Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

      1690-1699

      1680-1689

      1670-1679

      1660-1669

      1650-1659

      1640-1649

      1630-1639

      1620-1629

      1610-1619

      1600-1609

          1609

          1607

          1606

          1604

          1603

          1601

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XVII > 1600-1609 > 1609

Real cédula al virrey de la Nueva España para que informe de los inconvenientes que proceden del incremento de los bienes raíces en poder de las órdenes religiosas.
Madrid, 20 de diciembre, 1609.

El Rey

Marqués de Salinas, mi virrey, gobernador y capitán general de las provincias de la Nueva España.

He sido informado que las religiones de ese distrito están tan acrecentadas de bienes raíces, casas, tierras y en otras haciendas, que tienen más de la tercia parte de todas las que hay, adquiridas con ocasión de capellanías y mandas y con títulos de profesión de religiosos y herencias y por compras que hacen, que convenía que en esto hubiese limitación por los inconvenientes que se pueden seguir y que se van experimentando en daño de los dos novenos que me pertenecen en los diezmos y de las iglesias catedrales y parroquiales que es justo tengan renta equivalente, porque las religiones en virtud de los privilegios que tienen de no pagar diezmos se eximen de pagarlos de las dichas heredades, sin embargo que antes que se vendiesen a las religiones pagaban diezmo y que conforme a derecho las tierras decimales o viñas de que antes se pagaba el diezmo a las iglesias, no se puedan excusar de pagarle por cualquiera título de que entren en los monasterios, colegios, conventos, y que sería necesario sacar Breve de Su Santidad para que en ese reino se guarde y observe la disposición del capítulo Nuper de decimis (ver Nota 1), sin embargo de cualesquier gracias o privilegios en contrario dados y que de las causas que a esto tocaren conozca el ordinario eclesiástico sacando Breve particular para esto y sobre los pleitos que nacen cada día con las dichas religiones sobre acciones reales de cualesquiera fundos o de petición de herencia o legado o cosa que sea dependiente de contratos de legos, así respecto de todo género de personas que les piden, como de unos religiosos con otros, en que los súbditos padecen mucho y pierden su justicia, por no tener juez sin sospecha ante quien litigar, pues el superior de la religión ante quien lo han de hacer es la misma parte, y que en este Breve se corneta el de conocimiento de semejantes causas al ordinario eclesiástico, para que conozca de la manera que se pide a los clérigos ante su juez sin que en esto haya diferencia.

Y porque quiero saber lo que cerca de todo lo susodicho hay y pasa y si es así que las religiones de ese distrito se van aumentando en bienes raíces de la manera que aquí se advierte y los inconvenientes que de ello se siguen o pueden seguir y qué daño reciben las iglesias en no cobrar el diezmo de las tales haciendas y si convendrá sacar Breve de Su Santidad, para que la paguen las que han acostumbrado a diezmar antes que viniesen a poder de las religiones, y para que los ordinarios conozcan de los negocios y causas de religiosos sobre herencias o legados, así respecto de contratos con legos como unos religiosos con otros o si esto tiene algunos inconvenientes, y por qué razón, y lo que sobre todo convendrá proveer y ordenar, os mando que habiéndolo mirado v considerado muy bien, me enviéis relación sobre todo con vuestro parecer.

AGI. México. leg, 1065. lib. 5, fol. 180. Publicada por Konetzke (t. 2, pp. 171-172) y Solano (doc. 74, pp. 299-301).

Nota:

1. Por Bula Exinuae devotionis, otorgada por Alejandro VI a los reyes de Castilla el 6 de diciembre de 1501, se les concedía a éstos y a sus sucesores "los diezmos de las Indias y que pueden, libre y lícitamente cobrados de todos sus naturales y habitadores de ellas".

La razón y causa, "por los gastos hechos y que se habían de hacer en la pacificación y conversión de las Indias" por los reyes castellanos.

La forma de la división de los diezmos, bastante complicada, la describe Balthasar de Tobar en su Bulario indico (1695) -edición Sevilla 1954- "Las rentas decimales de cada iglesia que conforme a esta concesión pertenece a los señores reyes de Castilla se dividen en cuatro partes iguales: la una, pertenece a la mesa episcopal; la otra, a la mesa capitular para el sustento de los prebendados y oficiales; y las dos restantes, hechas un cuerpo, se dividen en nueve partes, de éstas pertenecen al rey, y cobra las dos, y de lo que ella produce es el miembro de la hacienda real que llaman en las Indias de los novenos, y se mandan cobrar por cédula real de 3 de octubre de 1539 y por otras más modernas".

Y continúa: "De las otras siete partes, se da la una a la fábrica de la iglesia, y otra media al hospital, que el Concilio Limense III manda cobrar (Act. 3, cap. 13).

De las cuatro restantes, se pagan los curas que para la erección dispone, y el remate cae en la mesa capitular, para con la cuarta decimal dotar las prebendas y pagar los salarios de la erección de que compusieron las leyes 16, 23 y 24 del libro I (de la Recopilación de las leyes de Indias, 1680). Y las demás que se siguen, que tocan a la administración y cobranza de los novenos".

Para concluir, resumiendo: "Esto es lo que en las Indias cobran los reyes de Castilla, que llega a muy corta cantidad, porque en las iglesias donde la cuarta decimal no alcanza, si es arzobispal, a un ciento de maravedís y si es obispal a quinientos mil maravedís, la suple el rey de su hacienda (t. 1, pp. 22-24).

Fuente:

Francisco de Solano. Cedulario de tierras. Compilación. Legislación agraria colonial (1497-1820). Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición: 1984. Segunda edición: 1991. México.

http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=387