatro horas. Se encontro cerca del Campo mucha agua con mucho pasto y tan crecido que las caballerias ivan saltando para pasar, aqui se hizo descanso. Hemos experimentado seis ó siete temblores de tierra grandes. En este mismo Valle se ha descubierto á la parte del Sur, entre dos montes, un Ojo de agua que es á manera de Rio, demostrandose muchas tierras.

El 2 andubimos tres horas de buen camino y paramos cerca de un Rio como de catorce pasos de ancho; en este dia se han observado quatro ó cinco tembolres de tierra.

El 3 anduvimos tres horas buen camino y á la derecha del hai muchos Pantanos de brea, que llaman Chapopote. Hemos discurrido que esta materia que sale derretida por debajo de la tierra puede ocasionar tantos temblores. Tubimos mucho pasto, agua, y abundante de Berrendos y Benados. Aqui salio una Rencheria como de treinta Gentiles nos regalaron y se les correspondio.

El 4 anduvimos como dos horas y media, buen camino, bastante agua y pasto habitada con una Rachenia de 30 Gentiles, nos regalaron de nueces y bellotas, se les correspondio.

El 5 anduvimos quatro horas por cerros, por habernos impedido la Sierra el paso del mar, en donde se hallaba una Rancheria de Gentiles como de 60 Personas, nos regalaron muchas Semillas. Aqui se hizo descanso, y acudieron mas de doscientos Gentiles con muchas semillas son mui dociles y desinteresados y se les correspondio.

El 7 anduvimos tres horas atrabesando una cañada que paró al pie de unos cerros de bastante agua y pasto.

El 8 anduvimos seis horas por una Sierra de las mas altas y empinadas, y paramos en un arroyo de mucha agua y pasto á donde salieron algunos Gentiles rogándonos pasaramos á su Rancheria que estaba inmediata, donde se encontraron ocho Ranchenias jutas con mucha prevencion de semillas q.e comprenhendia el numero de Gentiles mas de 300 personas. Aqui se hizo descanso en donde se halla una Ranchería como de cincuenta Gentes.

El 10, desengañados de poder seguir el rumbo del Norueste por la infinidad de Sierras altas y asperas sin poderles encontrar paso, se resolvio bajarnos á la Marina, q.e es el rumbo del Poniente, y ver de poder descabezar tantos obstaculos como presentan estas Sierras que todas ván á rematar á la marina. Hemos andado tres leguas por un arroyo de bastante pasto y agua.

El 11 anduvimos tres horas por el mismo arrollo que va á salir al mar de mucho pasto, y agua. Aqui salieron como unos quinientos Gentiles, nos regalaron de muchas semillas.

El 12 anduvimos tres horas por una cañada donde habia un arroyo grande de agua y mucho pasto y una Rancheria de quarenta personas.

El 13 anduvimos tres horas por la misma cañada buscando el mar y paramos en un arroyo de bastante agua y mucho pasto, aquí se encontró una Ranchería de 40 personas.

El 14 anduvimos tres horas y venimos á salir á la Canal de Santa Barbara, en donde se ha hallado un Pueblo de treinta y tantas casas, y como 300 Gentiles. Inmediatam.te q.e nos vieron despacharon tres canoas á pescar y nos regalar.n de mucho pescado. Eran canoas aunq.e estrechas son de ocho varas de largo bien hechas y construidas de tablas.

El 15 anduvimos dos horas por la Playa, paramos cerca de un Pueblo de ocho casas sin agua ni pasto.

El 16 anduvimos tres horas, siempre por la orilla del mar, y hemos parado en parage de poco pasto. Este parage hai un Pueblo que tiene treinta y tantas casas hechas de tule; tiene este Pueblo panadas de trescitas Personas, han acudido diferentes Gentiles de las Islas q.e tenemos enfrente. En este Pueblo hai siete canoas bien construidas de ocho varas de largo, una de ancho y en lugar de clavos amarran las tablas con cordeles y bien embreados. Nos regalar.n mucho pescado.

El 17 anduvimos dos horas buen camino, paramos en la orilla del mar. Hai un Pueblo q.e tenia treinta y ocho casas y estimo 300 personas con sus ricas canoas de madera mui buenas y mucho pasto y agua.

El 18 de Agosto anduvimos cinco horas por la Playa. Paramos en un Pueblo que tenia quarenta y tantas casas habitadas de mas de 500 Gentiles. Nos regalaron mucho pescado se les correspondio. Tenia este Pueblo diez canoas, á mas de esto habia á su vecindad dos Pueblos arruinados y desamparados por haberse aniquilado entre ellos mismos.

El 19 de Agosto anduvimos una hora, pasto y agua, aqui vinieron como veinte y tantos Gentiles, se les regaló de abalorios.

El 20 de Agosto anduvimos quatro horas. Durante este jornada hemos encontrado siete Pueblos, el que menos de veinte casas, El mayor pasa de ochenta casas en donde se han visto como 800 Gentiles, mucho pasto, agua, arboleda, nos regalaron mucha comida y nos cortejaron con mucha musica y bailes.

El 21 de Agosto anduvimos tres horas, siempre p.r el mar, y paramos frente de dos Pueblos como de sesenta casas cada uno, habitado como de 800 Gentiles, acudieron al R.l con sus Capitanes, nos regalaron mucho pescado; pasto y agua con muchisima arboleda, y tienes estos dos lugares muchísimas canoas. Se reconoce no corren mui bien estos Pueblos, aunq.e ellos parecen dociles, pero hemos atribuido á q.e se quitan q.e pasamos por dhos. Pueblos porque no se les regale abalorios. Viven estos Gentiles mas racionalmente que otros, pues muchos de ellos duermen hasta en camas altas. En todos estos Pueblos tienen sus Cementerios, con la distincion q.e á los pâles les ponen un palo mas alto, y si es muger en dho palo ponen coras o bateas, y si es hombre la cabellera. Todos estos Pueblos son mandados por tres o quatro Capitanes, y uno manda en todo. Todos estos mandones tienen dos mugeres, los demas una.

El 23 de Agosto anduvimos quatro horas y media, parte por la orilla del mar. Paramos en un Pueblo de 80 casas, el numero de Gentiles que vimos seria como de 400. Mucha agua corriente y pasto. Nos regalaron de muchisimo pescado y lo primero que solicitan en esta Canal es que se les permita bailar, lo que se les concede a trueque de no descontentarlos.

El 24 de Agosto anduvimos tres horas y media. Aunq.e algo llano el camino, muchos barrancos ocasionados de los derramaderos de las aguas de la Sierra. Hemos parado en un Pueblo q.e se componia de 50 casas, avistado con mas de 300 Gentiles. Nos regalaron mucho pescado. Tubimos mucho pasto y agua.

El 25 marchamos tres horas. Se hubo de abrir camino á un cerro mui alto, y todo el camino fue preciso para poder pasar los arroyos secos y tan hondos como estaban. Hemos parado en un Pueblo que habia 25 casas, avistado de 130 Gentiles, mucha agua pero poco pasto. Tenia este Pueblo muchas canoas. Se encuentra esta Gentilidad todos los dias mas docil.

El 26 de Agosto anduvimos tres horas por las horillas del mar toda la jornada y fue preciso trabajasen las barras y azadones. Paramos en un Pueblo de cincuenta casas avistado como de 150 Gentiles, habia bastante pasto y agua.

El 27 anduvimos tres horas, bastante buen camino á excepcion de algunas barrancas que se hubieron de componer. Paramos en un Pueblo de 30 casas avistado de 200 Gentiles. Habia un arroyo grande de mucho pasto y agua. Aqui fue donde se hallo la punta de la Concepcion, segun señas de Cabrera en 35 1/2 grados.

El 28 marchamos tres horas buen camino, á excepcion de algunos arroyos q.e habia q.e componer. Param.s en un Pueblo cerca del mar avistado de 60 Gentiles con mucho pasto y agua.

El 29 de Agosto anduvimos como tres horas y media, parte del camino bueno pero lo restante de unos meganos de arena mui grandes. Paramos en una cañada extraviada del rumbo para buscar agua, apenas la hubo p.a las personas.

El 30 anduvimos hora y media parte por la Playa. Se hizo esta jornada corta para que la caballeria pudiese repararse de la falta de agua que habia padecido. Aqui acudio una Rancheria como de cincuenta personas.

El l.° de Septiembre anduvimos como quatro horas y media siempre por el monte con muchisimos meganos de arena, paramos en una poza grandisima de agua donde habia inmediatas dos Rancherias que serian como de cien Gentiles.

El 2 anduvimos cinco horas por montes mui arenosos y paramos en una posa mui grande. Acudieron de sus inmediaciones dos Rancherias que se compondrian como de 60 Gentiles, aqui hubo descanso.

El 4 anduvimos quatro horas. La mayor parte buen camino y lo restante junto á la Palya con unos grandes meganos de arena, y ha sido preciso rodear por las muchas lagunas y esteros, que han dado trabajo con mucha agua y pasto en donde acudio una Ranchería q.e tenia como 40 gentiles, sin otras que habia en sus inmediaciones. Aqui nos hallamos al pie de Santa Lucia, reparandose q.e las Rancherias son menos numerosas de Gente y no havitan en casas formales como en la canal, pero sus docilidad mayor.

El 5 caminamos quatro horas. Todo el camino fue á cerros, paramos en un arroyo de mucha agua y pasto rodeado de unos cerros altisimos. El 6 descanso.

El 7 se anduvo cinco horas, parte por cerros y lo restante por una cañada, en donde se vieron catorce á diez y seis Osos juntos y se mataron algunos. Se paró en un arroyo de bastante agua y pasto.

El 8 caminamos dos horas. Paramos en una cañada cerca de la Playa, de mucho pasto y agua en donde habia una Rancheria como de 60 personas.

El 9 anduvimos quatro horas por la Playa y paramos en un Estero donde había un arroyo q.e bajaba de los cerros, habiendose encontrado en dha. jornada seis arroyos mas corrientes.

El 10 anduvimos por una cañada y hemos parado en un arroyo mui poblado de arboleda, rodeado todo de montes de Pinos.

El 11 anduvimos tres horas, todo el camino fue de cerros con muchisimo pasto y agua.

El 12 anduvimos tres horas y media, paramos en un arroyo corriente donde acudio una Rancheria como de treinta Gentiles.

El 13 anduvimos tres horas por cerros y paramos al pie de una Serranía mui alta donde nos mantubimos dos días para registrar su entrada, sin otra que habia mas adelante que discurriamos era la Sierra de Santa Lucia. Descanso dos días.

El 16 anduvimos dos horas internandonos á la Sierra, y continuamente p.r un arroyo q.e formaban las Sierras de uno y otro lado, habiendo sido preciso enbiar por delante Soldados é Indios para facilitar el paso que dio mucho trabajo. Paramos en una altura pequeña en donde dicho arroyo nos negó el paso y fue preciso detenerse para abrir camino por una Sierra altisima.

El 17 de Septiembre se paso parte de la Sierra habiendose abierto el camino, y á las dos horas se paró para de nuevo abrir camino por otra Sierra mas elevada en donde habia una Rancheria que se componia de 80 Gentiles docilisimos. En toda esta Sierra hai mucho pasto y agua; aqui se descansó el 18 y el 19 para romper nuevo camino.

El 20 marchamos quatro horas por Sierras, como digo elevadisimas. Todo el camino fue preciso abrirlo siendo Lomas, trabajoso el desmontar tantos asperos breñales, teniendo mucha razon la Historia de Cabrera en poner la Sierra de Santa Lucia, tan alta aspera y gruesa, pues discurrio que otra mayor no se podia encontrar, como por la larga, q.e tendra veinte leguas y por lo ancho 16. Paramos en un barranco de poca agua y pasto, aqui acudieron como 400 Gentiles.

El 21 anduvimos dos horas. Tuvimos que torcer de rumbo por no dar paso a la Sierra, habiendose de abrir camino, y se paró en un Arroyo. Aqui se descansó el 22 y el 23, se empleó en salir á registrar.

El 24 caminamos dos horas bajandonos por el rumbo del Nordeste para huir las molestas quiebras de la falda de la impenetrable Sierra. Paramos en un arroyo de bastante agua y pasto en donde habia una Rancheria como de 60 Gentiles.

El 25 anduvimos hora y media, costeando siempre dha Sierra. Paramos donde no había ni agua ni pasto.

El 26 anduvimos quatro horas costeando dha Sierra y paramos en un Rio en donde acudio una Rancheria de 220 Gentiles, sin otra q.e se encontró en el cam.° de doscientos.

El 27 anduvimos cinco horas spre por el mismo rio.

El 28 anduvimos cinco horas por el mismo rio.

El 29 anduvimos cinco horas por el mismo rio, en donde habia una Rancheria pero se escapó.

El 30 anduvimos cinco horas por el mismo rio, que discurriamos si podria ser el Carmelo.

El 1 de Octubre anduvimos una hora q.e fue hasta cerca del Desembocadero de dho Rio. Aqui hizo alto la expedicion cinco dias para explorar el Redeo q.e habia cansado dha Sierra. Todos habiamos consentido en que sin duda hallariamos el Puerto de Monterrey.

El 7 anduvimos dos horas y media por Pantanos y Lagunas, aqui se celebro la Junta pedida por el Comand.te la q.e incluyó.

El 8 anduvimos quatro horas siempre huyendo de los Pantanos y Lagunas. Aqui se encontro una Rancheria de Gentiles segun dixeron los exploradores, pero quando llegó todo el Real, se escaparon. Descanso el 9.

El 10 caminamos como hora y media á causa de haberse agravado los enfermos y ser preciso darles los Sacramentos, aqui paramos quatro dias.

El 15 anduvimos hora y media á causa de los enfermos y paramos en una Laguna de mucha agua y pasto.

El 16 anduvimos dos horas y paramos en la orilla de un Rio con mui poco pasto.

El 17 caminamos dos horas y media, parte por cañada entre Sierras, y lo restante buen camino, habiendose encontrado muchos aguages y dos Rios. Paramos cerca del uno, inmediato al mar en donde dixeros los Exploradores podian arrimarse Embarcaciones pequeñas resguardadas del Norte.

El 18 anduvimos quatro horas costeando el mar, en esta jornada se pasó varios aguages. Paramos en la orilla de un arroyo que hacia al mar un estero, el q.e por estar crecido nos detuvo, pues el deshecho para arriba era borrascoso y mucho bosque. En este parage habia una caleta resguardada al Norte para embarcaciones pequeñas.

El 19 caminamos quatro y media horas. Cerca del mar tubo q.e componerse diferentes barrancos que habian causado las aguas. Paramos en un riachuelo q.e desagua á la mar, en donde habia una Rancheria que á nuestra llegada la encontramos desamparada.

El 20 caminamos tres y media horas cerca de la Marina y paramos en un arroyo de mucha agua y pasto; aqui se descanso dos dias por habernos llobido.

El 23 caminamos dos horas y media. Paramos en un arroyo con mucha agua y pasto en donde habla una Rancheria de Doscientos gentiles.

El 24 caminamos siete horas mal camino, paramos en un arroyo de bastante agua en donde habia una Rancheria de ochenta Gentiles, aqui paramos dos dias.

El 27 caminamos dos horas y media mal camino, paramos en un arroyo abundante de agua y pasto.

El 28 caminamos cerca de la mar, paramos en un arroyo de bastante agua y pasto. Aqui hubo de descanso un dia por estar llobiendo.

El 30 caminamos dos horas y media, en donde fue preciso componer algunos arroyos y hacer dos Puentes. Paramos á la Marina con bastante agua pero sin leña.

El 31 caminamos dos horas de mui mal camino de subidas con una Sierra mui alta, paramos á lo alto. Aqui acudieron veinte y cinco Gentiles y se despachó al Sargento y ocho Soldados á explorar por haber visto unos arrollones y una punta de tierra y ensenada. Nos hallamos cerca del Puerto de San Francisco, segun la Historia de Cabrera; aqui nos detuvimos quatro dias.

El 4 de Noviembre caminamos quatro horas todo mal camino, paramos sin agua.

El 5 caminamos quatro horas mal camino y lo restante por una cañada llana donde corre un gran brazo de mar de 16 á 20 leguas, el qual, dicen los exploradores hace un Cuerpo abrigado con dos Islas en el medio. Paramos sin agua.

El 6 caminamos costeando dicho brazo de mar ó Puerto y paramos en un llano poblado de muchas Ensinas, muchos Esteros y Lagunas, y rodeado de muchas Rancherias, en donde salieron ciento veinte gentiles; aquí tuvimos mucha agua y pasto.

El 7 mandó el Comandante D. Fernando de Rivera saliese el Sargento y ocho Soldados á reconocer, costeando siempre dho brazo de mar ó Puerto, y habiendo buelto á los quatro dias, y que no habia encontrado nada, quedando dudas en q.e si mas adelante podia hallar algo. Por cuyo motivo, poníendome en altura tan desmedida y ninguna de las señas de Cabrera del Puerto de Monterrey, hice alto y habiendonos unido resolvió dha Junta retrocediere dha Expedición y se buscase con mas prolixidad el Puerto, lo q.e executé é incluyo dha Junta.

Retrocedió la expedicion en 11 de Noviembre, parte por las mismas Jornadas procurandose buscar otro camino por veer si seria mas corto; en este dia anduvimos cinco horas por el mismo camino.

El 12 anduvimos cinco horas por el mismo camino y la misma Jornada.

El 13 anduvimos dos horas y media por el mismo camino.

El 14 anduvimos dos horas y media por el mismo camino y Jornada.

El 15 anduvimos tres horas por el mismo camino y jornada.

El 16 anduvimos tres horas y media habiendo hecho jornada y media.

El 17 anduvimos jornada y media que fue de quatro horas por el mismo camino.

El 18 anduvimos jornada y media, que seria de quatro horas por el mismo camino.

El 19 la misma jornada y camino q.e seria de tres horas.

El 20 anduvimos quatro horas y media haciendo dos jornadas por el mismo camino.

El 21 anduvimos dos jornadas que serian de tres horas y media.

El 22 anduvimos jornada y media que seria 3 1/2 horas. El 23 descan.°.

El 24 anduvimos dos jornadas de quatro horas por el mismo camino.

El 25 anduvimos á la Punta de Pinos q.e fue de quatro hor.S.

El 26 anduvimos dos horas y media al pie la Sierra de S.ta Lucia, paramos como habia determinado la Junta, donde salio el Capitan D. Fernando de Rivera á volber á explorar dha Sierra, internando mas ella quanto pudo, y dio cuenta no haber encontrado dho Puerto de Monterrey desde la buelta de las cercanias del Puerto de San Fran.co. Se deshizo 18 dias lo q.e costó á la vida quarenta y tres á causa de la multitud de enfermos.

El 10 de Diciembre de 69 habiendose determinado regresarse la Expedicion á San Diego, como consta de la tercera consulta que incluyo, caminamos por la propia senda y jornada que habiamos hecho a la ida, q.e seria de dos horas y media. Paramos en una Laguna cerca de la Punta de Pinos y ensenada donde se reconoce podía haber estado el Puerto de Monterrey.

El 11 caminamos la misma jornada por el mismo camino que seria de seis horas.

El 12 caminamos cinco horas por el mismo camino y paramos en el mismo parage en donde habia una Ranchería de quarenta Gentiles.

El 13 caminamos seis horas por el mismo camino y propia jornada.

El 14 caminamos cinco horas por el mismo camino y jornada.

El 15 caminamos por el mismo parage y jornada; aqui se aparecio una Ranchería como de 50 Personas.

El 16 caminamos cinco y media horas por el mismo camino y jornada.

El 17 anduvimos dos jornadas de quatro y media horas, las mismas que habiamos hecho a la ida.

El 18 caminamos dos horas y media por la misma jornada y camino encumbrando la Sierra.

El 19 caminamos tres horas pasando lo mas aspero de la Sierra en donde habia bastante nieve. Hicimos la misma jornada. Aqui hubo descanso un dia.

El 21 hicimos dos jornadas de las que antes teníamos hechas y salimos de dha Sierra. Aqui se presentó un arriero de los dos q.e se habian ido desde la Punta de Pinos, dando noticias que quedaba el otro en la Sierra con tres Indios nuestros que estaban con el explicando ser la Sierra mas aspera que habia visto en su vida; que con muchisimo trabajo habia podido pasar por la orilla del mar, y que en toda su orilla no tan solo habia señas del Puerto, pero ni aun ensenadas, lo que nos acabó de sacar de la duda que por alli pudiese quedar dho Puerto. En este dia se anduvo cinco horas y se descansó el veinte y dos.

El 23 caminamos jornada y media de las hechas á la venida, que seria de quatro horas y media. Aqui apareció una Rancheria de 50 Gentiles, y en la misma jornada vimos otra de 40.

El 24 anduvimos cinco horas y hicimos jornada y media de las antecedentes. Aqui apareció una Rancheria de sesenta personas que no vimos á la ida.

El 25 caminamos quatro horas y media por el mismo camino, aquí vimos 30 Gentiles que no se habian visto á la ida.

El 26 caminamos seis horas, y hicimos dos jornadas de las de ida; aqid se vieron sesenta Gentiles q.e no se habian visto antes.

El 27 anduvimos quatro horas por la misma jornada. Se paró en una cañada llamada de los Osos, por los muchos q.e habia. Aqui nos llovio, por cuyo motivo se descansó el 28.

El 29 caminamos tres horas por diferente rumbo que habíamos llebado á la ida. Paramos en el Plan q.e se le puso el de los Berros. Aqui se aparecio un gentil mui obsequioso y temido entre todas estas Naciones, quien hizo un presente de un texido entreverado de Pluma hermosa, y parecia en su orden felpa y muchas semillas.

El 30 caminamos quatro horas la misma jornada y camino.

El 31 anduvimos cinco horas la misma jornada y camino.

El 1 de Enero de 1770 anduvimos quatro horas por el mismo camino y jornada.

El 2 anduvimos 4 horas por el mismo camino y jornada.

El 3 anduvimos 4 horas por el mismo camino y jornada.

El 4 anduvimos 6 horas. Se hicieron dos jornadas, las mismas que se habian hecho,

El 5 anduvimos quatro horas por la orilla del mar que es ya la Canal de Santa Barbara por el mismo camino y jornada.

El 6 anduvimos como quatro horas por el mismo camino y jornada, no faltó pescado para el Real.

El 7 caminamos como quatro horas la misma jornada y camino. Aqui se proveyó algo de pescado y semilla.

El 8 anduvimos como quatro horas por el mismo camino y jornada, tambien se encontró algo de pescado.

El 9 anduvimos como tres horas y media por el mismo camino y jornada.

El 10 anduvimos algo mas de tres jornadas de las hechas, q.e seria como de seis horas el camino. Paramos en el Pueblo de Carpinteria en donde esperabamos mucha provision de pescado y quasi no hubo nada.

El 11 anduvimos como seis horas, algo mas de dos jornadas antecedentes. Paramos en el ultimo Pueblo en que dexamos la Canal. Todo el tiempo q.e se ha andado por dha Canal hemos experimentado un temperamento mui benigno y quasi calor, esto en Enero con un Cielo mui claro, lo q.e no tubimos á la idea en el mes de Agosto, pues no se experimentó mas que neblinas y vientos.

El 12 caminamos mas de siete horas tomaridose diferente rumbo del que traximos, atrabesando una Sierra q.e hace punta á la mar cerca de donde salimos de la Canal, habiendo handado un hermosisimo llano q.e el rio por donde antes habiamos ido. Paramos en una Rancheria que se compondria de quarenta gentiles.

El 13 caminamos como cinco horas siguiendo la derecha para el Valle del Ensino, en donde el camino no fue mui bueno. Se paró en una Ranchería como de 50 Genti.s.

El 14 caminamos como cinco horas p.r diferente camino y paramos en un Rancheria q.e habria como treinta gentiles.

El 15 anduvimos como siete horas de mal camino y caimos al deseado llano del Encino.

El 16 caminamos quatro horas tomando otro camino del que habiamos trahido. Paramos en un corto aguage y se encontró por el camino una Rancheria como de sesenta gentiles.

El 17 anduvimos como 5 horas, haciendo dos jornadas de las antecedentes y salimos al llano de la Puente frente de la gran Sierra nevada y pasamos el Rio nombrado de la Porcincula.

El 18 anduvimos como seis horas por diferente Rumbo, q.e por ser mas corto se hicieron tres jornadas.

El 19 anduvimos cinco horas, haciendose dos jornadas de las mismas hechas á la ida. En este dia nos llovio mucho.

El 20 anduvieron cinco horas, se hicieron dos jornadas por el mismo camino.

El 21 anduvimos como cinco horas por el mismo camino, q.e fue preciso por ser menos la agua que á la ida.

El. 22 hicimos cinco horas que fueron 2 1/2 jornadas de las anteced.s

El 23 anduvimos como seis horas q.e fueron tres jornadas de las primeras. El 24 anduvimos como cinco horas que fueron dos jornadas de las antecedentes. En este dia se llegó á San Diego, dando gracias á Dios de no haber perecido siquiera un hombre con tantos trabajos y necesidades que se han pasado, pues hemos venido atenidos, á nuestra buelta, á la gran providencia de Dios sin tener mas socorro humano que viendonos en la necesidad de matar mulas para nuestro preciso sustento.

Encontramos á San Diego con la Escolta cabal de 8 hombres de Cuera que habia dejado. Los tres Padres habia, pero de los catorce Voluntarios que habian quedado, ocho muertos y el San Carlos, dado fondo en el mismo parage que los dexarnos. Sin haber parecido ni San Jose ni el Principe en todo este tiempo que seria el uno ocho meses que debia salir de Huaimas, y el otro siete que estaba fuera de este Puerto, por cuyo motivo y por la falta de viveres se tubo Junta y se resolvio, para poder mantener mas este Puerto, saliese el Capitan del Presidio D. Fernando de Rivera con una fuerte partida para que al mismo tiempo pasase á Californias y condugese el Ganado que está destinado para esta Mision, y lo restante de la Expedicion mantener este Puerto con la importante esperanza y el consuelo de que Dios nos dege veer algun Barco.

Fuente: Ángela Cano Sánchez, Neus Escandell Tur, Elena Mampel González. Gaspar de Portolá. Crónicas del descubrimiento de la Alta California, 1769. Publicacions i Edicions de la Universitat de Barcelona, Barcelona, 1984, pp. 201-213.