Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

      1590-1599

      1580-1589

      1570-1579

      1560-1569

      1550-1559

          1559

          1558

          1557

          1556

          1555

          1554

          1553

          1552

          1551

          1550

      1540-1549

      1530-1539

      1520-1529

      1510-1519

      1500-1509

  Siglo XV

Siglo XVI > 1550-1559 > 1551

Real cédula a la audiencia de Lima para que averiguase cuáles eran las tierras llamadas del sol, cuáles sus propietarios actuales y con qué títulos las ocupaban.
Valladolid, 20 de julio, 1551.

El Príncipe.

Presidente y oidores de la Audiencia Real de las provincias del Perú.

Ya sabéis, o debéis saber, cómo el Emperador Rey, mi señor, mandó dar y dio su cédula para vosotros, firmada de la Serenísima Reina de Bohemia, gobernadora, que a la sazón era de estos reinos, su tenor de la cual éste que sigue:

El Rey, etc. A Nos se ha hecho relación que en esas provincias hay muchas tierras que solían llamar del Sol, otras del Inga o de los caciques de ellas, las cuales dichas tierras solían labrar los indios para el dicho Sol y para el dicho Inga o cacique, y que de poco tiempo a esta parte los españoles que están en esa tierra han tomado a los indios algunas de las dichas tierras y sus rozas.

Y que convendría proveer cómo las dichas tierras se tornasen a dichos indios o a Nos, o las que así llamaban del Sol se aplicasen a las iglesias, salvo que alguna parte estuviese ocupada en la fundación de algún puelo, porque por la dicha parte se podría dar otra tal que se aplicase a quien de derecho la había de haber.

Y visto por los del nuestro Consejo de las Indias fue acordado que debía dar mi cédula para Vos, y Yo túvelo por bien, porque os mando que veáis lo susodicho y, asistiendo nuestro fiscal de esa Audiencia a ello, llamadas y oídas las partes a quien tocare, hagáis y administréis cerca de ello lo que hallaréis por justicia.

Y haciéndolo así, hagáis averiguación de la calidad y cantidad de las dichas tierras que así llaman del Inga y del Sol, y de las personas que así las tienen entradas y ocupadas, y de qué tiempo a esta parte, y qué títulos o causas tenían a ellas los dichos caciques, y cuyas habían sido antes que se aplicasen a ello, o al dicho Sol.

Y hecha la dicha averiguación, Nos enviaréis relación de ella, juntamente con vuestro parecer, para que, por Nos visto, proveamos lo que convenga e veamos si convendrá dar las dichas tierras del Sol o algunas de ellas, a las iglesias o monasterios u hospitales de esas partes, e así mismo las de los dichos Ingas, si pertenecen a Nos o a nuestra disposición.

Sobre lo cual así mismo enviaréis vuestro parecer. Y hecho sobre todo lo susodicho los procesos con las partes a quien tocaren, y conclusos para definitiva, los enviaréis al dicho nuestro Consejo de las Indias, citando las partes perentoriamente para que dentro de un año vengan o envíen en seguimiento de los dichos negocios, con apercibimiento que no viniendo o enviando, en su ausencia o rebeldía se harán como si ellos estuviesen presentes.

Y para hacer lo suso. dicho llamaréis así mismo a los caciques e indios que así hubieren sido despojados de las dichas tierras, o los herederos de ellas, si no fueren vivos.

Ayala (t. 11, fols. 4-5). Publicada en Disposiciones, t. 1, pp. 4-5 y en Solano (doc. 29, pp. 212-213).

Fuente:

Francisco de Solano. Cedulario de tierras. Compilación. Legislación agraria colonial (1497-1820). Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición: 1984. Segunda edición: 1991. México.

http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=387