Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

      1590-1599

      1580-1589

      1570-1579

      1560-1569

          1569

          1568

          1567

          1566

          1565

          1564

          1563

          1562

          1561

          1560

      1550-1559

      1540-1549

      1530-1539

      1520-1529

      1510-1519

      1500-1509

  Siglo XV

Siglo XVI > 1560-1569 > 1560

Real cédula a los provinciales de las órdenes de Santo Domingo, San Francisco y San Agustín prohibiendo obtengan bienes y granjerías, recomendándoles continúen con la práctica de su pobreza primitiva.
Toledo, 1 de diciembre, 1560.

El Rey

Venerable y devoto padre provincial de la Orden de Santo Domingo de las provincias de la Nueva España.

Yo soy informado que habiéndose fundado vuestra religión y la de San Francisco y la de San Agustín, en esa tierra y en las otras partes de las Indias, en toda pobreza y menosprecio de la hacienda y bienes temporales, siguiendo en ello la santa y mera instrucción de las dichas órdenes, y habiendo perseverado y perseverando en este santo propósito en muchos años en gran servicio de Dios y edificación de los españoles y naturales de esas partes y mucha autoridad e devoción de las dichas órdenes, y siendo con el ejemplo que en ello dieron y dan gran causa para la conversión e instrucción de los naturales de esa tierra, viéndolos vivir en pobreza y verdadera mendicidad y sin tener propiedad alguna, ahora dizque en esa tierra habéis comenzado a aceptar algunas mandas y herencias y a tener bienes propios y granjerías, apartándose de aquel santo y buen propósito en que tantos arios esa orden ha perseverado en esa tierra, cosa que se ha conocido notablemente seguirse grandes inconvenientes.

Y porque tenemos por cierto os serán presentes los que se podrán seguir de que no se prosiga esta pobreza en esta vuestra orden, no os lo queremos referir, y por tener este negocio por muy importante y que conviene y es necesario que viváis en pobreza. Habemos mandado escribir al general de vuestra orden encargándole que provea y dé orden que en esa tierra, ni en ninguna parte de las Indias, esa orden no se aparte de la santa instrucción en que comenzó y que disponga de cualesquiera haciendas y bienes y granjerías que tuviere y los que hubieren aceptado los conviertan en otros píos usos. Y lo mismo se ha escrito al general de la Orden de San Francisco, porque en ambas órdenes se guarde esta regla, y esperamos brevemente el desagrado de ello.

Y porque entretanto que viene, es bien que estéis avisado de ello y dende luego se comience a disponer de cualesquiera bienes y haciendas que esa orden tenga en esa tierra y que de aquí en adelante no acepte éstos ni ningunos bienes, aunque se los den y manden.

Os ruego y encargo que luego que ésta recibáis, entendáis en que así se haga y cumpla por vuestra orden y que se conviertan los bienes y haciendas y granjerías que tuviere en otros píos usos, porque no cese tanto bien cuanto se sigue del ejemplo que han dado hasta aquí los religiosos de vuestra orden y de las de San Francisco y San Agustín en esas partes, en no tener bienes propios e vivir en pobreza, no hagáis agora causa que los que al presente guardan pobreza y conforme a ella sustentan sus casas, procuren después haciendas, o las acepten, imitando lo que otros hacen, en lo cual demás del servicio de que haréis a nuestro Señor, Yo recibiré gran contentamiento e tendré cuenta con ayudar y favorecer a esa orden, como es justo.

Ayala (t. 34, fol 161). Publicada en Disposiciones (t.2, pp. 12-13) y por Carreño (pp. 355-356). Konetzke (t. I, pp. 388-389) y Solano (doc. 36, pp. 220-222).

Fuente:

Francisco de Solano. Cedulario de tierras. Compilación. Legislación agraria colonial (1497-1820). Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición: 1984. Segunda edición: 1991. México.

http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=387