Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

      1790-1799

      1780-1789

      1770-1779

      1760-1769

      1750-1759

      1740-1749

      1730-1739

      1720-1729

      1710-1719

          1719

          1717

          1716

          1714

          1713

          1710

      1700-1709

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XVIII > 1710-1719 > 1717

Decreto del Rey Felipe V participando la regla y forma de los ministros de que se habrá de componer la Casa de Contratación de las Indias; su traslado a Cádiz y composición del Consulado
12 de mayo de 1717

Habiendo determinado bajo el nuevo régimen y método establecido para la expedición de todo lo perteneciente a las dependendencias de mi marina de España, aprestos y manutención de mis Reales armadas, avíos de flotas y navíos sueltos, separar del cuidado y manejo del tribunal de la Casa de la Contratación todo lo perteneciente a ellas, y que corra únicamente por la dirección del Intendente general de mi marina de España con total independencia, y tenido presente que una vez que se le ha segregado el cúmulo de negocios, que por lo que mira a la sala de gobierno se incluyen en esta importancia, sólo queda pendiente de la atención y encargo de dicho tribunal de la Casa lo perteneciente a dependencias civiles y canónicas de delitos, hurtos y excesos cometidos en la navegación de las Indias, hurtos de oro o plata, hasta entregarse en mis Reales arcas, o a legítimos interesados, negocios de particulares que no tocan a mi Real Hacienda, dueños de naos, maestres, pilotos o marineros; el proceder contra los que perdieren navíos o dieren causa para ello; contra los que tomaren o abrieren cartas de las Indias; el conocer en los pleitos de enxagues de navíos o adjudicaciones o venta de ellos; los apremios contra los factores y encomenderos de los mercaderes tratantes en Indias al puntual cumplimiento de sus encargos; el conocimiento de las adjudicaciones del dominio de las naos para ser admitidos a las flotas; el recibir las fianzas de los generales y demás cabos de las armas y flotas de Indias, de los maestres de los navíos y demás que, deban darlas, así de oficiales reales de Indias como de otros ministros proveídos a ellas; la adjudicación de las partidas de bienes de difuntos y de ausentes; disponer el beneficio de la plata y oro en pasta, perlas, esmeraldas y demás géneros que traen de la Real Hacienda y bolsas fiscales según mis Reales órdenes, o bienes de difuntos y ausentes; y el poner cobro a todas las partidas y efectos pertenecientes a este género de caudales; y expedir los despachos regulares para los aviamientos, viáticos y entretenimientos de los religiosos que a costa de mi Real Hacienda pasan a las Indias, y lo demás anejo y perteneciente a todo lo referido.

He asimismo considerado en este supuesto que para la expedición de sólo las expresadas dependencias de justicia se hace innecesario el excesivo número de ministros que componen el tribunal de la Casa de la Contratación y resuelto reducirle a sólo un presidente, dos ministros asesores, un fiscal, dos escribanos y un contador he dado comisión al presidente de él y del comercio de Indias don Joseph Patiño para la práctica de está mi Real deliberacion y que desde luego plantifíque y arregle el expresado tribunal con el número de ministros prescrito.

Y siendo de tanta consecuencia para el regular curso de los negocios según mi Real ánimo y deseo de que se eviten a los interesados cualesquiera perjuicios y dilaciones que este juzgado se establezca desde ahora para en adelante en la ciudad de Cádiz, a fin de que los individuos del común del comercio tengan más próximo su recurso en las casos que se ofrecieren, se le ha mandado lo ejecute así por ser conforme a mi Real voluntad, como también para proponerme los ministros que fueren más idóneos y apropósito para afianzar el mayor acierto en su práctica y la mayor pureza en la decisión de las cosas de justicia a fin de confirmarlos en estos empleos en virtud de mis reales títulos y aprobación, como los estatutos y reglas con que deberá regirse para la más pronta y sumaria expedición de los negocios concernientes a lo universal y particular del comercio por lo conveniente que se hace concederle todos los alivios y conveniencias que puedan conspirar a su aumento. Y contemplando ser de igual consecuencia e indispensable que como miembro y sala del referido tribunal resida en la ciudad de Cádiz el Consulado y que éste se reduzca a un número correspondiente de individuos, es también mi Real ánimo se componga de sólo tres cónsules, primero, segundo y tercero, con preferencia del primero al segundo y del segundo al tercero, y que los dos primeros que se elijan sean individuos de la Universidad de cargadores de la ciudad de Sevilla y uno de la de Cádiz, quedando en adelante el tercer cónsul de un año por primero de otro y así sucesivamente para la inteligencia y noticia de los negocios que estuvieren pendientes al tiempo de las elecciones, las cuales deberán ejecutarse con asistencia del presidente o ministro que destinare, como también la de dos diputados que el Consulado deberá tener en la ciudad de Sevilla de la Universidad de sus cargadores para la expedición de sus dependencias con participación del tribunal al cual deberán representar sobre todo lo que ocurriere dando regla y forma para que los litigantes no padezcan detenciones y que sean despachadas sus instancias breve y sumariamente la palabra atendida y la buena fe guardada con todas las demás providencias que puedan promover al beneficio común y conspirar a impedir la continuación de los abusos que se han introducido, y a establecer en la buena forma que conviene este tribunal y que justifique los derechos legítimos que tuvieron los individuos que hasta ahora hubieren gozado oficios vendidos en propiedad de los que se deberán extinguir para que a medida de su justicia puedan tener correspondiente reintegración.

Tendráse entendido en el Consejo de Indias para su inteligencia, pues por lo que mira a la ejecución de todo lo referido queda dada orden que corresponde a don Joseph Patiño.

Rubricado de la Real mano de S. M.

En Segovia, a 12 de mayo de 1717.

Fuente: Cedulario americano del siglo XVIII: colección de disposiciones legales indianas desde 1680 a 1800, contenidas en los Cedularios del Archivo General de Indias; edición, estudio y comentarios por Antonio Muro Orejón, volúmen 2: Cédulas de Felipe V (1700-1724), Escuela de Estudios Hispano-Americanos de Sevilla, Sevilla, 1956-1969, pp. 513-516.