Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

      1690-1699

      1680-1689

      1670-1679

      1660-1669

      1650-1659

          1659

          1656

          1654

          1650

      1640-1649

      1630-1639

      1620-1629

      1610-1619

      1600-1609

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XVII > 1650-1659 > 1656

Mandamiento para que los ocupantes indebidos de unas tierras, propiedad de indio principal, las desalojen y paguen el arrendamiento del tiempo que las ocuparon.
México, 5 de abril, 1656.

Don Francisco Fernández de la Cueva, duque de Alburqueque, virrey, etc.

Por cuanto Juan Pérez de Salamanca, por don Francisco de Torres, natural y principal del pueblo de Cuauhtinchan, me hizo relación que su parte tiene cantidad de tierras, de su patrimonio heredadas de sus antepasados y de don Juan de Moscoso, su padre legítimo, que tuvo y poseyó como constaba de los recaudos y testamento, que su parte, como su hijo y universal heredero.

Tiene en su poder y que hoy unas personas pretenden entrarse en dichas tierras y apoderarse de ellas, impidiéndole el uso y aprovechamiento de ellas, causándole grave daño y perjuicio, a que no debe dar lugar.

Y me pidió mande a la justicia de aquel partido ampare a su parte en las tierras que constare ser suyas, y en conformidad de dichos recaudos y testamento: sacando de dichas tierras a las personas que las ocuparen y compeliéndoles a que le paguen su arrendamiento por razón del tiempo que las han ocupado.

Y del cumplimiento se le dé testimonio para, en guarda de su justicia que pidió y que lo notifique persona que sepa escribir, con testigos.

Y por mí visto en el Juzgado General de Indios de esta Nueva España, con parecer de don Juan Manuel de Sotomayor, alcalde en esta corte, mi asesor general en él, por el presente mando a vos, la justicia del dicho partido de Cuauhtinchan que constando de relación verdadera en lo aquí pedido amparéis al dicho don Francisco de Torres en las tierras que fueren suyas, sin perjuicio de tercero.

Y no consintáis que persona alguna se las ocupe, ni impida el uso y aprovechamiento de, ellas; y debiéndole algún arrendamiento de dichas tierras se le pague luego.

Y se notifique como pide.

AGN. Indios, vol. 20, exp. 93. publicado en Documentos sobre tierras y señorío de Cuauhtinchan, México. Instituto Nacional de Antropología e Historia, 1978, Colección Fuentes, núm. 57, pp. 174-175.

Fuente:

Francisco de Solano. Cedulario de tierras. Compilación. Legislación agraria colonial (1497-1820). Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición: 1984. Segunda edición: 1991. México.

http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=387