Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

      1590-1599

      1580-1589

      1570-1579

          1579

          1578

          1577

          1576

          1575

          1574

          1573

          1572

          1571

          1570

      1560-1569

      1550-1559

      1540-1549

      1530-1539

      1520-1529

      1510-1519

      1500-1509

  Siglo XV

Siglo XVI > 1570-1579 > 1577

Ordenanzas del virrey marqués de Falces sobre la categoría de diferentes suertes de tierras (sitios, criaderos, caballerías, solar), sus medidas y las atenciones que debían seguirse en dichas mediciones.
México, 17 de febrero, 1577.

Ordenanzas confirmadas por D. Martín Enríquez, virrey.

En la ciudad de México de la Nueva España, en 17 días del mes de septiembre de 1567, el muy Exmo. señor don Gastón de Peralta, marqués de Falces y conde de Santisteban, mayordomo de S. M. en el reino de Navarra y su virrey y capitán general en esta Nueva España, presidente de su Real Audiencia [...] se ha proveído y se hizo merced de mucha cantidad de sitios y demás suertes de tierras, mandaba y mandó corroborar las Ordenanzas de Tierras, ampliando y añadiendo algunas que faltaban, suscitando la pena impuesta por los dichos señores [Ordenanzas de 4 de julio de 1536] y dejándola en su fuerza y vigor, las cuales se llevarán a la debida ejecución a las personas que no obedecieren las dichas reglas, preceptos, advertencias, y ordenanzas.

Las cuales son como siguen:

Vara de medir

La vara de medir antigua es lo mismo que paso de Salomón, que consta de cinco tercias, la cual no se usa.

Y así se advierte que la vara de medir que aquí se nombra para medir todo género de tierras consta de tres tercias: y es la vara.

108 ordinaria, que está recibida en la Nueva España y es la mexicana, porque en esta ciudad se hace y sella con licencia y consta de cuatro cuartas y de ella se usan en los trastes que se comercian.

Cordel

Sea notorio que el cordel para medir criaderos de ganado mayor y menores ha de constar de cincuenta varas de medir mexicanas.

Y para medir criaderos de ganados mayores y menores, como para cualquier otra medida de tierras no se ha de usar de otra vara, como dicho es.

Y para la medida de caballerías ha de constar dicho cordel de 69 varas y se ha de tirar dicho cordel, y se ha de encerar y medir luego.

Sitio de ganado mayor

Un sitio de ganado mayor consta de 3,000 pasos de Salomón.

Y cada paso tiene cinco tercias y se entiende de oriente a poniente, y de norte a sur tiene otros 3,000 pasos.

Y así desde el centro a cualquiera de sus cuatro orillas, o costado, tiene mil quinientos pasos.

Reducido dicho sitio de ganado mayor a varas de medir comunes mexicanas tiene de oriente a poniente 5,000 varas, y de norte a sur otras 5,000.

Y del centro a cualquiera de sus cuatro costados tiene 2,500 varas.

Y adviértese que haciendo nuevas partes de un sitio de ganado mayor, las ocho partes componen dos sitios de ganado menor.

Y la una parte que sobra es un cuarto de sitio de ganado menor.

Reducido este sitio de ganado mayor a caballerías de tierras: 14,272 varas, que hacen un solar de 119 1/2 varas escasas de cabezada, por todos sus cuatro costados.

Medido dicho sitio con un cordel de 50 varas, ha de tener de oriente a poniente 100 cordeles, que hacen 5,000 varas mexicanas.

Y de norte a sur, lo mismo.

Y del centro a cualquiera de sus cuatro costados ha de tener 50 cordeles, que hacen 2,500 varas.

Y midiendo dicho sitio de esquina a esquina, pasando por el centro, se hallarán 140 cordeles, que hacen 7,000 varas.

Y del centro a cualquiera de sus cuatro esquinas tiene 70 cordeles, que hacen 1,500 varas.

Forma y figura del sitio de ganado mayor: que es cuadrado

SITIO DE GANADO MAYOR

Sitio de ganado menor

Un sitio de ganado menor consta de 2,500 pasos salomónicos de cinco tercias, de oriente a poniente; y otros 2,000 pasos de norte a sur.

Y del centro a cualquiera de sus cuatro costados 1,000 pasos de Salomón, de a cinco tercias.

Reducido este sitio de ganado menor a varas de medir mexicanas tiene de oriente a poniente 3,333 varas una tercia.

Y otras tantas de norte a sur.

Y del centro a cualquiera de sus cuatro costados tiene 1,666 varas y dos tercias.

Y en todo su cuadro y centro tiene dicho sitio 11.111,111 varas.

Midiendo este sitio con cordel de 50 varas tiene de oriente a poniente 66 cordeles y 30 varas más, que hacen dichas 3,333 1/3 varas.

Y lo mismo de norte a sur.

Y del centro a cualquiera de sus orillas o costados 33 cordeles 16 varas y una tercia más, que hacen 1,666 2/3 varas.

Se ha de medir este sitio según y como se midió el sitio de ganado mayor, y sin faltar al modo: con cuatro esquinas; y de una esquina a otra, pasando por el centro, consta de 93 cordeles de a 50 varas y 16 varas.

Y del centro a cualquiera de sus cuatro esquinas consta de 46 cordeles y más 33 varas.

Reducidos estos cordeles a varas de medir tiene de esquina a otra, pasando por el centro, 4,666 2/3 varas.

Y del centro a cualquiera de sus cuatro esquinas 2,303 1/3 varas.

Reducido este sitio de ganado menor a caballerías de tierra tiene 18 caballerías y más un solar de 376 varas.

SITIO DE GANADO MENOR

Criadero de ganados

Criadero de ganado, mayor o menor, es la cuarta parte de un sitio de ganado mayor.

Y consta de 1,500 pasos salomónicos, de oriente a poniente; y lo mismo de norte a sur.

Y del centro a cualquiera de sus lados tiene 750 pasos de Salomón, a cinco tercias.

Reducido este criadero a varas de medir paños, consta de 250 varas, de oriente a poniente, y lo mismo de norte a sur; y del centro a cualquiera de sus cuatro orillas o costados, 1,250 varas.

Se ha de medir este criadero en la misma conformidad que se midió el sitio de ganado mayor, y ha de ser cuadrado, con sus cuatro esquinas.

Y de una esquina a otra, pasando por el centro a cualquiera de sus costados ha de constar de 1,750 varas.

Reducido este criadero a caballerías, consta de 10 caballerías y un solar de 3,368 varas.

Y de cabezada tiene el solar 39 1/2 varas

CRIADERO DE GANADO

Caballería de tierra

Una caballería de tierra consta de 1,104 varas de largo y 552 por cabezada, y en todo su centro consta de 609,408 varas mexicanas.

Para medir una caballería de tierra ha de tener el cordel 79 varas mexicanas.

Y puesto en una de sus cuatro esquinas se han de medir por lo largo 16 cordeles, que hacen 1,104 varas: y por cabezada se han de medir 8 cordeles, que hacen 552 varas.

CABALLERIA DE TIERRA

Media caballería

Media caballería consta de 552 varas de largo.

Mi mitad por cabezada.

Y todo su centro de 304,700 varas.

Un cuarto de caballería

Consta de 276 varas de largo y de cabezada 138 varas.

En todo su centro, 76,176 varas.

CUARTO DE CABALLERIA

Suerte de tierras

Una suerte de tierras para huerta ha de tener de largo 552 varas v 276 por cabezada.

Y todo su centro, lo mismo que media caballería, que son 304,704 varas.

Solar para casa

Un solar para casa se compone de 50 varas por cada uno de sus cuatro lados o costados, y en todo su centro se han de hallar 2,050 varas.

SOLAR

Orden de medir sitios de ganados mayor y menor

El modo que se debe tener y observar para medir cualquiera sitio o criadero ha de ser en esta forma:

Su centro se ha de medir con vara mexicana 2,500 varas, y las mismas se han de medir desde el centro al poniente, al norte y al sur.

Y de esta suerte se ha de hacer, y queda hecho el crucero para que quede cuadrado.

Puestos en el oriente se han de medir 250 varas hacia el norte, otras tantas hacia el poniente, otras tantas hacia el sur.

Y de esta suerte se ha de medir, comenzando por cualquiera de sus vientos.

Estas cabezadas se dan, como se da un sitio de ganado mayor, o menor.

Lo mismo es criadero, como queda señalado.

Medido un sitio de ganado mayor, con cordel de 50 varas desde su centro a cualquiera de las cuatro esquinas o costados, se hallarán 50 cordeles.

Y de oriente a poniente, 100 cordeles.

Y lo mismo se hallarán de norte a sur: y es lo mismo 100 cordeles de a 50 varas, que son 5,000 varas.

Y midiendo de estas dos maneras viene a quedar cuadrado con cuatro esquinas.

Y si corriere los cuatro vientos y costados, habrá caminado cuatro leguas: por tener el sitio de ganado mayor -según las medidas susodichas- una legua de oriente a poniente y otra de norte a sur, que 3,000 pasos salomónicos hacen una legua.

En todo el centro del criadero o sitio de ganado mayor o menor, o caballerías -como dicho es- se debe primero medir y enterar completamente al que tuviere su merced, o título más antiguo.

Aunque su antigüedad sea sólo de un día, o de una hora, se le debe guardar su antigüedad.

Y así mismo los demás circunvecinos se han de medir así, en esta orden, por sus antigüedades.

Y hechas estas diligencias el que se hallare más antiguo será preferido, y el menos antiguo se ha de contentar con el que le dejaren, aunque sea poco y malo, pues no tiene más derecho que lo dicho.

Así mismo se infiere y manda que ninguna persona pueda contradecir al que fuere más antiguo sin mostrar primero razón de derecho suficiente.

Y así mismo ninguna persona, aunque sea su merced o título más antiguo, pueda tomar posesión, ni medirse, ni amohonarse sin que primero cite a sus colindantes circunvecinos que posean tierras a linde de las suyas.

O a quien de los dichos tuviere y mostrare poder bastante, que de lo contrario será nula y de ningún valor la posesión que tomare sin estas solemnidades.

Se advierte y manda que en los criaderos y sitios de ganados, mayores o menores, se han de llevar las medidas de oriente a poniente, y de sur a norte; salvo si hubiere entre las partes vecinos y demás interesados algún concierto o compromiso, que entonces podrán hacer las medidas como se convinieren en la mejor manera.

Y en cualquier forma que se mida -criadero o sitio, sea de ganado mayor o menor- se ha de procurar quede formada cruz con sus brazos, pies y cabeza.

Y que tenga la misma distancia que del brazo derecho al izquierdo, para que venga a quedar en figura cuadrada.

Así mismo adviértase que se ordena y manda que las medidas de criaderos y sitios de ganados mayor o menor que por legítimo pacto o convenio no se midiere según ordenanzas -de oriente a poniente, o de norte a sur- no por esto se ha de faltar al orden de centrar para que desde el centro se entiendan las medidas: corriendo por encima de peñas, riscos; subiendo o bajando montes, cerros o lomas, barrancas, ríos o lagunas.

Y si fuese muy montuoso (el terreno) se darán modo de abrir linderos para que sirvan de entradas y salidas.

Habiendo medido cualesquiera suerte de tierras criadero o sitio de ganado mayor o menor, o caballería  se manda que cada uno se amohone, entendiéndose que entre los linderos y mohoneras de cada uno han de dejar, a lo menos, diez varas de tierra para entradas y salidas.

Y en caso de que se resistan, se mandan los apremien con todo rigor para que lo hagan.

Así mismo sirva de advertencia que el tiempo más conveniente para medir tierras es marzo, abril, septiembre y octubre (con) relox de sol probable en estos tiempos.

Buscando siempre lo primero el norte, desde el centro; luego el sur, oriente y poniente.

Adviértase, también, que ninguna persona pueda poblar, ni fabricar casa alguna cerca de sus linderos, por los perjuicios que podrá causar a los vecinos, o recibirlos de los dichos.

Y si tuviese licencia de dichos vecinos para fabricar, sea sesenta pasos retirado de su lindero, y no menos; que sesenta pasos hacen cien varas mexicanas.

BNM. Ms. 20. 245, doc. 17.

Fuente:

Francisco de Solano. Cedulario de tierras. Compilación. Legislación agraria colonial (1497-1820). Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición: 1984. Segunda edición: 1991. México.

http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=387