Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

      1790-1799

      1780-1789

      1770-1779

      1760-1769

      1750-1759

      1740-1749

      1730-1739

      1720-1729

      1710-1719

          1719

          1717

          1716

          1714

          1713

          1710

      1700-1709

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XVIII > 1710-1719 > 1717

Cumplimiento de la real cédula del 26 de octubre de 1715: regularización de todas las situaciones anómalas mediante composición. Diligencias del juez privativo de composición de tierras con un hacendado con mulos y pagos en regla.
México, 9 de enero, 1717.

El licenciado don Félix Suárez de Figueroa, del consejo de Su Majestad, su oidor en esta Real Audiencia de la Nueva España, su juez privativo de composición de tierras, aguas, su indulto y recaudación: y de todo lo demás que se poseyese sin título legítimo o con vicios, defectos y nulidades, porque se debe hacer restitución al real patrimonio en el distrito y jurisdicción de esta Nueva España.

Por cuanto Su Majestad, que Dios guarde, por real cédula que expidió en Buen Retiro a 26 de octubre de 1715, refrendada de don Francisco Castejón, su secretario, fue servido dar comisión al señor licenciado don José Agustín de los Ríos y Verriz, de su Consejo, en el Real y Supremo Consejo de las Indias y junta de guerra de ellas para recaudar todo lo que se estuviese debiendo de compras de villas, lugares, jurisdicciones, dehesas, bosques, plantíos, alcabalas, pechos y derechos y otras cosas que se hayan enajenado y toquen a la real corona; tierras, sitios, aguas y lo demás que pertenezca en estas Indias al real patrimonio y se posea sin título y justa causa, con exceso y demasía o con vicio, defecto o nulidad, o que haya habido ocupación o usurpación, procediendo a la restitución de todo componiendo, admitiendo e indultando a los poseedores las cantidades proporcionadas para los ejércitos en las asistencias de las guerras y defensa de los legítimos dominios de Su Majestad: dándoles los títulos convenientes.

Y que no arreglándose a estas providencias lo vendiese y beneficiase conforme a las leyes del reino que de esto tocan, sin excepción de personas, ni comunidades, dándoles facultades para hacer subdelegaciones en ministros de estas Audiencias: y éstos en otros.

Y poder bastante para que conozcan de todo ello sin que con causa, ni pretexto alguno lo impidan los Exmos. señores virreyes y presidentes, Audiencia y gobernadores, antes den el auxilio, favor y ayuda que se les pidiese.

Y que si de los autos y sentencias de unos y otros se apelare por alguna de las partes, se les otorguen las apelaciones para el Real Consejo de Indias, en cuya virtud a los 16 de febrero de 1716 me delegó, en el todo dicha real cédula y comisión, como Su Majestad se la confirió, y con la misma comisión.

Y habiéndola recibido la presente en este real acuerdo ante los señores virreyes, presidente y oidores, y en auto que proveyeron en 20 de julio de 1716 la obedecieron y dieron el paso reservado.

Y hecho notorio por edictos que se fijaron en esta ciudad en cumplimiento de lo mandado por Su Majestad don Juan Leonel Gómez de Cervantes me presentó el escrito en su tenor, con el decreto que a él proveí y testimonio relativo de títulos que a su continuación se puso es como sigue:

1. [Instancia de un propietario, mayorazgo de haciendas en Querétaro y otras tierras. Pagos de composiciones anteriores.]

Don Juan Leonel Gómez de Cervantes, vecino de esta ciudad, como mejor proceda de derecho, digo que yo poseo y soy dueño de haciendas en la jurisdicción de Querétaro, nombradas La Llave, La Puente y Fuente de Nava: las cuales pertenecen a mi mayorazgo y se hallan compuestas con Su Majestad en la composición que hice ante el señor licenciado don Pedro de la Bastida, de la orden de Santiago, del consejo de Su Majestad, su oidor que fue de esta Real Audiencia de México y juez privativo de las composiciones de tierras y aguas.

Como así mismo en la composición que hice el año de 1643 en que se compuso la jurisdicción de Querétaro y se hizo prorrateo a cada uno de los labradores.

Y que por lo que a mí toca se me reguló 102 pesos y 4 tomines, que exhibió el depositario de dichos efectos, como consta del testimonio de dicho prorrateo, que con el de dicha composición, con la debida solemnidad, demuestro.

Y respecto de no ser comprensivo en esta nueva composición por haber cumplido con lo que Su Majestad manda en su real cédula sea Vuestra Señoría de darme por libre respecto a estar compuesto.

Y así mismo tengo y poseo cuatro caballerías que se hallan en términos del pueblo de Tultitlán, jurisdicción de Tlalnepantla y una hacienda, que llaman El Olivar, que está en jurisdicción de Coatepeque: las cuales compuse ante dicho señor don Pedro de la Bastida y serví a Su Majestad con 90 pesos y 4 reales, que exhibí como la media que se me reguló.

Los cuales exhibí al depositario de estos efectos, como consta así mismo del testimonio que con la dicha solemnidad demuestro.

Y respecto a no tener vicio ninguno dichas haciendas y estar en tierras que pertenezcan a Su Majestad, y haberse cumplido con lo acordado en dicha real cédula, se ha de servir Vuestra Señoría de darme por libre.

Y que para ello se me libre despacho y que le conste a los comisarios que se hallaren entendiendo en dichas composiciones por Vuestra Señoría, para que no me obliguen a la exhibición de títulos, ni a nueva composición.

A Vuestra Señoría pido y suplico que habiendo por presentado dichos instrumentos se sirva mandar hacer y determinar, como pido.

Y los instrumentos se me devuelvan originales, para guarda de mi derecho. Con esta petición pido justicia.

2. [Decreto del juez de tierras: que se siga testimonio sobre tierras compuestas del mayorazgo y otras posesiones por componer]

México, 7 enero, 1717.

Pongáse testimonio relativo a los recaudos que demuestra que se le debe llevar originales: y hecho tráiganse vistos estos autos para determinar su conveniente al real patrimonio. Licenciado Félix Suárez de Figueroa.

En cumplimiento de lo mandado en el decreto que precede yo, don Pedro de Robledo, escribano del rey nuestro señor, que Dios guarde, y de la comisión privativa de recaudaciones de tierras, aguas, composición y venta e indulto de todo ello y de lo demás tocante al real patrimonio:

Conforme a la real cédula de ella que ejerce el señor licenciado don Félix Suárez de Figueroa, del consejo de Su Majestad, su oidor en esta Real Audiencia, doy fe y testimonio de verdad cómo por los títulos y recaudos demostrados por el capitán don Juan Leonel Gómez de Cervantes consta y parece:

Una merced hecha por el Excmo. señor don Antonio de Mendoza, virrey que fue de esta Nueva España, en 22 de enero de 1547 a Juan Jaramillo de cuatro caballerías en términos del pueblo de Teutitlán, a un lado de la cañada que sale de dicho pueblo a esta ciudad, frontero y aguas vertientes hacia el oriente, frontero y a la linde de un remanso de agua, que está cerca del pueblo.

Ínterin dado en la ciudad de Querétaro a 12 de abril de 1695 por don Diego García de la Paz, escribano de Su Majestad.

También se compuso en la composición general que por el año de 1643 los vecinos y labradores de ella y jurisdicción de San Juan del Río ajustaron en cantidad de 8,000 pesos: habiendo aprestado las haciendas nombradas de La Llave, La Puente con todos los sitios y caballerías que les pertenecen y que a la sazón poseía don Diego de Cervantes Casaus, caballero de la orden de Santiago: en 8,000 pesos le prorratearon 129 pesos, que exhibió y de que otorgó recibo Miguel Velázquez de Lora, comisario enviado para la mencionada comisión.

Y en la propia forma, habiendo estimado el valor de la hacienda Fuente de Nava, que entonces poseía don Diego Barrientos en 4,000 pesos, le prorratearon cuarenta y cuatro pesos y cuatro tomines.

Y por los testimonios dados en 4 de junio de 1695 por Nicolás de Varela, escribano real y de provincia en esta corte.

Así mismo se percibe que siendo juez privativo de esta propia comisión el licenciado don Pedro de la Bastida, oidor de la Real Audiencia de Nueva España, habiendo exhibido don Juan Leonel de Cervantes Carvajal por lo que mira a las mencionadas haciendas 102 pesos y 4 tomines; y por lo que toca a la hacienda El Olivar, en la jurisdicción de Cuatepeque, cuatro caballerías en los términos de Teutitlán de la jurisdicción de Tlalnepantla, y otras, otros 97 pesos, le admitió a composición e hizo suplemento de título en forma.

3. [Despacho del juez de tierras: el resguardo de los pagos de la composición en las diferentes ocasiones que se exigió (1643, 1695, 1717) le autoriza para dar al propietario aval como un otro título de propiedad]

México, 9 de enero, 1717.

Y parece todo lo referido de los expresados instrumentos: que devolví a la parte.

Y para que conste con virtud de lo mandado doy el presente testimonio, siendo testigos don José del Campo, Cristóbal de Ecija y Andrés de Cisneros; presente, Pedro de Robledo, su escribano.

Y por mí vistos estos autos: por uno que proveí este día, tuve por bien de expedir el presente: por el cual declaro que don Juan Leonel Gómez de Cervantes cumplió con lo mandado por Su Majestad en la real cédula de mi comisión, citada (26 de octubre, 1715) por la manifestación que hizo de sus haciendas de ganado, mayor y labor temporal y riego, nombradas La Llave, La Puente, Fuente de Nava que son en la jurisdicción de Querétaro; la del Olivar en la de Coatepeque y cuatro caballerías de tierra en la de Tlalnepantla de que expresa poseedor y que no son comprendidas las caballerías y las demás tierras que incluyen así por haber demostrado la merced de que se usó certificarlos como por asistirle las composiciones que sus causantes ajustaron por los años de 1643, y 1695, de que también se puso certificación: que se deben guardar, cumplir y ejecutar como hechas con facultad real.

Teniendo, como tengo, entendido que por sus notorias obligaciones, lealtad y celo de buen vasallo de Su Majestad no habrá excedido de los que comprendieron por cuya razón está obligado a la exhibición de títulos, medidas, ni a entrar en composición ahora, ni en ningún tiempo, ni a contribuir con cantidad alguna.

En cuya conformidad ordeno a los comisionados que hubieren ido, y fueren, a las jurisdicciones y donde caen todas estas tierras que por esta causa no le inquieten, perturben, ni pasen a diligencia alguna.

Y que ellos, o los justicias de sus partidos, en que para este caso, y no en más subdelegaciones, mi comisión le amparen y mantenga en la posesión en que ha estado y está en dichas tierras.

Y si quisiere se las midan y amojonen en forma y conforme a derecho entregándoles las diligencias que ejecutasen originalmente con este despacho pata 197 en resguardo del suyo y que le sirva de título en todo tiempo.

ACDR. Papeles del mayorazgo de La Llave, vol, 4, fols. 420-424.

Fuente:

Francisco de Solano. Cedulario de tierras. Compilación. Legislación agraria colonial (1497-1820). Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición: 1984. Segunda edición: 1991. México.

http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=387