Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

      1790-1799

      1780-1789

      1770-1779

      1760-1769

      1750-1759

      1740-1749

      1730-1739

          1738

          1737

          1736

          1735

      1720-1729

      1710-1719

      1700-1709

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XVIII > 1730-1739 > 1735

Instrucciones generales para los jueces de la comisión de composición de tierras.
Madrid, 24 de noviembre, 1735.

Habiendo visto en el Consejo Real de las Indias en 20 de junio de 1695 un expediente sobre la composición de tierras y baldíos que pertenecen a Su Majestad en las Indias y se poseen sin título justo, ni legítima causa y sobre diferentes puntos de que dieron cuenta algunos ministros togados subdelegados del señor don Bernardino Valdés, y con vista de las cartas escritas, testimonios y certificaciones remitidas por dichos ministros y de la respuesta que en su virtud dio el fiscal del Consejo, acordó que todos los jueces subdelegados de esta composición observasen y guardasen diferentes puntos, en la forma que se expresarán, los cuales tendrán como punto general instrucción para el gobierno de sus comisiones y disolución de las dudas que en el progreso de ellas se les pueden ofrecer, que son en la forma que sigue:

1. [Autoridades, delegaciones y ámbitos]

Por primero punto acordó el Consejo que las cédulas de comisión sólo dieron facultad al señor don Bernardino Valdés para que las pudiese subdelegar en ministros de las audiencias del Perú y Nueva España: y éstos en otros.

Y que las provincias subalternas de la audiencia de Santo Domingo hallan y están comprendidas en la subdelegación de juez de dicha audiencia, y así lo declara el Consejo.

2. [Procedimiento: ante cualquier propietario con demasías, fuere cual fuere su raza, procesos verbales, no judiciales]

Que los jueces subdelegados de esta comisión procederán con atención en la venta y composición de tierras, portándose en las que poseyeren indios y en las demás que hubieren menester para sus labores, siembras y crianza con suavidad, templanza y moderación, sin hacer procesos judiciales sino verbales; han de usar, tampoco de rigor con las que mirasen a españoles. Teniendo, para unos y otros, presentes las leyes 14, 15, 16, 17, 18 y 19 del título XII, libro IV de la Recopilación de Indias.

3. [Las composiciones colectivas (generales o por consejos) de Huejotzingo y Tepeaca (1645) serán los modelos a seguir, usándose del rigor de la medición de las tierras y con exhibición de títulos de propiedad a todos los que se resistiesen a esta modalidad]

También acordó que los subdelegados de esta comisión hagan las composiciones por consejos, y no por medidas: pidiendo a México la forma y reglas con que se ajustaron las villas de Tepeaca y Huejotzingo, que se ajustaron en esta conformidad por el virrey conde de Salvatierra, a quien se le cometió cédula y facultad para semejantes composiciones: para que por su pauta se gobiernen los que hicieren, excepto con aquellas villas o lugares que resistieren entrar a componerse por esta medida de tanta conveniencia para sus habitadores: pues con éstas se ha de proceder a todo el rigor de las medidas y exhibiciones de títulos, a costa de culpados.

Y con las villas o lugares que convinieren a la composición por consejos sólo se hará un reconocimiento extrajudicial de los títulos de cada uno, y el conocimiento que tenían de lo que poseían.

4. [Se exime de la obligación de acudir al Consejo por la real confirmación]

Así mismo acordó que las personas que compusieren, aunque las tierras sean de mucho valor y de cualquier estimación que se consideren, no tengan obligación a ocurrir al Consejo por la confirmación de lo que se compusiese, con intervención de los fiscales, y habiéndolos oído y no de otra manera.

Y que los ministros subdelegados den cuenta de las tierras que compusieren y hubieren compuesto.

5. [Alcances geográficos de la normativa: reinos de Nueva España y Nueva Galicia, exceptuándose Nueva Vizcaya]

Que en la composición de tierra de la Nueva Vizcaya se suspendiese por ahora. Y por lo tocante a las provincias de Abalos, Zapotlán, Saiula, Amula y Aután se agregasen al subdelegado de Guadalajara.

6. [No hay excepción en materia de adquisición de tierras: la composición alcanzará a cualquier situación de la iglesia, asociativa o individualmente. Aplicándose el rigor de la investigación para quien no aceptase la composición colectiva o por consejo.]

También acordó que los subdelegados procedan con mucha templanza en las tierras que fueren de eclesiásticos, comunidades, conventos, monasterios y ministros exceptos, admitiendo buenamente a los que viniesen o se llamasen a composición se llegare el caso respecto de que no parece podrá éste subdividir, en atención a que componiéndose por consejos cesara con los conventos, en todo o en la mayor parte la ocasión de composiciones.

Y en consideración a que en materia de adquisición de tierras y justa posesión de ellas en las Indias no hay, ni puede haber, excepción, fuero ni privilegio alguno concedido a ministros del Santo Oficio, y que cualquiera que pretenda tener derecho a las referidas tierras debe exhibir título de Su Majestad o del Consejo, o virreyes, presidentes, gobernadores o cabildos en tiempo que tuvieron facultad para repartir tierras.

Si sucediere que el Tribunal de la Inquisición o algún ministro suyo, resiste el componerse, como va referido, se proceda contra ellos en la forma rigurosa de medidas de tierras que alegasen ser suyas.

Y lo mismo se ejecute, en este caso, con las de eclesiásticos formando en caso necesario competencia con la Inquisición, y remitiéndola a México para que se determine.

Y sobre las tierras de eclesiásticos se dé cuenta al fiscal de la Audiencia para que se use de los remedios y recursos dispuestos, conforme derecho según lo prevenido por las leyes en los casos y términos que hubiere lugar.

[Envío de los cobros, descontado un porcentaje a los subdelegados. Y recomendación de que toda composición hecha por los virreyes y presidentes posterior a 1618 será considerada nula]

7. Que los ministros subdelegados remitan por cuenta aparte, con claridad y distinción, las cantidades que cobrasen de las composiciones de tierras que hubieren de producto de todo lo que se debiere atrasado en conformidad de sus despachos.

8. Que estén advertidos todos los subdelegados que las composiciones que hubieren hecho los virreyes y presidentes, sin facultad expresa de componer, desde el día que se les prohibió -que es desde 26 de abril de 1618, como consta de la ley 21, título XII, libro IV- se tengan por nulas y no estarán a ellas: y que los despachos se remitan por el señor juez de esta composición, en virtud de la facultad que por la cédula se le concede para que los dirija a todos los subdelegados.

9. Últimamente que se señalasen, como se señala, a todos los ministros subdelegados de esta comisión un 2% de todo lo que cobrasen de las tierras que compusiesen, incluyendo en el 2% todos los gastos de la cobranza.

Los cuales distintos puntos así declarados y acordados por el Consejo tendrán presentes todos los subdelegados de esta comisión para el gobierno de sus operaciones y mejor expediente de lo que en ellas, y su ejecución, se les ofrezca.

Juntando esta norma, con su comisión subdelegada, sin exceder pues de esta forma se espera la distribución legítima de lo que a cada uno tocare y el servicio de Su Majestad en cumplimiento de la obligación de este cargo.

Guadalajara. Don Francisco de Camargo y Paz, juez de cobranzas y de la composición de tierras.

AGI. Guadalajara, leg. 113.

Fuente:

Francisco de Solano. Cedulario de tierras. Compilación. Legislación agraria colonial (1497-1820). Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición: 1984. Segunda edición: 1991. México.

http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=387