Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

      1590-1599

      1580-1589

      1570-1579

      1560-1569

      1550-1559

      1540-1549

      1530-1539

      1520-1529

      1510-1519

          1519

          1518

          1516

          1514

          1513

          1512

          1511

      1500-1509

  Siglo XV

Siglo XVI > 1510-1519 > 1518

Instrucción a Fray Bartolome de las Casas activando la promoción de la emigración de labradores a las indias.
Zaragoza, 10 de septiembre, 1518.

Despacho que se hizo para los labradores y gente de trabajo que han de pasar a las Indias y se entregó al padre Casas

La orden que Sus Altezas mandan que vos, el padre fray Bartolomé de Las Casas tengáis para lo de la provisión que mandan hacer en llevar labradores y gente de trabajo a las Indias, y lo que habéis de decir es lo siguiente:

Primeramente habéis de ir por todas las ciudades, villas y lugares de estos reinos y señoríos que os pareciere, y luego que lleguéis a cada pueblo habéis de presentar las provisiones que lleváis de Sus Altezas a los corregidores o alcaldes de la ciudad, villa o lugar donde os acercáseis. Y haced que en las iglesias, los curas y predicadores digan y manifiesten a todos lo contenido en esta Instrucción y en las dicha provisiones. Y asimismo las justicias lo hagan pregonar: y habéis de entender a todos la bondad y fertilidad de la isla Española, y San Juan, y Cuba, y Jamaica, y la gran anchura que hay de tierras para labrar en ellas. Y como allende de la gran cantidad de oro que hay en ellas o se coge, la tierra es muy fértil y aparejada para labranzas de pan y vino y otros mantenimientos, y para hacer otras granjerías, así de las que se hacen acá en estos reinos, como azúcar y cañafístola, arroz, pimienta, pastel, seda, algodón, y otras muchas que para ello hay abundancia de mucha tierra.

Así mismo les habéis de decir los buenos temporales que en las dichas islas hacen continuamente, que en ellas no se conoce cuándo es invierno, porque nunca hace frío, ni tampoco en verano hacen calores demasiados, antes continuamente está la tierra muy templada, de manera que todo el año pueden trabajar y hacer sus haciendas sin ningún impedimiento de frío, ni demasiado calor.

Item, dadles a entender y certificad cómo toda la tierra de las dichas Indias abunda de innumerables ganados de puercos y vacas y ovejas, y que todo el año están gruesas, porque es muy buena tierra para ellos. Y asimismo abunda de muchas aves y caza y pescados en gran cantidad y de diversas especies de ellos.

Así mismo habéis de darles a entender cómo todo el año hay hierba y está la tierra verde, y que lleva dos o tres veces un fruto en algunas, y que en cualquier tiempo del año que quieran sembrar cualquier cosa nace y grana todo; y se da muy bien, porque continuamente es buen temporal para sembrar y plantar todo lo que quisiere: y especialmente da fruto y grana el trigo y los garbanzos y habas y otras simientes; y las parras asimismo darán fruto y muy bueno. De todo lo cual se espera gran suma y cantidad de frutos.

Item, porque la principal causa porque muchos de los naturales de estos reinos no flan dejado de pasar a las dichas Indias, que lo habrían hecho, es por temor de la mar y de la mala navegación, les habréis de certificar si a la navegación de las dichas Indias es más cierta y segura que ninguna otra navegación; y los que la saben no tienen en más pasar a las dichas Indias que ir por tierra, por la mucha experiencia que los pilotos que hacen el dicho viaje tienen de él y porque la mar es la más segura y más sin peligro que ahora se sabe en el navegar y el mucho recaudo que en ello han mandado poner Sus Altezas. Y que asimismo está la tierra ya tan bien poblada y tan convertida en la complexión de los que allá han ido a poblar, que por maravilla hay ninguno que adolezca, y para esto hay muchos remedios de físicos y medicinas y 14 muy buenos mantenimientos.

Así mismo les habréis de decir que ninguno de los que aquellas partes han ido, tan abundosa y apacible, que hacen mucha ventaja a todas las que están pobladas estas partes sin volverse luego allá, porque en ellas se hallan mejor, lo cual se ha visto por experiencia en todos los que de aquellas tierras han venido.

Y demás de las dicha mercedes contenidas en las dichas provisiones, podéis certificar a todos, de parte de Su Alteza, que les hará todas las otras mercedes que buenamente hubieren lugar, y siempre lo mandarán mirar y favorecer como a sus vasallos y servidores.

Así mismo, porque Sus Altezas han sido informados que en muchas partes de estos reinos hay muchos mozos que podrían vivir con señores y en las dichas islas hay mucha falta de servidores, a estos tales habéis de atraer por las mejores maneras que pudiéreis, para que vayan a las Indias diciéndoles que allá harán muy buenos partidos, porque ordinariamente se da de soldada a cada uno 40 castellanos y más, a los cuales Sus Altezas mandan que se dé pasaje franco. Y que, entre tanto que toman en la tierra amos, gocen de todo lo que los dichos labradores gozaren, y que los curarán los médicos si cayeran malos.

Item, después que les hayáil dado a entender todo lo susodicho y lo demás que a este propósito convenga, y vos sabéis, les habéis de decir que habiendo consideración a lo susodicho, y porque Sus Altezas han sido informados que en todos estos reinos hay muchas personas de trabajo que viven necesitadamente; y muchos hay que las tierras en que trabajan y labran son arrendadas que pagan más de renta que sacan de ganancia y no alcanzan para sostenerse a sí y a sus mujeres e hijos sino con mucha pobreza y trabajo, queriendo Sus Altezas remediarlos y teniendo mucha voluntad de favorecer y hacer mercedes a sus súbditos y naturales, pues Dios les ha descubierto tierras y manera en que puedan ensancharse y para que trabajen y vivan sin la necesidad que ahora viven, y porque también las dichas Indias que son tan buena tierra se pueble y ennoblezca, y los indios naturales de ellas se conviertan a nuestra santa fe católica — que es el principal deseo e intención de Sus Altezas — han acordado de hacer mercedes y favorecer a todos los labradores, súbditos y naturales, que a las dichas Indias' quisieren ir con sus mujeres e hijos y todos los otros, y asimismo solteros: y las que se presente se hacen son las contenidas en las provisiones que lleváis.

Así mismo habéis de tener cuidado y cargo de escribir a los oficiales de Sevilla las cosas que viéreis para esta negociación, así para que tengan navíos prestos como para que provean y tengan plantas y legumbres, y rejas y azadas y otras cosas que fueren menester para el pasaje de los dichos labradores, haciéndoles saber en qué cantidad y número van para que conforme a ello lo provean.

AGI. Publicado en CODOIN Ultramar, t. IX. doc. 21. pp. 83.88.

Fuente:

Francisco de Solano. Cedulario de tierras. Compilación. Legislación agraria colonial (1497-1820). Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición: 1984. Segunda edición: 1991. México.

http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=387