Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

      1590-1599

      1580-1589

      1570-1579

      1560-1569

      1550-1559

      1540-1549

      1530-1539

      1520-1529

      1510-1519

      1500-1509

          1509

          1508

          1507

          1506

          1505

          1504

          1503

          1502

          1501

          1500

  Siglo XV

Siglo XVI > 1500-1509 > 1508

Real cédula al gobernador de las Indias, Nicolás de Ovando, para que se devuelvan a cierto vecino de Santo Domingo solares y tierras, aun cuando no haya cumplido la exigencia de cinco años de vecindad en dicha villa.
Burgos, 19 de febrero, 1508.

El Rey

Don Frey Nicolás de Ovando, comendador mayor de la Orden de Calatrava y gobernador que sois de las Indias e islas y tierra firme del mar océano, y a vos, los alcaldes y regidores y oficiales y hombres buenos del Concejo de la villa del Puerto de Santo Domingo

Por parte de Gonzalo de Corvera, vecino de la dicha villa, me fue hecha relación que él tenía en esa dicha villa un solar y una caballería de tierra, que es en la boca de la ribera del río de ahí mismo, que hubo por repartimiento, como otros vecinos de la dicha villa, el cual le fue dado y repartido por el gobernador Bobadilla. Y según ordenanza y constitución de la dicha isla, las personas que se avecinan han de estar y residir cinco años continuos para quedar con el señorío perpetuo de la dicha vecindad, de la cual vecindad dice que sirvió y residió tres años, poco más o menos. Y que él se vino a Castilla por causa de cierta enfermedad que tavo, dice que con licencia de vos, el dicho gobernador, y se ha estado hasta ahora en Castilla sin volver a residir la dicha vecindad. Y que en el dicho solar y caballería de tierra que le dieron había 7 labrado, sembrado y hecho casa, la cual dicha casa y heredad él dice que dejó a un su compañero que le administrase por él. Y que ahora vos, el dicho Concejo, habéis dado a otras personas, diciendo que lo ha perdido por no haber residido los cinco años. Por ende me suplicaba y pedía por merced que por cuanto él fue en ganar y conquistar la dicha isla, y estuvo sirviéndome ocho años en ella hasta que fue pacífica, en lo cual dice que ha gastado, y gastó, mucha de su hacienda, y que en satisfacción de ello no le fue hecha otra merced, sino solamente el dicho solar y caballería de tierra, y que si así pasase recibiría mucho agravio y daño y perjuicio; que me suplicaba le hiciese nuevamente merced de la dicha caballería de tierra en satisfacción de lo mucho que me ha servido y espera servir. Y yo túvelo por bien.

Por ende, os mando a vos, el dicho gobernador y concejo y alcaldes y regidores y oficiales y hombres buenos de esa dicha villa de Santo Domingo que dejéis libre desembargadamente al dicho Gonzalo de Corvera el dicho solar y caballería de tierra que él así tenía en esa dicha villa, según y como él lo tenía al tiempo que él se vino a Castilla, sin embargo que no haya residido los dichos cinco años, para que de ello haga su voluntad: porque, por la presente, Yo le hago merced de ello para que la haga de cosa suya. Y si alguna persona o personas tenéis dado o repartido el dicho solar y caballería de tierra, mando que lo dejen libre y desembargado al dicho Gonzalo de Corvera, y que les repartáis otro tanto en otra parte donde no tenga persona alguna repartimiento. Lo cual os mando que hagáis y cumpláis sin excusa ni dilación alguna.

En Fray Vicente Rubio. Datos para la historia de los orígenes de Santo Domingo, Santo Domingo, Fundación García-Arévalo. 1978, pp. 45-46.

Fuente:

Francisco de Solano. Cedulario de tierras. Compilación. Legislación agraria colonial (1497-1820). Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición: 1984. Segunda edición: 1991. México.

http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=387