Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

      1590-1599

      1580-1589

      1570-1579

      1560-1569

      1550-1559

      1540-1549

          1549

          1548

          1546

          1545

          1544

          1543

          1542

          1541

          1540

      1530-1539

      1520-1529

      1510-1519

      1500-1509

  Siglo XV

Siglo XVI > 1540-1549 > 1546

Cargos que resultaron de la visita secreta de Francisco Tello de Sandoval, contra el Virrey de Nueva España, Antonio de Mendoza.
21 de junio de 1546

Cargos que resultan de la visita secreta contra el muy ilustre Don Antonio de Mendoza, virrey y gobernador de esta Nueva España y presidente de la audiencia real, que reside en la ciudad de México.

1. Primeramente, se le hace cargo que luego que llegó al puerto de San Juan de Ulúa de esta Nueva España, antes de ser recibido a su oficio, dio vara de justicia a Martín de Peralta que venía con él, que la trajo hasta esta ciudad, estando a la sazón por presidente de la real audiencia el obispo de Santo Domingo, que ahora es de Cuenca, en cuyo lugar él venía.

2. Item. Que antes de llegar a esta ciudad, ni presentar las provisiones de S. M., ni ser recibido a su oficio, procedió contra un Pedro García, nahuatlato, y le mandó dar cien azotes y le fueron dados públicamente en el pueblo de Tezcuco, y asimismo antes de llegar a esta ciudad mandó dar cien azotes o traer a la vergüenza en una venta otro español, que se decía Aguirre, por cierta cuestión que hubo entre algunos de los que con él venían.

3. Item. Que entrando en esta ciudad, y siendo recibido en sus oficios, trató mal de palabra, en pública audiencia, a la justicia y regimiento de esta ciudad, diciendo que metía la ciudad, y otras veces ha dicho contra ellos otras palabras ásperas y de injuria.

4. Item. Que ha impedido y estorbado algunas veces al cabildo de esta ciudad que no escriban ni envíen sus procuradores a S. M. a informarle del estado de la tierra, diciéndole que no había necesidad de ello.

5. Item. Que de los alcaldes mayores de la Veracruz han tomado muchas veces todas las cartas y despachos que vienen de España y se las envían y vienen a su poder, y él las manda dar, y así se han perdido algunos despachos de personas particulares, especialmente a Alonso Ortiz de Zúñiga le faltaron unas cartas y por cartas de excomunión que sacó hace un año aparecieron. Y a Bernardino Vázquez de Tapia le faltaron otras cartas y son otras cartas de excomunión, y hace cuatro o cinco meses se las dio Agustín Guerrero, diciendo las había hallado en su cámara.

6. Item. Que ha recibido algunas dádivas y presentes, como es que recibió de Gerónimo López, vecino y regidor de esta ciudad, un caballo castaño, y de Francisco de Solís, otro caballo castaño que se llama Solís, y de Juan Jaramilla recibió otro caballo, y de Don Luis de Quesada otro, y del Comendador Cervantes otro caballo, y del Marqués del Valle recibió seis potros, y de Alonso de Mérida mucha cantidad de pescado de Meztitan, y cuando Don Bernardino de Mendoza, su hermano, capitán general de las galeras, venció las galeras de los turcos, le hizo dicho Alonso de Mérida un banquete, y le envió a los corredores mucha cantidad de colación.

7. Item. Que en su presencia Pedro Pacho mató a un hombre de una estocada que le dio por un ojo, esgrimiendo con él, y no le mandó preso ni se hizo el caso justicia ni diligencia alguna.

8. Item. Que ha tenido alguna remisión en mandar reparar las calles y caminos, puentes y calzadas de esta ciudad que están mal reparadas, y aunque por parte del cabildo de esta ciudad se le ha pedido que mande reparar dichas calles y calzadas, no lo ha proveído.

9. Item. Que habiéndole cometido en mandado S. M. por un capítulo de su instrucción que hiciese y mandase hacer fortaleza y fuerzas en la ciudad de México, y en otros puertos y otras partes de esta Nueva España donde conviniese, no lo ha hecho ni cumplido.

10. Item. Que habiendo casado por palabras de presente Martín de Ircio con Doña María de Mendoza, su hermana, por su procurador en los reinos de Castilla, y como a tal mujer suya dicho Martín de Ircio envió mucha plata para con que viniese, y venida que fue como mujer suya a esta Nueva España y ciudad de México, el virrey la tuvo en su casa más de dos años, que no la dio a dicho Martín de Ircio, su marido.

11. Que ha despachado muchos negocios de justicia y de gobernación con sus secretarios, siendo obligado a despachar con los comisarios por S. M. señalados como fue con Francisco de Lucena y Antonio de Almaguer, de cuya causa no hay tanta cuenta y razón conviniera de lo que se ha proveído.

12. Item. Que no ha tenido igual respeto, favoreciendo más a unas personas que a otras, como fue que traspasando pueblos de indios de unas personas en otras a quienes lo pedían no quiso pasar ciertos pueblos en Ginés de Mercado por renunciación que le hacía Bernardino Vázquez de Tapia por vía de casamiento y sin ningún interés; y porque favoreció a Alonso de Mérida contra Alonso Lucas y sus herederos sobre el pueblo de Meztitan, y a Pedro de Medinilla en el pleito con Pedro de Meneses sobre otros pueblos; y porque favoreció a Jorge Cerón y a Don García Vanegas y a Juan Zapata, sus allegados, que estando desterrados de esta Nueva España por diez años, y consentida la sentencia, no se ejecutó y se disimuló; y porque favoreció a Don Luis de Castilla en el pleito con Juan Tello de Medina sobre los sujetos del pueblo Yetepeque; y porque habiendo proveído de buenos corregimientos a López de Samaniego, siendo alcaide las atarazanas de esta ciudad con salario y teniendo indios, el cual asimismo proveía y daba indios tapias de México y Santiago y servicio de leña y yerba; y a Bernardino de Albornoz, alcaide de las atarazanas, que al presente es, no le ha querido proveer de corregimiento ni dar dicho servicio por ser alcaide de ellas, y porque favoreció a Juan de Carvajal contra Juan Enriquez en el pleito sobre los indios que fueron de su padre; y porque favoreció a doña Marina y a Francisco Vázquez de Coronado, su yerno en el pleito sobre la mitad de Tlape y sus sujetos que se adjudicó a los susodichos, estando en cabeza de S. M.; y porque Alonso Ortiz de Zúñiga. le presentó dos cédulas de S. M. para que sus negros pudiesen traer armas y no se cumplieron, habiéndolas cumplido a otros.

13 Item. Que no ha cumplido y ejecutado muchas cédulas y provisiones de S. M. como son: que habiendo S. M. proveído y mandado por una su real provisión que todos los que en esta tierra tuviesen indios se casasen dentro de cierto tiempo, no se cumplió ni efectuó; asimismo, tres cédulas sobre los indios de Alonso Lucas, y otra cédula sobre los indios de Pedro de Meneses en el pleito con Pedro Medinilla y los hijos de Guillén de la Loa; otra cédula de corregimiento a Fernando de Terrazas; otra cédula para que a Juan Tello de Medina se le trocasen sus indios; otra cédula de corregimiento al mismo Juan Tello de Medina; otra cédula de S. M. que presentó dicho Juan Tello para que se diese corregimiento a la persona que se casase con Ana Rodríguez; otra cédula de corregimiento a Baltasar del Salto; otra cédula de corregimiento a Gutierre de Bada, conquistador; otra cédula de corregimiento a Juan Baca Coranel; otra cédula de corregimiento a Gerónimo López, y la ejecutoria del Consejo de Indias en el pleito sobre sus indios; otra cédula de corregimiento a Pedro de Bazán; otra cédula de corregimiento a Diego de Esquivel; otra cédula de corregimiento a Bernardo de Castillo; otra cédula de corregimiento a Don Pedro de Guzmán; otra cédula de corregimiento a Bernardino Vázquez de Tapia; otra para el mismo en que S. M. mandaba le diesen ciertas caballerías y estancias para ganados se hiciese con parecer de los regidores de en ta ciudad; otra cédula para que a Rodrigo de Castañeda se le diesen 200 fanegas de siembra; todas las cuales cédulas y provisiones se le presentaron y no han sido cumplidas ni ejecutadas como S. M. lo mandaba.

14. Item. Que algunos criados suyos andaban armados de noche en cuadrillas y han entrado en algunas casas de vecinos de esta ciudad, y especialmente entraron en casa de Alonso Lucas y sacaron una mujer de su casa, y la tuvieron cuatro o cinco días, y siendo de ello avisado no se hizo justicia ni diligencia alguna.

15. Item. Que ha tenido y tiene compañía con un Gonzalo del obraje de los paños que se hacen en el pueblo de Tezcuco, donde tiene muchos indios esclavos chichimecas de Jalisco y muchas indias naborías, que trabajan en dicha hacienda, y los paños se venden en esta ciudad en una tienda.

16. Item. Que ha tenido y tiene estancias y mucho número de ganados en ellas, de yeguas, vacas y ovejas, contra las pragmáticas de S. M.

17. Item. que habiéndole S. M. hecho merced de 2.000 ducados de oro de Castilla para salario de la gente de guarda de su persona, que había de traer y tener, no la ha tenido, y ha llevado los 2.000 ducados en cada año, después que vino a la tierra.

18. Item. Que estando proveído y mandado por una provisión de esta real audiencia que ningún indio pudiese traer armas ni andar a caballo, so ciertas penas en ellas contenidas, ha permitido y dado licencia a muchos indios naturales para hacer armas y andar a caballo, como parece por una fe firmada del Secretario Antonio de Turcios, que está en el proceso.

19. Item. Que habiendo S. M. proveído y mandado que los conquistadores fuesen preferidos en oficios y aprovechamiento de la tierra, algunas veces ha dejado de proveer algunos de los conquistadores y ha proveído los corregimientos y alcadías mayores y otros oficios a personas que tienen pueblos de indios encomendados, siendo ricos, como es a Don Luis de Castilla, a Francisco Maldonado, a Martín de Ircio, y a Antonio de la Cadena, y a Martín de Peralta, y al Bachiller Sotomayor, y a Francisco de Rosales, y a otros muchos, los cuales todos tienen indios y han sido proveídos diversas veces de dichos oficios y cargos. Y asimismo proveyó el corregimiento de Tepeapulco a Antonio de Turcios, escribano mayor que a la sazón era de la real audiencia, y a Pedro Varela estante en la ciudad de Veracruz, proveyó de corregimientos, siendo como era mercader tratante y no casado. Y ha proveído otros corregimientos a mancebos solteros, todo lo cual fue en perjuicio de los conquistadores a quienes se había de proveer primero, y se quejan de que no se cumple en ello lo que S. M. manda.

20. Item. Que ha quitado y ha bajado los salarios de los corregimientos de lo que antes solían tener, de lo que los conquistadores y personas en quienes se proveían dichos oficios, se han quejado y quejan continuamente, y de lo que así bajaba, y del tiempo que los corregimientos estaban vacos ha dado y librado mucha suma de pesos de oro en la caja de S. M. a muchas personas, como parece por los libros de la contaduría de S. M.

21. Item. Que proveyó a Don Luis de Castilla por el alcalde mayor de todo, y a Juan Juárez por alcalde mayor de las minas de Ayoteco de la provincia de Chiaulta, en los que los cargos estuvieron dos años y más, teniendo en dichas minas, donde cada uno de ellos fue proveído, casas, minas y esclavos, contra las leyes y pragmáticas de los reinos de Castilla.

22. Item. Que dio y proveyó de corregimiento a Juan Franco y a su hijo, siendo carpinteros, y los han tenido algunos años.

23. Item. Que ha pasado algunos regimientos y escribanías públicas de esta ciudad y de otras partes, y les ha dado licencia y facultad para usar de dichos oficios las personas en quienes se renunciaban, como fue a Francisco Vázquez de Coronado el oficio de regimiento que le renunció Velázquez de Salazar, y a Francisco de Terrazas el regimiento que le renunció Juan de Mansilla, y a Juan de Zaragoza la escribanía pública que le renunció Miguel López de Legaspi, y a Alonso Díaz de Gibraleón la escribanía pública que le renunció Martín de Castro, y a Juan de la Cruz la de Antonio de Herrera, y a Alonso Sánchez por renunciación de Ochoa de Luyando, y a Cristóbal Pérez la escribanía pública que le renunció Francisco de Lucena, y a Sancho López de Agurto la escribanía que le renunció Juan Núñez Gallego, los que les fueron recibidos a dichos oficios, así de regimientos como de escribanías, por su mandado, sin esperar la provisión de S. M. Asimismo, ha dado licencia y facultad para que Cristóbal Pérez y Juan de la Cruz, escribanos públicos de esta ciudad, sirvan sus oficios por sustitutos, por uno servía Luis Méndez, y por el otro Marcos Díaz Salgado, escribanos de S.M., lo cual es contra las leyes y pragmáticas de los reinos de Castilla.

24. Item. Que estando proveído y mandado por una provisión de S. M. que por fin y muerte de las personas que tuviesen pueblos de indios encomendados, se encomendasen en sus hijos legítimos, y en defecto de hijos en sus mujeres legítimas con ciertos cargos y condenaciones, algunas veces no ha guardado la orden dada por la provisión, porque la mitad de los indios que fueron de Fernando Rodríguez Magarino, conquistador difunto, dio y encomendó en Juan Enríquez, hijo legítimo de dicho Francisco Rodríguez, y la otra mitad encomendó en Juan de Carvajal, que casó con la mujer que fue de dicho Francisco Rodríguez, habiéndolos de encomendar todo en dicho Juan Enríquez, por ser su hijo; y asimismo la mitad de los indios que fueron de Hernando de Torres, conquistador difunto, dio y encomendó en Antonio de Almaguer, que casó con la mujer que fue de dicho Hernando de Torres, y la otra mitad encomendó en Pedro de Osorio, que casó con la hija legítima de dicho Hernando de Torres; y la mitad de los indios que fueron de Guillén de la Loa, conquistador difunto, dio y encomendó a sus hijos legítimos, y la otra mitad en Pedro de Medinilla, que casó con la mujer de dicho Guillén de la Loa; asimismo, los indios que fueron de Bartolomé de Perales, conquistador, dio y encomendó en Juan Moscoso, que casó con la mujer de dicho Bartolomé de Perales, dejando hijos legítimos dicho Bartolomé de Perales.

25. Item. Que al tiempo que murió Rodrigo Gómez, vecino y conquistador de esta ciudad, debiendo mandar poner sus indios en cabeza de S. M., porque dicho Rodrigo Gómez no dejó hijos legítimos ni mujer que sucediese en ellos conforme a la provisión, dio y encomendó dichos indios en Juan Guerrero, que casó con una hija bastarda mestiza de dicho Rodrigo Gómez, el cual los ha tenido y tiene.

26. Item. Que Francisco de Solís Casquete, conquistador, en quien estaba encomendado el pueblo de Tamaculapa, queriéndose ir de esta Nueva España, renunció y traspasó en Juan Juárez dicho pueblo de Tamaculapa. El virrey se lo pasó y dio cédula de encomienda a dicho Juan Juárez, con tanto que Juan Juárez pusiese y renunciase en cabeza de S. M. el pueblo de Tecoatla, que él tenía, y dicho Juan Juárez hizo dejación de su pueblo para el efecto. Y habiendo de mandar poner los indios del pueblo de Tecoatla en cabeza de S.M., conforme al concierto, no lo hizo, antes dio y encomendó dicho pueblo en Martín Peralta, el cual lo tuvo y sirvió de él hasta que murió y después de su muerte lo tienen su mujer e hijos. Hácesele cargo que no debiera pasar ni consentir el traspaso que hizo Francisco de Solís en Juan Juárez, ni darle cédula de encomienda del pueblo de Tamaculapa, sino ponerlo en cabeza de S. M., y ya que lo dio y encomandó a Juan Juárez por virtud de dicho traspaso, le debiera mandar poner en cabeza de S. M. el pueblo que tenía Juan Juárez, y no encomendarlo ni darlo a otra persona, de que S. M. ha perdido lo que ha rentado el pueblo desde el día que se dio a Martín de Peralta.

27. Item. Que ha permitido y dado licencia para que se traspasen pueblos de indios, interveniendo venta de los traspasos, y ha dado cédula de encomienda a las personas en quienes se hacían dichos traspasos, como es que Juan de Burgos, vecino de esta ciudad, vendió y renunció a Francisco Vázquez de Coronado el pueblo de Cucamala y sus sujetos y la mitad del pueblo de Hueytenango por 9.000 pesos de minas; y Juan Rodríguez, vecino de Pánuco, renunció en Gabriel de Aguilera el pueblo de Guacilingo, que tenía encomendado; y Diego de Rodas, vecino de Pánuco, renunció en Alonso de Navarrete la mitad de los pueblos de Teutlan y Nexpa, que tenía enencomienda; y Francisco Montano, vecino de México, renunció en Diego Muñoz la mitad del pueblo de Castilblanco, que tenía en encomienda; y Ramiro de Guzmán, vecino de Pánuco, renunció en Juan de Busto el pueblo de Tacetuco, que tenía en encomienda, interviniendo venta en ello; Tomás de Rijolis, vecino de México renunció en Jorge González el pueblo de Tapotango, que tenía en encomienda; y Francisco de Zamora renunció en Juan de Peña Vallejo el pueblo de Teticpaque, que tenía en encomienda; y Francisco Gutiérrez, vecino de Pánuco, renunció en Gregorio de Saldaña los pueblos de Moin, Tlaustepeque, Acamistlan y Ocelitlamatitlan, que tenía encomendados; y Francisco Guillén, vecino de Pánuco, renunció en Pedro de Fuentes los pueblos de Piastla y Zoala con sus sujetos, que tenía encomendados; y Garcia de las Rivas, vecino de Pánuco, renunció en Telmo de Maeda los pueblos de Tancasineque y Tamalocon con sus sujetos; y Alonso Martín Jara, vecino de México, renunció en Cristóbal Cabezón la parte que tenía en el pueblo de Texcatepeque, que tenía en encomienda; y Juan Pérez de la Gama renunció en Francisco de Lucena el pueblo de Sempoala, que tenía en encomienda; y después el Lic. Sandoval y Juan de Villagrán, vecino de Pánuco, renunció en Diego de Roelas los pueblos de Tempual y Tlacolcola, que tenía encomendados; y Francisco Ramírez renunció en Pedro de Meneses las dos tercias partes que tenía encomendadas del pueblo de Cicoame y la mitad del pueblo de Tecoaque; y Diego de Guzmàn, vecrino de los Valles, renunció la mitad de los pueblos de Tamaol y Taultuana y Tanbolon, que tenía encomendados, a Juan de Fuentes; y Juan de Cuéllar, conquistador, vecino de México, renunció en el Bachiller Blas de Bustamante, bachiller de gramática, el pueblo de Chimaloacan, e intervino venía que dio por el traspaso 3.000 pesos de oro de minas; y Andrés López y Antón Medel, conquistadores, renunciaron en el Lic. Téllez el pueblo de Tlaquilpa, que tenía en encomienda de por medio, e intervino venta; y Alonso Lucas, escribano que fue de la audiencia real, renunció en Alonso de Mérida, tesorero de la Casa de la Moneda de México, la mitad de Meztitan y sus sujetos, por precio que dio por el traspaso; y Luis de la Cuva renunció en Tomás de la Madriz el pueblo de Tequicistlan, que tenía en encomienda; y Francisco Rodríguez Cordero compró de Juan Gallego los indios que fueron de Juan de Mansilla, regidor de México; y Juan de Mansilla renunció a Juan Gallego el pueblo de Tetela y la mitad de Ttlauca, que él tenía en encomienda; y Juan Pérez de Córdoba, vecino de los Valles, renunció en Francisco Guillén el pueblo de Tanchipa. Todos los cuales pueblos los pasó en las personas en quien se renunciaron, y les dio cédulas de encomienda. De dio no consta de la facultad que para ello tenga.

28. Item. Que pasó y encomendó en dos hijos del Lic. Téllez los indios que dicho Lic. Téllez tiene encomendados, y en hijo de Pedro de Meneses los que dicho Pedro de Meneses tiene, siendo vivos los padres y no siendo para casarse ni haber casado.

29. Item. Que compró el pueblo de Marvatio de Pedro Méndez de Sotomayor, que casó con la mujer que fue de Juan de Cáceres, en quien estaba encomendado el pueblo, por precio de 2.000 pesos de oro de minas, y entretanto que no se los diese y pagase, le diese por ellos 200 pesos de oro de minas de censos en cada año, y el concierto hizo el Lic. Tejada, oidor de la real audiencia. Y asimismo compré el pueblo de Ulizaba de Juan Coronel.

30. Item. Que mandado S. M. que a Juan de Sámano, alguacil mayor de México, y a Juan de Cuevas, escribano mayor de mina, se les trocasen los pueblos que tenían en encomienda, y se le diesen otros equivalentes, les dio a uno el pueblo de Cinacantepaque y al otro el pueblo de Cuytlavaca, que son mejores y de más renta que los que antes tenían.

31. Item. Que habiéndole S. M. cometido y encomendado el buen recaudo de su real hacienda, antes y al tiempo que el visitador vino a la tierra, andaban fuera del arca de las tres llaves de S.M. más de 170 ducados de oro de Castilla, y en la cobranza de ello no parece haber hecho lo que S. M. le manda por un capítulo de sus instrucciones.

32. Item. Que nombró por escribano de las cuentas que el Lic. Ceinos y Agustín Guerrero. contadores por él nombrados, por comisión de S. M. tomaban a los oficiales, a Antonio de Almaguer con 200 pesos de oro común de salario en cada año el cual los llevó todo el tiempo que los susodichos tomaron las cuentas, sin haber entendido ni residido en ellas.

33. Item. Que le sirven en su casa en el aparador y cocina y en otras cosas de su servicio cada día 120 indios, 60 de la parte de México y 60 de la parte de Santiago; y asimismo le sirven diez o doce indios en llevar el trigo a moler al molino cada día o al tercer día, y en esto le sirve México cinco días y Santiago otros cinco; y asimismo le dan cada día ochenta cargas de hierba de las grandes para los caballos, y diez y seis cargas de leña, y tres costalejos de carbón, y un manojo de ocote, esto le da México por veinte días y Santiago por otros veinte, y cuando sirve México dan los indios de Santiago cinco cargas de leña cada día para los españoles que posan en su casa. Asimismo le dan cada día diez cargas de agua de Chapultepeque, y del caño que viene a la ciudad otros treinta o cuarenta, todo lo cual dicho servicio le han dado y dan despues que vino a la tierra sin por ello pagarles cosa alguna.

34. Item. Que ha hecho navíos en el puerto de la Navidad, de la provincia de Colima, y en la obra de ellos han entendido muchos indios carpinteros y oficiales de los pueblos de Zapotlan, Mazamitla y Tuspa, que son del puerto cuarenta leguas y más, y, asimismo los indios maceguales de los pueblos de Amula y Cuzalapa y de otros pueblos de la comarca que están en cabeza de S. M. sirven en la obra de dicho navíos, y los ha ocupado en ello mucho tiempo.

35. Item. Que han entendido en enviar gente de guerra por mar y por tierra a descubrir nuevas tierras e islas, y se ha ocupado en ello, y por malos tratamientos que recibieron los indios naturales de la provincia de Jalisco de la gente que enviaba a dichas armadas y descubrimiento, espacialmente de los que envió a la tierra nueva de Cíbola. dichos indios se rebelaron y alzaron contra el servicio de S. M. y mataron españoles, legos y religiosos. y quemaron iglesias e hicieron otros daños.

36. Item. Que estando en la provincia de Jalisco y siendo y sabiendo que algunos pueblos y peñoles de dicha provincia estaban alzados, se vino de la ciudad de México sin poner remedio en el alzamiento, que fácilmente pudiera poner, de donde se siguió todo el daño que después vino, y tuvo necesidad de volver en persona a la pacificación de dicha provincia, donde murió mucha gente de una parte y otra.

37. Item. Que vuelto a dicha provincia y teniendo cercado el peñol de Nochitlan, antes que lo comenzase a combatir los dichos del peñol, le enviaron a decir que los perdonase que ellos se querían dar de paz, y no los quiso recibir ni tomar de paz y donde ha ciertos días los combatió, y en el combate mataron muchos indios de los alzados, y murieron doce o trece españoles, y salieron otros muchos heridos, y murieron algunos indios que con él iban, y estuvo a punto de perderse todo el ejército por no haber querido recibirlos de paz.

38. Item. Que después de haber tomado el peñol del Mizton, en su presencia y por su mano se mataron muchos indios de los que se tomaron del peñol, a unos poniéndolos en rengle y tirándoles con tiro de artillería que los hacían pedazos, y a otros aperreándolos con perros, y a otros entregándolos a negros para que los matasen, los cuales los mataban a cuchilladas, y a otros ahorcaron. Y asimismo en otras partes se aperrearon indios en su presencia.

39. Item. Que en el repartir entre la gente de guerra los esclavos que se hicieron en dicha guerra, no mandó guardar la igualdad que convenía, porque dio a unas personas más que a otras; y no vinieron todos los esclavos a partición, como fueron los indios que se tomaron en el peñol de Coyna, que los mandó dar a los indios amigos, y los que se tomaron en el Mizton, que se mataron, repartieron entre personas particulares, y para sí tomo 190 ó 200 esclavos de los de dicha guerra.

40. Item. Que habiendo dichos peñoles, y pacificada la tierra al tiempo que se volvía a la ciudad de México, dejó el hierro de S.M. a ciertas personas que quedaban en dicha provincia, para que pudiesen hacer y herrar esclavos, los cuales en su ausencia herraron muchos indios por esclavos, y muchos de ellos tomados y recogidos de los pueblos que estaban de paz.

41. Item. Que con la gente de guerra que fue al descubrimiento de la tierra nueva de Cíbola, permitió y consintió que fuesen mucha cantidad de indios naturales de esta Nueva España, dejándolos fuera de su naturaleza, y así murieron muchos de ellos en el bajo y muchos de los indios, por su mandado, fueron cargados con cargas del capitán y españoles que fueron a dicha guerra, y para servirles en el camino, sin por ello darles paga alguna, ni de comer.

42. Item. Que dio mandamientos firmados de su nombre para los caciques y principales de la tierra por donde pasaban la gente que envió a sus armadas y descubrimientos, en que les mandaba que diesen tamemes y comida y lo necesario sin por ello llevarles cosa alguna, y así los indios lo cumplieron e hicieron, y dieron de comer a la gente de guerra como iban pasando por sus pueblos, y le llevaban las cargas hasta otro pueblo, y aquel pueblo las llevaba a otro, por esta orden fueron en camino.

43. Item. Que dio al Lic. Tejada, caballerías de tierra, en término de oidor de la real audiencia, ciertas Chalco, siendo tierras de indios, teniendo en ellas sus casas, sementeras y heredades, de cuya causa dichos indios no tributan a S.M. Y asimismo, le dio otro pedazo de tierra en el pueblo de Ascapucalco, siendo de los indios del pueblo, donde tenían algunas sementeras.

44. Item. Que siéndole pedido por parte del cabildo y regimiento de la gobernación de México, que mandase poner remedio en el perjuicio y daño que traía a la ciudad, y república de ella, cierta acequia de agua que el Lic. Tejada hacía para traer agua desde el río de Tacuba a su heredad y molino, y mostrándole el perjuicio no le proveyó ni remedió, antes consintió que se hiciese y acabase la acequia.

De todos los cuales cargos y susocontenidos el visitador le mandó dar traslado, y que responda de ellos dentro de doce días primeros siguientes, y que concluya, y que con lo que dijere o no había y hubo el pleito por concluso pasado dicho término.

El Lic. Tello Sandoval

El 21 de junio de 1546, estando en el acuerdo, se dieron dichos cargos al señor virrey en su mano firmados del señor visitador y refrendados de mí el escribano. Y yo, dicho escribano, se los notifiqué, estando presentes el Lic. Tejada y Santillán, oidores de la real audiencia, y Antonio de Turcios, secretario de ella.

Fuente: Los Virreyes españoles en América durante el gobierno de la casa de Austria: México, edición de Lewis Hanke con la colaboración de Celso Rodriguez, Biblioteca de autores españoles, Atlas, Madrid, 1976-1978, 5 volúmenes, volumen 1, 1976, pp. 110-120