Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

      1790-1799

      1780-1789

      1770-1779

      1760-1769

          1769

          1768

          1767

          1766

          1765

          1764

          1763

      1750-1759

      1740-1749

      1730-1739

      1720-1729

      1710-1719

      1700-1709

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XVIII > 1760-1769 > 1766

Diligencias practicadas sobre la asonada que se intentó por la plebe, por el Teniente Capitán General don Luis Vélez de las Cuevas Cabeza de Vaca, alcalde mayor de la provincia de Michoacán.
1 de septiembre de 1766

En la ciudad de Valladolid, provincia de Michoacán, en 1 de septiembre de 1766 años. El señor teniente de capitán general don Luis Vélez de las Cuevas Cabeza de Vaca, alcalde mayor de dicha provincia, dice:

Qué hallándose el citado día de hoy presentado en la portalería de estas casas reales, inmediato al oficio público y su cabildo con el sargento mayor don Felipe Neve, el teniente de capitán don Juan Antonio Pita, el cadete Antonio Crespo y el sargento Roque de Medina en reconocimiento de los vecinos españoles que estaban empadronados en el primer cuartel de que su merced se encargó con don Fernando Sánchez de Tagle y presente el susodicho, luego que se concluyó la mensura de todos, como a las once [o] poco más, se percibió rumor de gente que al son de una caja o tambor se venía con algazara acercando y habiéndose con este cuidado subídose su merced sobre una banca a explorar por sobre los que le cercaban, concurrentes al acto, pudo notar que en el atrio de la santa iglesia catedral y parte de la plaza a él inmediata se presentaba a manera de turba crecido número de hombres que en alta voz producían "¡guerra, guerra!", lo que poniéndole en demasiado cuidado, cargado sobre el bastón se mantuvo algún rato en atalaya observándole los movimientos sin hablar una palabra, y viendo que descendían con el tambor formando ala desde dicho atrio hasta los inmediatos a los portales que hace la dicha plaza para el poniente, percibió que dispararon algunas piedras para donde se hallaba su merced y demás arriba dichos, con lo que se presentó a pocos pasos fuera de dichos portales reconviniéndoles en voz alta le diesen el motivo o causa que tenían para semejante insolencia; lo que mereció tan bastarda respuesta que desfilándose dos de los que componían la turba con las hondas en la mano se le abalanzaron tirándole con ellas muchas pedradas, osadía que le precipitó a empeñarse en su castigo, y metiendo mano al cutó [sic] que tenía a la cinta arremetió para ellos sin reparar en el mucho lodo y agua que mediaba de donde estaba a donde estaban los dos referidos, lo que observado por los demás de la turba tiraron a contenerle apedreándole con tesón, pero como no bastase la fuerza de éstos a intimidarle para el justo castigo a que intentaba traerlos cerrándose con ellos, le parece consiguió atemorizarlos, como lo acredita el hecho de haber huido unos para el referido atrio y otros por las calles que comunican la dicha plaza, observando a dicho tiempo que cerraron los vecinos que la circundan todas sus puertas sin que ninguno le auxiliase en un tan manifiesto como público riesgo, lo que no hicieron así el expresado sargento mayor y demás sus compañeros, porque éstos se presentaron a la defensa de su persona con espada en mano.

Todo lo cual, como precedido [sic] a la hora dicha y en el paraje que queda referido, presente el escribano público y de cabildo.

José de Arauza, Luis Vélez

Fuente: Gálvez, José de. Informe sobre las rebeliones populares de 1767, y otros documentos inéditos, edición, prólogo, índice y notas por Felipe Castro Gutiérrez, Universidad Nacional Autónoma de México, México, 1990, pp. 109-110.