Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

      1590-1599

      1580-1589

      1570-1579

      1560-1569

      1550-1559

      1540-1549

          1549

          1548

          1546

          1545

          1544

          1543

          1542

          1541

          1540

      1530-1539

      1520-1529

      1510-1519

      1500-1509

  Siglo XV

Siglo XVI > 1540-1549 > 1549

Real cédula a la audiencia de la Nueva España ordenando sean hechos pueblos de indios, con autoridades municipales elegidas entre el vecindario.
Valladolid, 9 de octubre, 1549.

La Reina

Presidente y oidores de la nuestra Audiencia Real de la Nueva España.

A Nos se ha hecho relación que al bien de los naturales de esas partes y consolación convenía que se sustentasen e hiciesen pueblos de muchas casas y juntas, en las comarcas que ellos eligiesen, porque estando como ahora están, cada casa por sí, y aun cada barrio, no pueden ser adoctrinados como convendría, ni promulgarles las leyes que se hacen en su beneficio, ni gozar de los sacramentos de la Eucaristía y otras cosas de que se aprovecharían y valdrían estando en pueblos juntos y no derramados.

Y que en todos los pueblos que estuvieren hechos, y se hicieren, era bien que se crearan y proveyesen alcaldes ordinarios, para que hicieran justicia en las cosas civiles, y también regidores cadañeros, y los mismos indios que los eligiesen ellos: los cuales tuvieran cargo de procurar el bien común y se proveyesen así mismo alguaciles y otros fiscales necesarios como se hizo y acostumbra hacer en la provincia de Tlaxcala y en otras partes.

Y que también tuviesen cárcel en cada pueblo, para los malhechores y un corral de consejo para meter los ganados que los hiciesen daño que no tuviesen guarda y que se les señalasen las penas que llevaren y que se persuadiera a los dichos indios que tuviesen ganados, al menos ovejunos y puercos, en común o en particular, y que también en cada pueblo de indios hubiese mercados y plazas donde hubiere mantenimientos porque los caminantes -españoles o indios- pudiesen comprar por sus dineros lo que hubiesen menester para pasar su camino, y que se les debía compeler a que tuviesen rocines para alquilar o para otras cosas.

Y de que todo lo susodicho debían ser los dichos indios persuadidos por la mejor y más blanda y amorosa vía que ser pudiera, pues era todo en su provecho y beneficio.

Y visto por los del nuestro Consejo de las Indias, queriendo proveer de ello, fue acordado que debía mandar proveer y dar ésta mi cédula para vos, y Yo túvelo por bien, porque os mando que veáis lo susodicho y platicado cerca de todo ello con los prelados sujetos a esa Audiencia, poco a poco, ordenéis sobre ello lo que viéredes qué conviene.

AGI. Audiencia de México 1089, lib. 4, fol. 107. Incorporada por Encinas, t. IV, fol. 274. Publicada por Konetzke, I, doc. 173, pp. 260-261.

Fuente:

Francisco de Solano. Cedulario de tierras. Compilación. Legislación agraria colonial (1497-1820). Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición: 1984. Segunda edición: 1991. México.

http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=387