Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

      1690-1699

          1697

          1696

          1695

          1692

          1690

      1680-1689

      1670-1679

      1660-1669

      1650-1659

      1640-1649

      1630-1639

      1620-1629

      1610-1619

      1600-1609

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XVII > 1690-1699 > 1692

Real cédula al virrey de la Nueva España sobre la creación de la superintendencia del beneficio y composición de tierras en las provincias del Perú y Nueva España para mejor control y vigilancia de la composición de tierras en ambos virreinatos.
Madrid, 1 de julio, 1692.

El Rey.

Mi virrey, gobernador y capitán general de las provincias de Nueva España.

En mi Consejo de las Indias se ha entendido que hay muchos poseedores de tierras que pertenecen a mi Real Patrimonio en las provincias del Perú y Nueva España, sin título, ni justas causas por donde les pertenezcan y que algunos que le tienen ha excedido agregándose e introduciéndose en otras que no les están concedidas por sus títulos, y aunque por leyes comprendidas en el libro IV, título 12 de la Nueva Recopilación de Indias, os está concedida la facultad de composición de dichas tierras, considerando vuestras ocupaciones en la ocurrencia de tantas dependencias como tendréis en el manejo de vuestro empleo, he deliberado encargar por comisión particular al licenciado don Bernardo de Valdés y Girón, de mi Consejo, Cámara y Junta de Guerra de Indias, la superintendencia del beneficio y composición de las tierras que me pertenecieren en las provincias del Perú y Nueva España, con facultad de que la pueda subdelegar en ministros de mis Audiencias de ellas, a fin de que separadamente cuiden del beneficio y composición de dichas tierras, como más desembarazados para atender a su efecto y logro, de que me han parecido avisaros para que estéis advertido de esta resolución.

Y ordenaros y mandaros, como lo hago, fomentéis y asistáis al dicho don Bernardo de Valdés y sus subdelegados, dándoles el favor y ayuda siempre que os lo pidieren y hubieren menester para que se logre el fin a que se dirige esta providencia, como lo fío de vuestro celo y atención a mi servicio, que así es mi voluntad.

AGI. Indiferente general, leg. 538. En Muro, I, pp. 471.

Fuente:

Francisco de Solano. Cedulario de tierras. Compilación. Legislación agraria colonial (1497-1820). Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición: 1984. Segunda edición: 1991. México.

http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=387