Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

      1690-1699

      1680-1689

      1670-1679

      1660-1669

      1650-1659

      1640-1649

      1630-1639

      1620-1629

          1629

          1628

          1624

          1622

          1621

          1620

      1610-1619

      1600-1609

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XVII > 1620-1629 > 1622

Mandamiento del virrey corroborando disposición legislativa antigua por la que se ordenaba que las aguas, montes y pastos eran de propiedad comunal.
México, 24 de mayo, 1622.

Don Diego Carrillo de Mendoza, conde de Priego, virrey, etc.

Por cuanto en el libro de provisiones, cédulas, instrucciones, ordenanzas de difuntos y audiencia para la buena expedición de los negocios y administración de justicia y gobernación de esta Nueva España y para el buen tratamiento y conservación de los indios desde el año de 1525 y hasta el de 1563 en el título de "montes comunes", a foja 85, está un capítulo del tenor siguiente:

Vemos lo que Nos escribistes cerca de vedar al marqués los montes y pastos de los lugares y contenidos de su merced.

Nos ha parecido que los dichos montes y pastos y aguas deben ser comunes para los españoles, y Nos ha parecido bien.

Y así mandamos proveáis cómo se guarde y cumpla y hagáis guardar y cumplir.

Y ahora Bernardo de Pastrana, criador de ganados mayores y menores de la jurisdicción de Guaspaltepec, donde tiene sus haciendas y sitios de estancia, me hizo relación que a su linde tiene otros don Fernando de Rivadeneyra el cual, sin licencia y de su autoridad, contraviniendo a las ordenanzas, ha hecho una cerca de más de media legua de tierra, con grave daño y perjuicio de sus ganados, porque les estorba el paso y pasto, siendo común. Además de que al herrar los becerros se hacen otros fraudes, herrando los que le pertenecen y entrando en la dicha cerca, conque después aunque el becerro reconozca la madre no la puede seguir. Pidiéndome provea del remedio conveniente.

Y por mí visto, con el parecer del doctor Hernando Carrillo Altamirano, a quien lo remití, por el presente mando que la dicha real cédula de suso inserta se guarde y cumpla por su tenor, y que el dicho don Fernando de Rivadeneyra no impida al dicho Hernando de Pastrana su defecto con cercas, ni en otra manera.

Y si el dicho don Fernando tuviere causa y razón que mostrar para hacer lo contrario la dé ante la justicia del lugar donde el dicho don Fernando estuviere, a la cual mando que oídas las partes la haga, así en lo de las cercas y libertad de pastos, como a los becerros que se desahijan.

Y me informe de lo que hiciere.

AGN. Ordenanzas, vol. 4, ff. 106-107

Fuente:

Francisco de Solano. Cedulario de tierras. Compilación. Legislación agraria colonial (1497-1820). Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición: 1984. Segunda edición: 1991. México.

http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=387