Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

      1590-1599

      1580-1589

      1570-1579

      1560-1569

      1550-1559

      1540-1549

      1530-1539

      1520-1529

          1529

          1528

          1527

          1526

          1525

          1524

          1523

          1522

          1521

          1520

      1510-1519

      1500-1509

  Siglo XV

Siglo XVI > 1520-1529 > 1529

Real cédula nombrando caballeros e hidalgos a los que, con Francisco Pizarro, conquistaron y poblaron Túmbez, en razón a sus servicios.
Barcelona, 26 de julio, 1529.

El Rey

Por cuanto a Nos ha sido hecha relación y somos informados que el capitán Francisco Pizarro con deseo de nos servir, con ayuda de algunos amigos y compañeros suyos, hizo cierta armada para descubrir, conquistar y poblar la ciudad de Túmbez y las tierras y provincias a ella comarcanas, que son a la parte del levante de la mar del Sur de la tierra firme llamada Castilla del Oro.

El cual fue a hacer, e hizo, el dicho viaje, y fueron en su compañía Bartolome Ruiz, piloto, y Cristóbal de Peralta y Pedro de Gandía, Domingo de Soraluce, Nicolás de Ribera, Francisco de Cuéllar y Alonso de Molina, Antón de Carrión y Alonso Briceño y Martín de Paz y Juan de la Torre. Los cuales en el dicho viaje han pasado muchos trabajos y necesidades y nos han servido en él con sus personas y haciendas.

Y nos fue suplicado y pedido, por merced, que en remuneración de lo susodicho y de lo que nos desean servir y poblar y permanecer en la dicha tierra, les mandásemos hacer merced que a los que de ellos son hidalgos los armásemos caballeros, y a los que son ciudadanos pecheros les hiciésemos hidalgos, para que en aquellas partes gozasen de las honras, gracias, libertades, preeminencias, exenciones, prerrogativas e inmunidades y las otras cosas que gozan y son guardadas a los hijosdalgo y caballeros armados de estos nuestros reinos, o como la nuestra merced fuese.

Y Nos, acatando lo susodicho, y por los honrar y porque con más voluntad nos sirvan de aquí en adelante, es nuestra merced y voluntad de hacerles merced, como por la presente se la hacemos, que a los que de los susodichos son hidalgos sean caballeros armados y gocen en aquellas partes de las preeminencias y libertades y otras cosas de que en estos reinos gozan los caballeros armados de ellos.

Y a los que son ciudadanos pecheros, que sean hidalgos de solar conocido, y gocen de las libertades y exenciones y preeminencias y otras cosas de que gozan, y deben gozar, los hijosdalgo de solar conocido de estos nuestros reinos, así mismo en aquellas partes.

Y mandamos a los nuestros gobernadores y otras justicias de ellas que guarden y cumplan, y hagan guardar y cumplir, esta nuestra carta y lo que en ella contenido, en todo y por todo, según y como en ella se contiene, so pena de la nuestra merced y de diez mil maravedís para la nuestra cámara a cada uno de lo que contrario hiciere.

Y si los susodichos quisieren nuestra carta de privilegio de lo en ella contenido, mandamos que le sea dada, tan fuerte y bastante y con los vínculos y firmezas que sean menester, sin les descontar diezmo ni chancillería que Nos hayamos de haber según la ordenanza, por cuanto de lo que en ella monta, así mismo les hacemos merced.

AGI, Lima 565, lib. I, fol. 34. Inserta en Encinas, t. II, p. 11 y publicada en CODOIN Ultramar, t. IX, pp. 420-422, 1895.

Fuente:

Francisco de Solano. Cedulario de tierras. Compilación. Legislación agraria colonial (1497-1820). Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición: 1984. Segunda edición: 1991. México.

http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=387