Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

      1690-1699

          1697

          1696

          1695

          1692

          1690

      1680-1689

      1670-1679

      1660-1669

      1650-1659

      1640-1649

      1630-1639

      1620-1629

      1610-1619

      1600-1609

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XVII > 1690-1699 > 1695

Real cédula a la audiencia de México facultándola para que las propiedades de los mayorazgos que padeciesen ruina pudiesen ser vendidas o acensuradas, para por este medio reparar los bienes de los vínculos.
Madrid, 22 de junio, 1695.

El Rey.

Presidente y oidores de mi Real Audiencia de México.

En carta de 31 mayo del año pasado de 1694 representasteis que desde que se erigió la audiencia ha conocido de todos los pleitos y causas que se han ofrecido de mayorazgos y permitir a los dueños el acensurar o vender los bienes, efectos de ellos y haberse llegado a dudar si reside en vos amplia facultad de poderlo hacer.

Y por esta razón las casas y haciendas vinculadas que padecen ruinas por incendios u otros contratiempos se quedan sin reparo por las pobrezas de sus poseedores y recelo en los que las pudieren comprar de que en lo venidero los desapeguen de ellas, proponéis para obviar esos inconvenientes y que las familias se mantengan con lustre sea Yo servido conceder facultad de dar licencia a los dueños de mayorazgos de esa jurisdicción que ocurrieren a pedirlas para acensurar y vender casas y bienes vinculados y de mayorazgos, precediendo las diligencias que previene el derecho.

Vista esta representación en el consejo y lo que informa en carta de 24 de junio del mismo año el oidor don Juan Garcés de los Fayos, con lo que dijo el fiscal, y consultándoseme todo he resuelto con atención a los justos motivos que concurren para ello y aprobar lo que hasta aquí habéis obrado en este punto y concederos la facultad que pedís por lo que mira únicamente a causas vinculadas o de mayorazgos que habían padecido ruina, para que puedan acensurar o vender atendiendo precisamente justificación de sus dueños de no tener otros bienes con qué repararlas y con la cantidad que se diere por la casa o casas, ya sea por vía de venta o por la de censo, se deposite primero y antes que se perfeccione el contrato para que se abrogue en otra finca y el vínculo o mayorazgo no padezca detrimento.

También he deliberado que esta facultad no sólo se entienda y practique en esa audiencia, sino en las demás de esas provincias y las del Perú, para que en todas partes se ocurra a la utilidad e interés de la causa pública.

BNM. ms. 13.332. fols. 30-31

Fuente:

Francisco de Solano. Cedulario de tierras. Compilación. Legislación agraria colonial (1497-1820). Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición: 1984. Segunda edición: 1991. México.

http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=387