Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

      1690-1699

      1680-1689

      1670-1679

      1660-1669

      1650-1659

          1659

          1656

          1654

          1650

      1640-1649

      1630-1639

      1620-1629

      1610-1619

      1600-1609

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XVII > 1650-1659 > 1659

Los alcaldes de un pueblo de indios donan un solar y una suerte de tierras a un terrateniente, para que les ayude y ampare. Y procedimientos para legitimar dicha donación.
San Juan del Río, 23 de febrero, 1659.

1. [Certificación de la donación, en idioma otomi]

Don Nicolás Lorenzo, juez y gobernador nuquacottitloninam duttisiampra amatzentaxi an cabecera don Mateo de Ribera y don Marcos de Guzmán, Domingo Hernández de alcaldes he nuna amalmini nuquac San Juan antahe nuttanina maphi conaquetho cannithuna malmini tiemhore dimamhme guenaguetho xotayumpan he xongun e mohomaho enehuemcaten enchuemcate chanuya nutto daxin manetto moda maquetho nucco cotti o betipephi omahme; mahni guama, niquac nuda o don Juan Leonel de Cervantes Carvajal cay buequamahniqua yne nuttamta say, nuttanta catá, anbrayhe xmanetta antemoxa tamhé nuttam tettam ytzo amaquahuni aninehiconvé xmaguthonu tamxmtimahmé titichapa he gracias y donación mahomaqhuasuxstacathoro chonta huati xmmaquetho an de pecho nattembi entre vivo nuna an suerte amaxrian solar. Ycha antayumrrianuattam y venamini nemam antamaxey xmmipenquineyc annichan nupugnachanegottli consihuamtali e ningun xogui heye señor Tomás Enríquez Rangel, o teniente nuqua ama mniqua nuquacotli toxn:imi yam patho eningum o mabides señor Juan Flores Rabanal chanugua manepuetkw anahiadi yhandi enigun emabuaho Cardenas chanutta naxidi numana hoyna an oriente an 46 varas, chanutta nama a norte a 57 varas, que demanoan an sur chanun.

Mahme chontado tita huati chotaxeni coxmnihué nuya ema testigos he xmata hiustzi aniye nuya ema testigos he dengun xmgatahum xamay che chanuna mahoyna chongani hoy ama hoy thoquac amamotigua chotalmanbi anina hia chanubuc chota amian bi ani mne hia coxmti buephe coxmca diunna heani manghuani quenyamaoa Domingo nadotemahic antzna febrero de mil seiscientos y cincuenta y nueve años.

2. [Traducción protocolizada por el teniente de alcalde mayor]

San Juan del Río. 25 de junio, 1659.

Ante mí, Tomás Enríquez Rangel, teniente de alcalde mayor de este pueblo por el general don Cristóbal de Salazar y Castilla, que lo es por Su Majestad, procediendo como juez receptor y en presencia de los testigos parecieron Juan de Fuentes y Juan de Piña, intérpretes nombrados, a los cuales dije conocer.

Y dijeron que tienen trasuntado y vuelto a la lengua castellana el recaudo que se les entregó.

El cual, a la letra, y sin ninguna falta, es y dice lo siguiente:

Don Nicolás Lorenzo, juez gobernador de esta provincia de Jilotepeque.

Don Mateo de Ribera, don Marcos de Guzmán, Domingo Hernández, alcaldes de este pueblo de San Juan del Río y en nombre del común de este pueblo decimos y declaramos que hemos recibido mucho bien y buenas obras, así a nosotros, como a todos los demás naturales de este pueblo, del señor don Juan Leonel de Cervantes Carvajal, residente en este pueblo: que quiere vivir y avecindarse entre nosotros para ampararnos y ayudarnos en lo que fuere justo.

Es necesario, en pago de ello, le haremos gracia y donación verdadera para siempre jamás que ninguno lo pueda deshacer.

Y también el derecho que llaman entre vivos, una suerte y solar que está en el camino real que pasa por este pueblo y va a Querétaro y vuelve a entrar hacia la iglesia, que está hacia la parte de arriba, enfrente de las casas que está labrando el señor Tomás Enríquez Rangel, teniente de este pueblo; y por la parte de abajo linda con casa del español Juan Flórez Rabanal, y por la parte del oriente enfrente de las casas de los españoles Cárdenas:

Y el ancho de esta tierra del oriente, 46 varas; y de largo de norte, 57 varas hacia el sur.

Y de esto que decimos ninguno lo ha de contradecir, ni deshacer, ni anular: que es delante de nuestros testigos, que también han de firmar de la mesma manera que nosotros hemos de firmar.

Y esta tierra no es de nadie, es baldío.

En este pueblo no hay quien alegue sobre ella.

Y si alguno alegare de ella estamos, también, para dar razón de ella.

Hoy domingo, a 23 de febrero de 1659.

Y los dichos Juan de Fuentes y Juan de Piña, intérpretes, que han trasuntado lo referido bien y fielmente, como en dicho recaudo se contiene, con las firmas que están al pie de él, y lo juraron por la cruz.

Y visto por mí, dicho teniente de alcalde mayor, se dé traslado al común y naturales de este pueblo del dicho recaudo y su trasunto.

Y con sustentación se le dé al dicho don Juan Leonel que pide del dicho solar.

Y atento a que en este pueblo no está alguacil de esta jurisdicción, ni intendente suyo, ni escribano público para que dé posesión y en la que tomare se le ampare en nombre de Su Majestad.

Y así lo firmo, siendo testigos Francisco Pérez Ochoa y José de Haro.

3. [Certificación del teniente de alcalde mayor de que los alcaldes, regidores y otras autoridades del pueblo de indios, se ratifican en la donación]

San Juan del Río, 26 de junio, 1659.

Yo, Tomás Enríquez Rangel, teniente de alcalde mayor de este pueblo, procediendo como juez receptor leí y notifiqué el auto de esta otra parte, como se contiene.

Y el trasunto de los recaudos presentados, como en ellos se declara: y de uno y otros, y demás autos di traslado mediante Juan de Fuentes y Juan de Piña, intérpretes, a don Mateo de Ribera, don Marcos de Guzmán y Domingo Hernández, alcaldes; a don Bartolomé de Santiago, Juan Hernández, Francisco Martín y Diego Ramírez, regidores y fiscales de república del común y naturales de este pueblo, por sí y el dicho común.

A los cuales y a cada uno, de por sí en su persona mediante dichos intérpretes, se les dio a entender lo contenido en dichos autos: y se les levó de verbo ad verbum el dicho trasunto, como está y se contiene en estos autos.

Los cuales, a quienes certifico conocer dijeron que todo lo contenido en estos autos es hecho de su libre voluntad, por las razones que en dichos recaudos se contienen.

Y el dicho trasunto es lo mismo que se contiene en el recaudo hecho y firmado de los susodichos y su gobernador.

Y por sí y en nombre del común lo aprueban y ratifican con los requisitos de derecho necesarios, y según lo contenido en ellos se obligan y confiesan les es de utilidad hacer y aprobar la dicha donación por ser, como es, un solar escaso y despoblado y que no les sirve de ninguna cosa.

Y han por bien se les dé posesión de él al dicho don Juan Leonel de Cervantes. Y lo firman, con uno de los intérpretes.

Y yo, dicho teniente de alcalde, doy fe. Y para la validación de todo interpongo la autoridad y judicial decreto de la real justicia, siendo testigos José de Haro y Francisco Pérez Ochoa, vecinos de este pueblo.

4. [Petición del agraciado para que a pesar de las restricciones que impedían a los foráneos residir en los pueblos de indios pudiese tomar posesión de la donación]

Don Juan Leonel Cervantes Carvajal como más y mi derecho convenga digo:

Que el común y alcaldes de este pueblo de San Juan del Río me hicieron donativo de un sitio de solar: que está en la calle que viene de la real de este dicho pueblo a la iglesia, entre casas de Tomás Enríquez Rangel, que al presente está labrando, y de Juan Flórez Rabanal, y frontero de un solar que tiene Manuel González por la parte que mira al camino que viene de la ciudad de México y por la otra parte las casas de don Juan de Zúñiga: como más largamente consta de la dicha donación que, con la solemnidad de suso necesaria presento ante vuestra merced.

Por todo lo cual pido y suplico a vuestra merced me mande dar posesión del dicho solar.

Y el original con dicha donación me lo mande entregar para título del resguardo de mi derecho.

5. [El teniente de alcalde mayor da posesión del solar y suerte de tierras, sin perjuicio de tercero]

San Juan del Río, 26 de junio de 1659

En el pueblo de San Juan del Río, jurisdicción de Santiago de Querétaro, estando el solar contenido en los autos de atrás: que es en este pueblo, entre la calle que sale de la iglesia a la calle Real, y que sale de las casas del licenciado Simón Núñez Bala, cura beneficiado de este pueblo, a dar a dicha calle real y linda con casas de Juan Flórez Rabanal por una parte y por la otras casas que al presente está labrando Tomás Enríquez Rangel, y confronta con casas de don Juan de Zúñiga, calle en medio por la parte de abajo.

Y por la parte de arriba con solar de Manuel González y casas de los herederos de Francisco de Cárdenas.

Yo, Tomás Enríquez Rangel, teniente de alcalde mayor de este pueblo por el señor general don Cristóbal de Zaldívar y Castilla que lo que es por Su Majestad, procediendo como juez receptor en cumplimiento del auto atrás, cogí por la mano al dicho don Juan Leonel de Cervantes Carvajal en nombre de Su Majestad y, sin perjuicio de tercero, metí en posesión al susodicho en el dicho solar: el cual se paseó por él, arrancó hierbas, tiró piedras e hizo otros actos de verdadera posesión.

La cual aprendió actual, quieta y pacíficamente, sin contradicciones de ninguna persona. Y me pidió diese por testimonio.

Y yo, dicho teniente, lo doy, de que paso así y en nombre de Su Majestad al dicho capitán don Juan Leonel de Cervantes en la dicha posesión para que ninguna persona le inquiete, ni perturbe en ella sin primero ser oído y por derecho vencido: pena de 100 pesos para la cámara de Su Majestad.

Y lo firmó dicho teniente, siendo testigos el licenciado Simón Núñez Bala, cura beneficiado, y licenciado Juan Felipe del Castillo, presbítero, y don Nicolás de Betanzos.

6. [El virrey aprueba y confirma la toma de posesión]

México, 23 de agosto de 1659.

Don Francisco Fernández de la Cueva, duque de Alburquerque, virrey, etc.

Porque don Juan Leonel de Cervantes me ha hecho relación que, como consta de los recaudos que demuestra, el gobernador y alcaldes del pueblo de San Juan del Río, jurisdicción de la ciudad de Santiago de Querétaro, por las razones que en dichos recaudos se expresan le hicieron gracia y donación de una suerte y solar que está en el camino real de dicho pueblo, y va a dicha ciudad de Querétaro: del cual tenía tomada posesión, quieta y pacíficamente por la justicia, con citación y aprobación del común y demás naturales de dicho pueblo, para cuya validación me suplicó fuese servido de mandar, aprobar y confirmar dicha posesión y que sea amparado en ella conforme a derecho.

Mandé dar vista al señor fiscal doctor don Luis de Mendoza Cataño y Aragón.

Y con su respuesta lo remití al señor doctor don Andrés Sánchez de Ocampo, oidor de la Real Audiencia para que diese, como dio, su parecer, que es éste:

Excmo. señor.

Siendo vuestra excelencia servido puede confirmar esta posesión en virtud de la donación hecha, sin perjuicio de tercero que mejor derecho tenga.

Vuestra Exca. mandará siempre lo mejor.

México, 8 de agosto, 1695

Y por mi voto, conformándose con el dicho parecer, por el presente apruebo y confirmo al dicho don Juan Leonel de Cervantes en la posesión que se le dio de la suerte y solar de que le hicieron donación el gobernador y alcaldes de dicho pueblo de San Juan del Río, jurisdicción de Querétaro sin perjuicio de tercero que mejor derecho tenga.

Y mando que no sea despojado de él sin ser primero oído, y por fuero y derecho vencido.

ACDR. Papeles del mayorazgo de La Llave, vol. IV, fols. 395-400

Fuente:

Francisco de Solano. Cedulario de tierras. Compilación. Legislación agraria colonial (1497-1820). Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición: 1984. Segunda edición: 1991. México.

http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=387