Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

      1690-1699

      1680-1689

      1670-1679

      1660-1669

      1650-1659

      1640-1649

      1630-1639

      1620-1629

      1610-1619

      1600-1609

          1609

          1607

          1606

          1604

          1603

          1601

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XVII > 1600-1609 > 1609

Real cédula ordenando sean fundados pueblos de indios, con sus tierras comunales y vecinales, para limitación de los traslados de población desde zonas lejanas a las minas.
Aranjuez, 26 de mayo, 1609.

Porque a los indios se les haga más ligero y tolerable el gravamen de mitas y repartimientos y se excuse el traerlos de fuera ordenamos y mandamos a los virreyes del Perú, o ministros a quien tocare el gobierno de aquel reino, que procuren poblar los indios necesarios en la comarca de las minas y las demás labores de este género y permitidas.

Para cuyo efecto se podrán aprovechar de los indios que voluntariamente se quisiesen poblar en estas vecindades, ora sean otros o de aquellos que se hallaren y al presente acudieren al cerro de Potosí, y los demás asientos de minas, de los cuales harán sacar una lista.

Y en caso que no quisieren o no basten, escogerán los necesarios al efecto y entretanto continuarán las mitas en la concurrente cantidad, con advertencia de que se vayan rebajando, como fueren creciendo las poblaciones.

Y en la elección de los indios que entresacaren para poblar en ella procederán con la igualdad y justificación que pide la materia, sin aceptación de personas y a todos los indios que de su voluntad fueren reduciendo a estas poblaciones darán las tierras que hallaren por ocupar en la comarca de cada vecindad, para que los indios nuevamente congregados las labren y beneficien, con condición que no las puedan arrendar, ni vender a españoles: y escogerán los sitios más sanos y de mayor comodidad, en los cuales convendrá que se funden hospitales, y así se lo encargamos, para que sean curados los enfermos.

Y haciendo a todos las comodidades y partidos que parecieren a propósito serán llamados a esta vecindad: y entre otros privilegios los darán por reservados de los demás repartimientos v en éste de minas no entrará hasta que pasen seis años que comenzarán a correr desde el día que fueren a vivir a la parte que el virrey señalare.

Y dando principio a estas poblaciones se hará un padrón de los indios, que en ellas estuvieren, para que si alguno desamparare la nueva población se pueda reducir y castigar, y luego se notificará y mandará con graves penas a los caciques, que no admitan en sus poblaciones a los indios naturales o forasteros avecindados en las nuevas poblaciones.

Y encargarán a los corregidores que atiendan con mucha vigilancia a la observancia de esta nuestra ley, con apercibimiento de que será castigado cualquier descuido que hubiere de su parte. Y así lo ordenamos.

Incorporada a la Recopilación. lib. VI. t. XV ley 17.

Fuente:

Francisco de Solano. Cedulario de tierras. Compilación. Legislación agraria colonial (1497-1820). Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición: 1984. Segunda edición: 1991. México.

http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=387