Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

      1690-1699

      1680-1689

      1670-1679

      1660-1669

      1650-1659

      1640-1649

      1630-1639

          1636

          1635

          1632

          1631

      1620-1629

      1610-1619

      1600-1609

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XVII > 1630-1639 > 1635

Real cédula al virrey del Perú anunciando la puesta en vigor de las disposiciones que regulaban la venta y composición de tierras.
1635.

El Rey.

Conde de Chinchón, pariente, de mi Consejo de Estado y Guerra, mi virrey y gobernador y capitán general de las provincias del Perú.

Con particular cuidado se ha visto y reconocido lo que decís en orden a las causas porque vos y las personas que concurrieron en el acuerdo de hacienda que hicisteis para dar forma al cumplimiento de la cédula mía de 27 de mayo de 1631 [Doc. núm. 167] sobre venta y composición de tierras, fuisteis de parecer se suspendiese su ejecución.

Y ha parecido que, sin embargo de todo ello, se cumpla y ejecute lo que tengo resuelto y mandado como lo haréis.

Pues ninguno de cuantos medios se me han propuesto en beneficio de mi hacienda se ha tenido por más justificado que éste.

Y si siendo así se dificulta, no se cuál es el que se ha de hallar sin inconveniente.

Y en cuanto a lo que representáis de la corta y poca confianza de personas a quién cometer su ejecución lo podréis disponer por los medios más proporcionados que se ofrecieren, como sería por mano de los corregidores y oficiales reales de mi real hacienda salieren a la vista de la tierra, pues lo deben hacer cada un año, sin que por esta causa se detenga más de lo que acostumbra.

Y en lo demás que proporciona cerca del embarazo que esto podría causar para la reducción que se pretende hacer de los indios sobre qué se discurrió en el dicho acuerdo de hacienda, iréis con advertencia de procurar que estas composiciones se hagan en forma conveniente, dejando a los indios parte de las tierras para sus labores, ganados y reducciones que se hicieren, pues éstas no pueden ser de tanto número de gente que tengan necesidad de tantas tierras como hasta aquí.

Y todo lo iréis ejecutando con el celo y atención que sé y en vos fío.

RAH. Colección Mata linares, 98. fol. 81.

Fuente:

Francisco de Solano. Cedulario de tierras. Compilación. Legislación agraria colonial (1497-1820). Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición: 1984. Segunda edición: 1991. México.

http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=387