Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

      1490-1499

          1499

          1498

          1497

          1496

          1495

          1494

          1493

          1492

      1470-1479

      1450-1459

Siglo XV > 1490-1499 > 1492

El descubrimiento del Nuevo Mundo. Fragmento del Diario de Cristóbal Colón, de fray Bartolomé de Las Casas.
11-12 de octubre de 1492.

Jueves, 11 de otubre:

Navegó al Güesudueste. Tuvieron mucha mar, más que en todo el viaje avían tenido. Vieron pardelas y un junco verde junto a la nao. Vieron los de la caravela Pinta una caña y un palo, y tomaron otro palillo labrado a lo que parecía con hierro, y un pedaço de caña y otra yerva que naçe en tierra y una tablilla (...) Con estas señales respiraron y alegráronse todos (...) Y porque la caravela Pinta era más velera e iva delante del Almirante, halló tierra y hizo las señas qu'el Almirante avía mandado.

Esta tierra vido primero un marinero que se dezía Rodrigo de Triana, puesto que el Almirante, a las diez de la noche, estando en el castillo de popa, vido lumbre; aunque fue cosa tan çerrada que no quiso affirmar que fuese tierra, pero llamó a Pero Gutiérrez repostero d'estrados del rey e díxole que pareçía lumbre, que mirasse él, y así lo hizo, y vídola (...).

Después qu'el Almirante lo dixo, se vido una vez o dos, y era como una candelilla de cera que se alçaba y levantava, lo cual a pocos pareçiera ser indiçio de tierra; pero el Almirante tuvo por cierto estar junto a la tierra.

Por lo cual, cuando dixeron la Salve, que la acostumbran dezir e cantar a su manera todos los marineros y se hallan todos, rogó y amonestolos el Almirante que hiziesen buena guarda al castillo de proa, y mirasen bien por la tierra, y que al que le dixese primero que vía tierra le daría luego un jubón de seda, sin las otras mercedes que los reyes avían prometido, que eran diez mill maravedís de juro a quien primero la viese.

A las dos oras después de media noche pareçió la tierra, de la cual estarían a dos leguas. Amainaron todas las velas, y quedaron con el treo que es la vela grande, sin bonetas, y pusiéronse a la corda, temporizando hasta el día viernes que llegaron a una isleta de los lucayos, que se llamava en lengua de indios Guanahaní.

Luego vieron gente desnuda, y el Almirante salió a tierra en la barca armada y Martín Alonso Pinçón y Viceinte Anes, su hermano, que era capitán de la Niña. Sacó el Almirante la vandera real y los capitanes con dos vanderas de la Cruz Verde, que llevava el Almirante en todos los navíos por seña, con una 'F' y una 'I', ençima de cada letra su corona, una de un cabo de la ... y otra de otro.

Puestos en tierra vieron árboles muy verdes y aguas muchas y frutas de diversas maneras. El Almirante llamó a los dos capitanes y a los demás que saltaron en tierra, y a Rodrigo d'Escobedo escrivano de toda el armada, y a Rodrigo Sánches de Segovia, y dixo que le diesen por fe y testimonio cómo él por ante todos tomava, como de hecho tomó, possessión de la dicha isla por el rey e por la reina sus señores, haziendo las protestaçiones que se requerían, como más largo se contiene en los testimonios que allí se hizieron por escripto.

Fuente:

http://www.cervantesvirtual.com/historia/colon/doc03.shtml