Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

      1790-1799

      1780-1789

      1770-1779

      1760-1769

      1750-1759

      1740-1749

      1730-1739

          1738

          1737

          1736

          1735

      1720-1729

      1710-1719

      1700-1709

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XVIII > 1730-1739 > 1738

Auto del juez de tierras de Nueva Galicia comunicando que la real confirmación volvía a exigirse en los títulos de mercedes y composiciones de tierras, con el plazo de cinco años para realizarlo: revirtiendo al estado aquellas tierras que no cumpliesen este requisito.
Guadalajara a 20 de junio de 1738.

En la ciudad de Guadalajara a 20 de junio de 1738 el licenciado don Francisco Dávila de Madrid, del Consejo de Su Majestad, su fiscal de esta Real Audiencia y juez privativo superintendente general de ventas y composiciones de tierras de este reino de Nueva Galicia, el de Nueva Vizcaya y el de las provincias subalternas, etc.

Habiendo visto el testimonio de la real cédula de 15 de octubre de 1737 por la que Su Majestad, que Dios guarde, es servido de reservar en sí las confirmaciones de las mercedes y composiciones de las mercedes que compusieren de tierras realengas que despacharen por los jueces subdelegados de esta comisión en estos reinos, dijo que por lo que toca al cumplimiento de la real voluntad por dicho señor juez que de aquí en adelante se tenga presente en el oficio dicha real cédula para que, sin embargo el capítulo 4o. de las Instrucciones del Real Supremo Consejo de las Indias (Ver Nota 1) hasta aquí practicado, de hoy en. adelante todos los títulos de mercedes y composiciones de tierras que hubieren de despachar se inserte la cláusula de obligación que los interesados en ella han de tener -de ocurrir por la real confirmación a Su Majestad, en conformidad de la citada real cédula, por mano del señor ministro superintendente general de estas comisiones en ambos reinos, que hoy lo es el señor don Antonio José de Pineda y Capdeyila- por el término de los cinco años de la ley desde la data del título, con el apercibimiento de que pasado dicho término y no presentando la real confirmación se les declararán vacas a las partes las tierras de que se les haya hecho merced, y quedarán a disposición del real fisco, como incorporadas en la real corona para volverlas a beneficiar.

Y así lo proveyó Su Señoría, mando y firmo

AGI. Guadalajara, 113.

Nota:

1. 1735, Doc. 201.

Fuente:

Francisco de Solano. Cedulario de tierras. Compilación. Legislación agraria colonial (1497-1820). Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición: 1984. Segunda edición: 1991. México.

http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=387